Un triunfo justo para seguir arriba

En Villa Crespo, Atlanta derrotó a Guillermo Brown de Puerto Madryn por 2 a 1, tras un primer tiempo en el que dominó y definió el partido a su favor. Walter Mazzanti fue la figura de la cancha, con participación en ambos goles bohemios. Acompañó muy bien todo el equipo, pero especialmente Jorge Valdez Chamorro y Leonardo Flores. Mientras, Estudiantes de Caseros es noticia por sus 6 triunfos consecutivos desde el comienzo del torneo.

 

Por Carlos Stortz / Fotos de Federico Imas

 

Orfila debió realizar dos cambios obligados: el ingreso de Caro Torres y Ochoa Giménez por Coronel y Trinidad, lesionados. Pero además, decidió el ingreso de Flores por Molina para marcar la punta derecha, y el de Valdez Chamorro por Talpone para quedarse por delante del 4. Y el comienzo fue parejo. Atlanta generaba lo mejor del juego cuando se juntaban Flores, Valdez Chamorro y Mazzanti por derecha. Del otro lado, intentaba lo mismo con los dos Ochoa y Pedrozo, pero le resultaba más complicado.

Brown de Madryn antepuso un juego prolijo, con un 4-4-2 claro, en el que sobresalía la figura del volante por izquierda, Emmanuel Moreno. Pero a los dos les costaba llegar. La primera situación de gol se dio en un corner a favor de la visita, en 10’ en la que Herner cabeceó y Rago pudo contener abajo.

Cada ataque de Mazzanti daba lugar a la ilusión. En 18’ ejecutó un centro perfecto que paró Pedrozo, pero el misionero no se pudo acomodar bien y le pegó con poca fuerza, abajo, donde contuvo Taborda. En 23’ Pedrozo se volvió a acomodar tras recibir del incansable Mazzanti. Esta vez su derechazo se fue alto. Un minuto después llegó el pelotazo de Valdez Chamorro para Mazzanti que ingresó al área perseguido por Ruiz Díaz, quien pareció tocarlo para evitar la conquista. El árbitro hizo caso omiso ante la queja de Mazzanti.

Pero lo de Mazzanti era continuo. En 28’ una nueva combinación con Flores le permitió poner un centro pasado, que el arquero Taborda intentó rechazar saliendo. Ochoa Giménez pudo tomarla y rematar. Rebote, y nuevamente Ochoa Giménez que la hace rebotar. Pero la toma Pedrozo en el punto del penal y su derechazo alto se convierte en el primer gol del partido.

Atlanta parecía tomar el control del resultado, pero le duró muy poco. Enseguida, pelota que pierde en media cancha, Bonetto que escapa por la punta derecha y mete un centro bajo; Rago se tira para sacar, y Caro Torres se la lleva por delante ante la carga de Acosta para que ingrese al segundo palo y se transforme en empate transitorio.

El endiablado Mazzanti no dejaría que el resultado fuera ese. Volvió a escapar por derecha en 37’ y puso un centro corto; mientras López llegaba junto a Lugarzo, el veterano Diego Herner metió la pelota dentro de su valla, en el primer palo. Atlanta volvía a ponerse en ventaja, y era justo. En la etapa quedaba una más, de Bonetto que quedó solo ante Rago, pero el arquero se lució tapándole el gol. Lo de Atlanta había sido bueno en la exploración ofensiva por derecha, y también había sido firme en su zaga. Brown había jugado prolijamente y mostraba las virtudes de Moreno, pero no mucho más que eso.

En solo 30 segundos de la segunda etapa, Atlanta pudo definirlo cuando López la puso al pique de Mazzanti quien desde la izquierda enfrentó al arquero, pero éste tapó, y volvió a tapar el rebote al propio Luis López. Pero poco a poco, Atlanta fue cediendo la pelota a su rival, intentando pararse de contragolpe. Ya Mazzanti y Valdez Chamorro no podían con la facilidad de la primera etapa, y es así que Atlanta se dedicó más a evitar que le llegaran que a intentar llegar.

En 9’ Rago debió esforzarse para tapar la entrada de Moreno. En 19’ Acosta recibió solo, pero remató desviado. La más clara de Atlanta llegó a los 24’ con un muy buen tiro libre de Valdez Chamorro, que el arquero Taborda salvó arrojándose al piso. En 27’ Rago contuvo en el primer palo un remate de Méndez.

Llegó el momento de los cambios: Marinucci y Talpone reemplazaron a las figuras bohemias, Mazzanti y Valdez Chamorro. Atlanta seguía teniendo dificultades para recuperar la pelota, que era manejada por los volantes visitantes. Sin embargo, el equipo de Chubut tuvo poco ingenio en los metros finales para acercarse con peligro.

Eso no obsta que a Atlanta se lo pudieron haber empatado en alguna de las ocasiones. Por ejemplo, en 41’ con un cabezazo de Herner tras un corner. No hubiera sido justo. Atlanta fue superior, la mayoría de sus jugadores se han adaptado a la división y han mostrado buenos rendimientos. Mazzanti cumplió su mejor partido desde que  llegó a Atlanta.

 

Atlanta (2): Rago; Flores, Caro Torres, Tecilla y A. Ochoa; Valdez Chamorro (ST 29’ Talpone), Previtali y Ochoa Giménez (ST 43’ De Ciancio); Mazzanti (ST 29’ Marinucci), Luis López y Pedrozo. DT: Alejandro Orfila. No ingresaron: Ferrero, M.Molina, Oyola y Astina.

 G.Brown (Puerto Madryn) (1): Taborda; L.Sánchez, Herner, Lugarzo y Ruiz Díaz; Bonetto (ST 33’ Avila), C.García, Soloa (ST 18’ Méndez) y E.Moreno; J.Martínez y Acosta. DT: Marcelo Broggi. No ingresaron: Agüero, M.Ramírez, Vera, Lobo y Muga.

Goles: PT 28’ Pedrozo (Atl), 29’ Caro Torres en contra (GBM), 37’ Herner en contra (Atl)

Amonestados: Flores y Pedrozo (Atl). Lugarzo, Acosta y Bonetto (GBM).

Juez: Andrés Gariano.

Cancha: Atlanta.