Atlanta se llevó un triunfo de oro en el minipartido ante Platense

Atlanta necesitaba volver a saborear una victoria. Al cabo, la aventura de la Copa Argentina había dejado una enorme enseñanza y una linda historia para contar, pero el objetivo central nunca dejó de ser el ascenso y esperaba ahora una enorme oportunidad para volver a ponerse en carrera. Quedaban apenas 21 minutos del partido que se había suspendido 1-1 el 9 de septiembre ante Platense, un rival directo en la pelea por el título. Con un esquema muy ofensivo pero sin el buen funcionamiento de otras tardes, el equipo de Francisco Berscé consiguió con mucha efectividad un impacto decisivo para imponerse 2-1 y llevarse tres puntos que pueden ser fundamentales.

Por Federico Kotlar (@fkotlar)

El DT decidió hacer una apuesta bien ofensiva e incluyó entre los titulares a Oyola -de muy buena actuación cuando le había tocado entrar frente a Platense en la primera parte del partido- en lugar de Leonel Álvarez. Jugó así con tres delanteros bien definidos y cedió algo en la contención. El equipo de Ruiz, que evidentemente tenía bien estudiado el estilo de juego del local, cerró muy bien los caminos de entrada en la salida y dominó el trámite, más allá de no crear muchas oportunidades de gol.

Entre la inteligencia del visitante y la imprecisión de Vega y Miranda, Atlanta sufría para poder llevar la pelota adelante y parecía siempre al filo en defensa. En medio de ese cuadro preocupante, sobre el final del primer tiempo se dio una jugada fundamental para el curso del partido.

Vega le dio un pase muy comprometido a Tecilla, que apenas consiguió sacar un rechazo defectuoso y dejó la pelota en los pies de un rival apenas a la salida del área. Quedaron entonces tres jugadores del Calamar con el balón contra dos defensores bohemios. Hicieron circular la pelota y quedó mano a mano Curuchet contra Lugo, que salió desesperado a bloquear. El delantero cabeceó por arriba y Bianchi Arce despejó en la línea, pero el árbitro Bresba sancionó un penal de esos que habitualmente pasan de largo: en su salida, Lugo había impactado contra Curuchet.

Era la última jugada del primer tiempo y Bresba advirtió que no habría rebote. Vizcarra sacó un remate demasiado al centro, apenas sobre la derecha de Lugo, que con una gran estirada detuvo la pelota. Una situación psicológicamente clave, porque un gol en un partido tan breve lucía definitorio.

Más allá del impacto positivo, Atlanta siguió con algunas dificultades para elaborar juego en la segunda mitad. Pero de pronto apareció la luz. Iban 7 minutos cuando Miranda capturó un rechazo de la defensa de Platense y cabeceó en dirección a Oyola, que por primera vez pudo aparecer libre por la izquierda. El Pony sacó un centro medido hacia Martínez, que con un cabezazo de emboquillada desató esos gritos que se escucharon bien fuerte en el Gran León, a pesar de que se jugaba a puertas cerradas. El 9 estaba ahí otra vez con su olfato de goleador para dar una alegría.

Ruiz intentó de apuro meter dos cambios ofensivos y jugar con cuatro delanteros, pero Atlanta esta vez -con Previtali reforzando el medio y Vega estacionado entre los dos centrales- le cerró todas las puertas a la posibilidad de un empate. Los tres puntos, después de tres partidos, se quedaron en casa para que el Bohemio otra vez se ilusione con pelear bien arriba en la B Metropolitana.

SÍNTESIS

 

Atlanta (2): Lugo; Bettini, Bianchi Arce, Tecilla, Ochoa; Monserrat, Vega, Miranda; Pedrozo, Adrián Martínez y Oyola (ST 9m. Previtali). DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Brambatti, Bazán, Ochoa Giménez, Leandro Álvarez, Nakache y Chaves.

 

Platense (1): De Olivera; Morgantini (ST 9m. Lugli), Facundo Gómez, Bocchino, Infante (ST 9m. Daniel Vega); Marcelo Vega, Lamberti, Palavecino, Carrasco; Curuchet y Vizcarra. DT: Fernando Ruiz. No ingresaron: Desábato, Toranzo, Carreira, Gallegos y Tonetto.

 

Goles: En la reanudación: ST 7m. Adrián Martínez (A). Antes de la suspensión: PT 11m. Curuchet (P); ST 14m. Monserrat (A).

 

Amonestados: Adrián Martínez (A).

Incidencias: el partido comenzó a jugarse el 9 de setiembre y fue suspendido por tormenta eléctrica a los 24 minutos del segundo tiempo. Se reanudó el 24 de octubre con un tiempo de 10 minutos y otro de 11. A los 11 del primer tiempo, Lugo (A) le contuvo un penal a Vizcarra (P).

 

Arbitro: Mariano Bresba.

 

Cancha: Atlanta.

Foto: Juan Ignacio Calcagno.