Atlanta se llevó un empate agridulce contra el puntero Tristán Suárez

Atlanta esperaba con mucha expectativa el partido de este miércoles en Ezeiza. Por varias razones, pero fundamentalmente porque enfrente iba a estar el puntero, Tristán Suárez, como para terminar de tener una medida cabal de para qué está el bohemio en este campeonato. También estaba la idea de sacarse el gusto amargo de la inesperada caída del sábado ante Estudiantes. Al cabo, aunque se vieron algunos cambios dentro de la cancha y hasta se pudo haber llegado a la victoria, finalmente Atlanta se llevó un justo empate 1-1, y un punto cuyo verdadero valor recién se podrá saber al final de esta historia.

Por Federico Kotlar (En Twitter: @fkotlar)

 

Francisco Berscé decidió meter mano a fondo en el equipo y dispuso cambios de nombres y de esquema. El 4-3-3 se modificó a un 3-4-1-2 e ingresaron Bazán, Ochoa Giménez y Vega por Bettini, Ochoa y Oyola. Vega jugó entre Bianchi Arce y Tecilla para completar la línea de tres en el fondo, mientras que Pedrozo quedó como punta definido junto a Adrián Martínez.

El comienzo fue poco alentador. La nueva defensa no hacía pie y pasó un sofocón muy pronto en el partido, cuando a los 6 minutos Salmerón trabó la pelota ante la floja salida de Vega y después Lugo, en la primera de sus muy buenas intervenciones del encuentro (el mejor desde que llegó a Atlanta), tapó el peligrosísimo mano a mano. Mientras tanto, arriba Pedrozo perdía permanentemente contra la marca de Arrúa y Miranda volvía a mostrarse impreciso, como contra Estudiantes.

El Pupi, viejo conocido después de su paso por el club, fue desde el comienzo un problema serio para la defensa de Atlanta, que además sufría con la dinámica y el buen criterio de Navarro por derecha. Y a los 16, un nuevo error posibilitó que el local se pusiera arriba en el marcador. Bianchi Arce no pudo despejar bien de cabeza y la pelota quedó justo en el pecho de Salmerón, que encontró al equipo descompensado. Abrió la pelota para Vatter que, mano a mano contra Lugo, tocó suave a la derecha para que Navarro empujara la pelota a la red.

El equipo de Berscé asimiló el golpe y, aunque la defensa no daba garantías, empezó a manejar cada vez mejor la pelota. Con Miranda más enchufado, el habitual empuje de Martínez y la picardía de un Pedrozo que construyó la mejor actuación de su nuevo ciclo en Atlanta. Desde el fondo, Tecilla aportaba además buen manejo en la salida para quebrar la primera línea de marca de Tristán.

Avisó primero Miranda a los 20 minutos con un buen remate de afuera que tapó Fretes. Y a los 29 llegó la gran alegría: Pedrozo madrugó a Enciso en un pelotazo largo y con un toque magistral habilitó a Martínez, que definió suave por sobre la salida del arquero. Era un impacto fundamental para que la desventaja no empezara a pesar psicológicamente en un equipo que venía de una caída fuerte.

El final de la primera etapa vio otra vez a un Tristán dominante. Complicaba, y mucho, el oficio de Salmerón para defender la pelota y habilitar al compañero mejor ubicado. La oportunidad más clara de ese lapso fue a los 37, después de un mal pase de Miranda que dejó a todo el equipo descolocado, Vega rechazó defectuosamente y después llegaron dos salvadas milagrosas entre Lugo y el resto de la defensa.

Atlanta salió con una buena actitud en el complemento y a los 2 minutos estuvo bien cerca de ponerse arriba cuando Pedrozo la mandó afuera de cabeza luego de haber quedado solo en un corner. Pero después Suárez respondió con todo: primero tuvo un remate lejano de Salmerón tras una pelota perdida por Previtali; enseguida, un cabezazo de Navarro dio en el travesaño luego de un centro al segundo palo; y poco después el mismo Navarro estuvo cerca con un remate desde dentro del área que tapó brillantemente Lugo.

Berscé dispuso el ingreso de Ochoa por Ochoa Giménez, que sufría mucho el andar de Navarro por la izquierda de la defensa, y el equipo sumó en agresividad para atacar y para defender. Así y todo, el sufrimiento en defensa no paraba: a los 22 Vega salvó con lo justo el gol luego de una pelota perdida por Tecilla en la salida, y un minuto después Lugo tapó una pelota tremenda en un corner después de que Benítez rematara desde el borde del área chica. Así y todo, en la réplica estuvo cerca Ochoa, a quien taparon cuando llegaba de frente al arco para rematar en el borde del área.

En el final, Atlanta fue algo mejor. Miranda estuvo muy activo y con un par de remates se encontró con buenas respuestas del arquero Fretes. Y la más clara fue a los 44, con un centro bajo de Ochoa que Pedrozo anticipó pero remató apenas afuera. El empate, al cabo, fue el mejor reflejo de lo que ocurrió en la cancha. En un partido que dejó un sabor agridulce porque podría haberse ganado, aunque también mostró a Atlanta en muy buen nivel ante otro de los equipos que promete estar en la pelea de arriba.

SÍNTESIS

 

Tristán Suárez (0): Fretes; Enciso; Benítez, Arrúa, Floris; Navarro (ST 45′ Merlo), Vélez, Lorefice, Barrientos; Vatter (ST 21′ Camino) y Salmerón. No ingresaron: Jara, Vicente, Varela, Zarco y Ortiz.

Atlanta (0): Lugo; Bianchi Arce, Vega, Tecilla; Bazán (ST 21′ Bettini), Monserrat, Previtali, Ochoa Giménez (ST 15′ Ochoa), Miranda; Pedrozo y Martínez (ST 38′ Milton Giménez). No ingresaron: Brambatti, Gogna, Oyola, Nakache.

Goles: PT 16′ Navarro (TS); 29′ Adrián Martínez (A).

Amonestados: Arrúa, Floris, Enciso (TS) y Pedrozo (A).

Arbitro: Paulo Vigliano.

Cancha: Tristán Suárez.

Foto: Manicomio Bohemio.