El futbol que se viene

Fernando Romano está a cargo de la Sub Comisión de futbol de Atlanta y no es la primera vez que colabora con el Club. Fue parte del grupo de trabajo que armó el equipo campeón que ascendió al Nacional B en 2011. También fue parte de aquella Comisión Directiva. Es periodista deportivo, trabajó para el diario deportivo Olé en 2007 / 2008 y 2009 / 2011. También es Director Técnico recibido. Actualmente está cursando Derecho y Management Deportivo en la Universidad Católica Argentina. Trabaja en una empresa de digitalización documental y desarrollo de software. Su vertiginoso ritmo de vida no le impide hacerse un tiempo para contarnos el nuevo proyecto futbolístico del Club Atlético Atlanta. Y aclara que nada de lo que hace hubiera sido posible sin el apoyo incondicional y la paciencia de su jefe, que le permite tomarse el tiempo que necesita para dedicarle a su querido Atlanta.

¿Cómo se dio tu regreso a la subcomisión de futbol?

Volví en el 2016 porque tengo buena relación con el presidente Greco, me sumé a trabajar y le presenté un proyecto de futbol, pero me dijo que ya tenían un proyecto para ese año. Me quedé a trabajar igual, colaboré activamente en la elección de los jugadores y este año fue aprobado para los próximos tres años el proyecto que había presentado aquella vez.

Contanos acerca del proyecto.

Se trata de un proyecto diferente del que se apuesta por un objetivo a corto plazo por las urgencias que tiene Atlanta de ascender en el mismo torneo en el que se arma el equipo. Porque lo que sucede habitualmente cuando terminan los torneos es que el jugador que vino se va y vos tenés que volver a rearmar todo un plantel. A Atlanta siempre le ha ido muy bien en la pelea de los torneos aunque no ha podido coronar, entonces tan mal algunas cosas no se hicieron, pero evidente en algo se está fallando y esto resulta en que no podamos conseguir el objetivo.

¿Qué es lo primero que hay que hacer para cambiar?

El proyecto consiste básicamente en que nosotros necesitamos como club recuperar la identidad y la ideología, saber exactamente a qué juega Atlanta. Cuando se lo ve al equipo en a cancha, ¿qué somos? ¿Un club que mete, que pone, que deja todo, que juega lindo y bien? Tenemos que generar una identidad, una ideología, un sistema de juego respaldado por un trabajo de un proyecto a largo plazo pero con objetivo a corto plazo. Necesitamos un modelo de juego trasladable desde arriba hacia abajo para que empecemos a formar una identidad y eso va a llevar tiempo, por eso se habla de largo plazo. Pero sin perder de vista que el objetivo que siempre tenemos a corto plazo es ascender. Hay que hacer una presupuesto pagable, abarcable, probablemente con muchos jugadores juveniles de primera división que nos ayudan a abaratar costos mensuales, como fue el caso del convenio que hicimos con Lanús cuando ascendimos y, a partir de ahí, con esos jugadores que vienen trabajando ya con esos clubes de esa manera, ir generando ese hábito , esa identidad de jugar con un modelo. Y a futuro, en lugar de tener que traer jugadores de otros clubes, que se formen en tu club de esa manera, para eso hay que hacer un apoyo económico muy grande en inferiores, hay que trabajar con paciencia, respaldar, ir formando.

¿Con ese criterio se eligió a Francisco Berscé como Director Técnico?

Sí, Berscé es un técnico que apunta a un sistema de juego con mucho trabajo con tecnología aplicada a los sistemas de entrenamiento, a generación de hábitos, búsqueda de identidad. La idea es tener seis o siete jugadores referentes, alguno poder repatriarlo, otro poder mantenerlo para sentir esa identificación con el club. Que haya jugadores que se quieran quedar es importantísimo, que haya jugadores que quieran volver también, para que transmitan ese sentido de pertenencia a los que vengan. Y a esos mecharlos con los buenos jugadores nuestros de la categoría ‘95 y ’96. Ya este año algunos tuvieron chances y otros que se fueron a préstamo también, y podemos sumar jugadores juveniles de equipos de primera división que se adapten e identifiquen con este sistema de juego.

¿Cómo se está encarando el tema inferiores?

Lo primero que hay que hacer en inferiores es reforzar la estructura, apoyar la búsqueda de jugadores en la zona donde está el predio, para eso estamos abiertos y dispuestos a sumar gente que quiera venir a colaborar, tenemos intención de armar una secretaría técnica de juveniles. Apuntamos a que las inferiores adopten una modalidad de juego que es la que les traslada la primera, y que tengan diálogo permanente con los técnicos de primera para formar jugadores para las posiciones en las que necesitemos que lleguen a primera y puedan jugar.

¿Puntualmente cómo se está trabajando?

Tuvimos dos camadas muy buenas en inferiores que fueron la ’95 y la ’96 y por eso hoy la primera está nutrida de esos jugadores. Como en la camada ’97 no hay muchos jugadores, decidimos jugar el torneo de reserva con chicos ’98, ’99 y 2000. Por mas que perdamos partidos por tener chicos muy jóvenes en esa categoría, empezamos a generarles roce y competencia para que esos chicos que están mostrando un crecimiento, se fogueen durante años en reserva y se codeen con la primera directo, para sacar de allí a futuro jugadores para el plantel profesional. Estamos empezando a sumar a los chicos a los entrenamientos de primera, organizando que primera y reserva entrenen a la misma hora, coordinado. Hay algunos chicos ’98, ’99 y 2000 muy interesantes y que en le futuro pueden formar parte del plantel de primera.

¿Qué le dirías al socio de Atlanta, a los hinchas?

Todo el mundo tiene las puertas abiertas de Atlanta para venir a un entrenamiento, para juntarse, para opinar de fútbol, para preguntar, para aconsejar, para aportar su tiempo, sus ganas. Todos pueden acercarse e intercambiar opiniones. Estamos abiertos para trabajar en equipo. De hecho, la designación de Francisco Berscé fue una decisión conjunta de la dirigencia con la agrupación Bohemios de Primera, con Pablo Trombert.

Y que tengan fe, tengan paciencia, que todos tenemos la misma desesperación por el ascenso, necesitamos que acompañen con esta idea de cambio de idea de proyecto a largo plazo pero de objetivo a corto, porque la única manera de crecer es así, tratando de buscar una identidad, ojalá que la gente acompañe, entienda, y que siga apoyando como lo hizo siempre, que se bancó mil golpes y siempre está.