Los escudos de la historia

Por primera vez, el grupo de socios que conforman Atlanta Historia investigó el escudo del club. El arduo y meticuloso trabajo de recopilación y de comparación permite que socios e hinchas conozcan cómo evolucionó el escudo con nuestros colores. (*)

Los elementos que brindan identidad a socios e hinchas de un club son los colores de la institución y símbolos como el escudo. Si agregamos la camiseta y el himno, ya tenemos los pilares que conforman nuestro sentido de pertenencia.

El grupo de socios que conforma Atlanta Historia tomó el escudo como objeto de investigación y estudió su evolución a lo largo de la historia de Atlanta.

Los criterios adoptados para definir qué escudos se incluyeron en este relevamiento se vinculan con su presencia en documentación oficial de la institución, esto es, sellos, hojas membretadas, carnets y Memorias y Balances. También comprende los utilizados en la indumentaria de los equipos de fútbol, banderines y revistas oficiales.

En los primeros veinte años de historia se usaron sellos que se caracterizaron por la presencia de flores, filetes, borlas y laureles. En el primer sello que se conoce, que data de 1906, figuran el nombre del club en inglés y su fecha de fundación.

En la década del 30 aparecieron las franjas verticales en el escudo. Aunque el estatuto indica que los colores de la camiseta debían ser el azul y el oro, la historia muestra que también se utilizaron otros tonos de amarillo.

Más tarde se introdujo en el escudo una banda en diagonal, de abajo hacia arriba, partiendo desde el borde izquierdo, en la que se incorporó alternadamente el nombre (“Atlanta”) y las siglas (“C.A.A.”) durante los siguientes cincuenta años. Finalmente, quedó solo el “Atlanta” en la banda cruzada, lo cual se mantuvo hasta la actualidad.

Respecto de la disposición de las franjas verticales, durante cinco décadas no existió una continuidad: primaron mitad azules y mitad amarillas, pero alternando el orden; más raramente hubo una sola franja central.

Durante la mayor parte de la historia los escudos se confeccionaron con sellos de goma o se acuñaron en piezas de madera o de metal para imprimir la documentación oficial. Recientemente se comenzó con su digitalización, para lo cual se tornó necesario diseñar un original. La mayoría de las veces la definición del diseño fue encomendada a algún dirigente de turno, pero la ausencia de parámetros oficiales en la materia dio origen a diversas versiones.

En los últimos 35 años no sufrió cambios significativos. Se han mantenido los colores y la forma, con tres franjas amarillas (una es la central) y cuatro azules, además de la banda cruzada, con el nombre “Atlanta” en mayúsculas.

En el año del centenario surgieron dos escudos alegóricos. Uno tomó filetes y flores del primer sello de la historia, y fue empleado en hojas y sobres oficiales, carnets y hasta en productos que se comercializaron en esa difícil época. El otro adoptó borlas del segundo sello y se aplicó a una camiseta de fútbol conmemorativa, muy poco utilizada.

La modificación más reciente fue la incorporación de una estrella por la obtención en 1960 de la Copa Suecia, único título oficial de Primera División en la historia.

Hoy se utiliza el mismo escudo en todas las aplicaciones institucionales, desde la web y la documentación, hasta los productos y la indumentaria.

La historia también nos ha deparado escudos alegóricos, diseñados para conmemoraciones especiales o simplemente para transmitir un mensaje particular.

En el 2004, con motivos del centenario del club, se diseñaron dos escudos para distintas aplicaciones y a partir de ese momento se convirtió en una suerte de tradición. Con la profesionalización de la Secretaría de Prensa y Marketing, en la actualidad suelen lanzarse campañas de presentación de las camisetas de fútbol, acompañadas por estos símbolos y con distintos nombres, como “Pugliese”, “Arte urbano”, “Atlanta une”, “Atlanta es distinto”.

Los orígenes

Atlanta fue fundado el 12 de octubre de 1904.

Eran años en que se consolidaba el proceso de masificación del fútbol, a partir de que dejó de estar circunscripto a los círculos de la colectividad y los colegios británicos. Sin embargo, todavía la mayoría de los clubes que nacían adoptaban luego del nombre propiamente dicho el aditamento en inglés: Athletic Club o Football Club.

La persistencia de la influencia británica queda evidenciada por el hecho de que hasta 1905 las actas de las reuniones del comité ejecutivo de la Argentine Football Association (antecesora de la actual AFA) se tomaban en idioma inglés.

Por ello, no debe extrañar que en la denominación original de Atlanta se percibiera la injerencia británica, a través del “Athletic Club”, según el primer sello que conocemos, de mediados de 1906.

El nombre del sello trae aparejada una contradicción, ya que durante 1904 y 1905 el diario “La Argentina” mencionaba al club como Atlanta F.C., por “Football Club”. Ese medio era el que brindaba cobertura al fútbol no oficial y las informaciones publicadas eran sobre la base de las gacetillas y notas que le acercaban a la redacción los clubes. Justamente en 1906, el año del primer sello, Atlanta se afilió a la AFA.

El primer sello oficial

Desde sus inicios el club se valió de simbología para identificar la documentación oficial. Antes de la existencia del escudo, el club utilizó sellos. El primero, como ya señalamos, data de 1906 y se puede ver en la portada del libro de actas de reuniones de la Comisión Directiva desde el 3 de agosto de ese año.

En el sello se lee “Atlanta Atletic Club”, con un error ya que falta la letra hache luego de la primera te.

Las siglas J.J.E. manuscritas en la portada del libro de actas corresponden a Juan José Enrich, uno de los fundadores del club y que luego sería presidente. J.J.E. escribió “libro de actas”. Joyero de profesión, es muy probable que haya sido el encargado de diseñar ese sello.

En las actas de reuniones de Comisión Directiva entre 1906 y 1908 no hay ninguna mención al escudo. Solo aparece el agradecimiento a un socio que donó una bandera con los colores de la institución y a un himno, que no es la marcha que conocemos actualmente, ya que esta fue adoptada como oficial a principios de los años cuarenta.

En esta época y por muchos años, la incorporación de escudos que acompañaban los escritos no era una tarea sencilla ni económica; por lo general se dibujaban a mano y luego se reproducían. Muchas veces los escudos quedaban al criterio, ojo y mano de quien se animara a la tarea de dibujarlos. Por ello, a lo largo de la historia encontramos muchas variantes.

El segundo sello oficial

En una nota del Club Atlético Atlanta, fechada en 1921, firmada por el secretario del club, Luis Bianchi, y elevada a la Asociación Amateurs de Football, se puede ver el segundo sello oficial. El texto informaba a la entidad a la que se hallaba afiliada el club que su presidente es Nicolás Corbellini, cuyo nombre lleva la cabecera oeste del actual estadio.

Este sello toma el motivo de las medallas entregadas a los participantes del torneo atlético organizado en 1910 por Atlanta a raíz del sexto aniversario de su fundación y que se llevó a cabo en las instalaciones de Ferro. 

Aparición de los escudos

En el año 1932, como parte de los trámites para obtener la personería jurídica del club, la que sería otorgada a mediados de 1933, se debió presentar el acta de fundación. En ella se inserta “Club Atlético Atlanta”, como habíamos visto en el sello de 1921, pero la ausencia del aditamento inglés luego del nombre, ya sea Athletic Club o Football Club, indicaría que no era el acta original sino una redactada para la gestión de la personería.

Al año siguiente, en 1933, tuvo lugar la primera aparición del escudo con bastones verticales, similar al que conocemos, en una camiseta blanca del primer equipo de fútbol.

En la imagen están parados: Sosa Largo, Mapelli, Garcette, Munt, M. Rodríguez y Perrupato. Agachados: D. Álvarez, Moyano, Ortega, Luna y J. Ramírez. Se trata del equipo que derrotó en Villa Crespo 2 a 1 a Gimnasia La Plata, frenando la brillante campaña que estaba desarrollando el Expreso, tal como se le llamó a aquel equipo del Lobo platense.

Este escudo marcó un hito y la historia mostró que ha inspirado a las generaciones siguientes. A pesar de las modificaciones que se sucederían a lo largo de la historia, definió la forma y disposición de los elementos que lo compondrían por casi un siglo.

Al margen del análisis que puedan hacer expertos en heráldica, la disciplina que estudia el significado de los escudos de armas, se observa un escudo en forma de corazón, con tres puntas arriba, la del medio más alta que las otras dos, probablemente inspirado en escudos de clubes ingleses de aquella época. Un detalle no menor, y que variaría mucho en el tiempo, es la disposición de los bastones. En este caso, mitad y mitad, con el azul a la derecha.

 

Dos carnets de la época, del tipo “librito” incluyen el escudo de 1933. En color marrón para vitalicio y azul para socio activo.

En el campeonato de 1934, la Liga Argentina de Football decidió la fusión de Atlanta con Argentinos Juniors.

En esa accidentada temporada se utilizaron dos camisetas rojas. Una no tenía escudo y lucía una “V” azul y amarillo en el pecho. La otra tenía cuello con una solapa azul, la otra amarillo y el escudo de Atlanta bordado; esta última era la oficial, ya que sus características estaban incluidas en los estatutos de la fusión, que sólo duró hasta fines de septiembre, cuando Atlanta fue desafiliado y Argentinos Juniors terminó de disputar el torneo solo. En la foto, la segunda de las camisetas, utilizada en el partido que la fusión perdió como local 6 a 1 con San Lorenzo.

Una modificación con respecto al escudo que se venía utilizando tiene que ver con la forma, más estilizada, y en esta versión, un bastón azul ocupaba el centro del escudo.

Escudo con el nombre

En 1936, la cubierta de la Memoria y Balance del club incluyó un escudo con denominación “Atlanta” en diagonal por primera vez en una documentación oficial, aunque se estima que ya venía usándose. Prueba de ello es una nota del año anterior publicada en la revista “Caras y Caretas” sobre los apodos de los clubes de fútbol, con un escudo similar.

En 1937 apareció un escudo en el buzo de un auxiliar del equipo que fue goleado 4 a 0 por River Plate, en el viejo estadio millonario de Alvear y Tagle.

Esta versión tiene algunas particularidades: la denominación en siglas, sin puntos; las franjas verticales no continuas; los tres picos superiores, a la misma altura. Con algunas modificaciones, se volvería a utilizar 30 años después.

Una fotografía de 1939 muestra a los jugadores de Atlanta llevando el cuerpo embalsamado de la mascota “Napoleón” a un desfile en la cancha de River. Un integrante del cuerpo técnico de ese año luce un escudo en su buzo.

En 1941, el club publicó su Memoria y Balance, en la que apareció un nuevo escudo. La denominación que se utilizó en la banda en diagonal: “C. A. ATLANTA”; contaba con un bastón central de color azul y continuaron los tres picos superiores a la misma altura.

Este escudo fue también aplicado en colores en la tapa del carnet “librito” de socio honorario.

En 1944, otra Memoria y Balance muestra un escudo sin denominación y continuando con los tres picos superiores iguales. Este mismo escudo se repitió en los años 1945, 1946 y 1947.

Durante los años 1948, 1949 y 1950, Atlanta sufrió una intervención y por ende no hay registros. El escudo volvió a aparecer en las Memorias y Balances de los años 1951 y 1952.

En el año 1956, Atlanta organizaba bailes juveniles. En la tarjeta de invitación a uno de ellos en la sede social del club, se observa el escudo oficial, el mismo de 1944.

Además del escudo de las tarjetas de invitación a los bailes del club, hubo un segundo incluido en un banderín, con motivo del logro del campeonato de Primera B y el ascenso a Primera División. Además, venía con los apellidos de los futbolistas que integraron aquel recordado plantel.

El 5 de junio de 1960 se inauguró el actual estadio. En la tarjeta de invitación se observa un escudo y el programa de festejos por desarrollarse desde la mañana de ese día y que culminaría con fuegos artificiales luego de la disputa del partido ante Argentinos Juniors.

La característica principal es que utiliza el primer escudo, de 1933, pero espejado.

Los años 60 fueron una época en la que abundaron los banderines conmemorativos, como el del 60º aniversario, en 1964. Allí se observa el primer escudo, de 1933, al que se le sumaron el nombre y un borde más ancho. Alrededor del escudo, laureles, el año y el aniversario en color rojo.

En 1966 y 1967 se encontraron dos escudos. Uno en la Memoria y Balance de 1966 y una revista oficial llamada “Mundo de Atlanta”. Aunque un poco deformado, mantuvo los elementos característicos y volvió a incorporar, como en 1937, las siglas del club.

El segundo escudo no incluye el nombre y también se inspira en la década del 30, específicamente en el primero que apareció en 1933. En ambos escudos, aunque no coincide el orden, la disposición de los bastones centrales son mitad azul y mitad amarillo.

El escudo, otra vez en la camiseta

En varios partidos de 1977 y 1978 se utilizó una camiseta blanca con un gran escudo azul y amarillo en el pecho, con la leyenda “Atlanta”. Años después esa aplicación sería repetida. Aunque en el Nacional 1976 también hubo una camiseta blanca con escudo pero sin la leyenda.

En 1979, con motivo de la celebración del 75° aniversario, el club editó una gran revista. En sus primeras páginas se observa el escudo oficial por aquellos años. El mismo que se ve en la tapa de la revista “Programa de Fútbol” (publicación no oficial) del año 1981.

Recién en 1984 la camiseta volvió a lucir un escudo, aunque monocromático, sin el nombre y un poco deformado. La empresa Topper lo incorporó en las camisetas de piqué que se emplearon hasta 1986.

Una curiosidad es que el escudo no estaba sobre el corazón, algo habitual en las camisetas de fútbol.

En 1988 la empresa Adidas repite un diseño de diez años atrás con un gran escudo en el frente de una camiseta blanca que se utilizó solo en un partido, ante Deportivo Laferrere.

En 1990 la misma Adidas comenzó a aplicar un escudo monocromático sobre el corazón, primero sin incluir el nombre. También se continuó el diseño de escudo en el pecho del año anterior, pero ahora sobre camiseta amarilla con vivos azules.

En 1991, luego de la quiebra judicial de Atlanta, se formó la Comisión de Apoyo, integrada por socios que llevaron a cabo una denodada lucha para que el club continuara existiendo. Un carnet de un colaborador, escrito sobre un carnet de socio de aquella época, muestra el escudo.

En 1994, una vez que se hubo levantada la quiebra, apareció en hojas membretadas un escudo dibujado a mano. Como en Atlanta nunca sobró nada, estas hojas se utilizarían hasta 1996.

En 1995, la empresa Adidas borda sobre el corazón de la camiseta un escudo que conseguirá el ascenso y marcará una época.

El siglo XXI y el escudo

En el año 2000 el club utilizó unas hojas membretadas que contaban con un escudo en el que se ve una franja ancha central.

En el 2004 surgieron dos escudos conmemorativos del centenario de la institución. Uno fue diseñado y registrado por el socio Alejandro Dominguez, quien lo cedió al club. Tomó filetes y flores del primer sello de la historia. Este escudo se utilizó en hojas membretadas, sobres, carnets y hasta en souvenirs que se comercializaron.

El otro, diseñado por la empresa Sport 2000, tomó borlas del segundo sello utilizado en la historia y se aplicó a una camiseta de fútbol conmemorativa que se utilizó muy poco.

Durante las últimas dos décadas, en muchas oportunidades y dependiendo del proveedor de indumentaria de turno y del directivo que encabezara la negociación, existieron versiones en camisetas oficiales que diferían del escudo oficial. En muchas oportunidades aparecieron escudos ensanchados, con el nombre en color blanco o con algún contorno faltante.

Casi como una constante en la historia del club, durante varios años convivieron simultáneamente escudos oficiales con diferencias imperceptibles.

En el año 2009, en el sitio web oficial del club: www.caatlanta.com.ar se empleaba un escudo y en el resto de la documentación oficial e indumentaria se utilizaba otro, que es el que conocemos en la actualidad.

Al rediseñarse el sitio web en 2013 se unificaron todos los escudos institucionales.

En el año 2010 se incorporó una estrella por el único título oficial en Primera División, obtenido en 1960, al ganarle Atlanta a Racing la final de la Copa Suecia. Este es el escudo que se utiliza hace diez años.

Producción: Alejandro Domínguez, Edgardo Imas, Héctor Osorio, Ariel Rapp, Javier Rochinas, Santiago Salgueiro, Carlos Stortz. Con la colaboración Alfredo Massarelli. 

Manual de marca

Luego del relevamiento del Departamento de Historia, desde la Secretaría de Marketing y Comunicación se elaboro el manual de marca, en el que se ofrece una guía completa sobre como debe usarse el escudo oficial en su tamaño, diseño, proporción y color. 

Ver manual de marca en el siguiente enlace (formato PDF)