Un dolor repetido: Atlanta, afuera del Reducido

Atlanta no puede con su historia: por novena vez consecutiva, volvió a quedar afuera de la posibilidad de ascenso en un reducido en la primera ronda y en condición de local. Esta vez, el verdugo fue Tristán Suárez, que a 16 minutos del final logró el tanto que lo proyectó a semifinales. Atlanta puso mucho fervor, pero faltó fútbol. Superado claramente en los primeros 20 minutos, luego emparejó e hizo suponer que podía pasar de ronda, pero un ataque letal le dio a Salmerón la posibilidad de definirlo. Luego no tuvo armas para buscar el empate que le hubiera permitido ganar la serie. Nueva frustración para los hinchas.

Por Carlos Stortz

 

Jaqueado por algunas lesiones persistentes, Berscé armó un 4-3-3 para comenzar esta final frente a Tristán Suárez. Viain en el arco; Ochoa-Leyes-Tecilla-Sánchez en defensa; Vega-Previtali-Seijas en el medio, casi como un triple 5, y arriba dos punteros bien abiertos (Mazzanti y Oyola), y Martínez de 9. Bazán Vera armó su clásico 4-4-2, con el buen juego de Galeano y Trinidad en los costados, y la peligrosidad de la dupla goleadora Luis López-Salmerón en ofensiva. Y Tristán Suárez apareció de entrada dominando claramente la cancha.

En solo 1’ se filtró Trinidad por izquierda, y un ocasional desvío terminó en corner. En 6’ Galeano puso un tiro libre bajo que picó, pero Viain adivinó y logró desviar el balón. Era todo de Suárez. Atlanta hacía agua totalmente en el medio, donde los 3 volantes aparecían perdidos. Y en defensa dejaba claros que los dos pesados de Suárez aprovechaban. Como en 10’ que López se filtró por el medio, perseguido por Leyes. El defensor lo tomó fuera del área, pero siguió teniéndolo luego. López cayó, y Di Bastiano hizo seguir, ante las airadas protestas de todos los de Ezeiza. El no haber otorgado ese penal posiblemente condicionó la labor de Di Bastiano durante el resto del partido, en el que no quiso comprometerse.

En 15’ Ochoa y Leyes fallaron en el medio, y López volvió a meterse en soledad y enfrentar a Viain. El joven arquero bohemio logró desviar con el pie lo que parecía la apertura del marcador. A ese ritmo, daba la impresión que el gol de Suárez llegaría en cualquier momento. Pero Atlanta realizó un cambio táctico: Vega bajó de líbero, lo que permitió soltarse a los dos laterales (Ochoa y Sánchez), y al mismo tiempo empezaron a levantar el nivel Seijas y Previtali, con lo que el partido se tornó más parejo. Además, el central Enciso sufrió una lesión, y el técnico decidió hacer ingresar un volante, con lo que Suárez quedó armado con una línea de 3.

En ofensiva, Atlanta mostró un permanente despliegue de Adrián Martínez, poco acompañado. Mazzanti no hizo pie en una cancha resbalosa, y Oyola tuvo pocas oportunidades. Atlanta recién tuvo una situación de peligro en 41’ cuando Seijas habilitó a Martínez, y Jara, copiando a Viain, salvó con el pie. La primera etapa terminaba en cero, el resultado que Atlanta necesitaba para pasar de ronda. Y con una notable recuperación, después de 20 minutos donde parecía que Suárez haría el segundo gol antes que el primero.

La segunda etapa fue más de lo mismo. Juego parejo, aunque siempre Suárez daba idea de más peligrosidad. En 2’ tras un corner, Floris cabeceó con total comodidad, pero volvió a lucirse Viain atajando abajo. Pocos minutos después le quedó a Sánchez una pelota boyando en el área, pero el marcador le pegó desviado. El tiempo pasaba, Atlanta pensaba que lo podía aguantar. En 21’, tras un ataque de Atlanta, se armó una contra porque Mazzanti perdió la pelota. Llegaban cuatro  jugadores visitantes, pero Trinidad (que avanzó solo por izquierda) probó un remate al arco que salió muy alto, cuando otros compañeros esperaban al medio. En 23’ Oyola construyó una buena jugada y tocó al medio, pero Martínez, tomado por un defensor no pudo conectar. Berscé intentó con Pedrozo por Mazzanti. Pero poco después, el andamiaje se vino abajo.

Galeano se llevó la pelota por el medio, cruzándose hacia la izquierda, y luego poniendo una excelente pelota para Trinidad. Viain salió apresuradamente a cortar, y luego volvió. Trinidad tocó atrás para López, y el 9 puso el centro cerrado. Sobre la línea, Ochoa y Tecilla se molestaron y rechazaron de cabeza defectuosamente para que Salmerón reciba y con un derechazo marque el único gol del partido. El 9 lo gritó y luego pidió disculpas a los plateístas.

Ahí Berscé se quiso jugar, primero con Miranda por Vega, y luego con Chaves por Ochoa. Ninguno de los dos aportó lo que Atlanta necesitaba. Sánchez tuvo una nueva oportunidad con un cabezazo que se fue desviado. Pero Atlanta casi no generó peligro para Suárez. Y en 44’ Salmerón se perdió el segundo en una jugada clara. El descuento no aportó novedades. Atlanta volvía a quedar afuera de local, con el empate que lo clasificaba.

Esa serie que se había iniciado con el 0-6 con Sarmiento en el 2000, y que luego siguió con Suárez en el 2004, y luego Morón, Armenio, Almagro dos veces, Platense (en el único empate de la serie, luego perdido por penales) y Español. Es cierto: esta vez el equipo ya había dado muestras de falta de solidez, y no alimentaba las mismas esperanzas que despertó el del año pasado. Quedan como alicientes la aparición de algunos chicos de inferiores que hicieron buenos papeles: Previtali, Viain, Ochoa Giménez y Milton Giménez estuvieron al menos al nivel de los habituales refuerzos externos, sino más arriba. El Mundial nos separa de la próxima temporada. Y la posibilidad de una reestructuración de la B Nacional siempre está ahí.

SÍNTESIS

Atlanta (0): Viain; A. Ochoa (ST 35’ Chaves), Leyes, Tecilla y G. Sánchez; Vega (ST 30’ Miranda), Previtali y Seijas; Mazzanti (ST 26’ Pedrozo), A. Martínez y Oyola. DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Brambatti, Bazán, Monserrat y L. Álvarez.

Tristán Suárez (1): Jara; Molina, Vicente, Enciso (PT 21’ Brambillo) (ST 30’ Cáceres) y Floris; Galeano, Lorefice (ST 24’ Barrientos), Vélez y Trinidad; Luis López y Salmerón. DT: Daniel Bazán Vera. No ingresaron: Fretes, Varela, Otero y Arreguín.

Gol: ST 29’ Salmerón (TS).

Amonestados: Ochoa, G. Sánchez y Pedrozo (Atl). Vélez, Vicente y L. López (TS).

Juez: Lucas Di Bastiano.

Cancha: Atlanta.

Foto: Manicomio Bohemio.