Atlanta paseó a su rival, gustó y goleó

Una cátedra de fútbol dio Atlanta al superar al antes escolta Almirante Brown en Casanova por 4 tantos contra 0. El dominio de Atlanta fue aplastante, especialmente en el primer tiempo, y así fue marcando los goles que le permiten ocupar ahora la segunda posición. El equipo local venía de cinco triunfos consecutivos, los cuatro últimos por 1 a 0. Todo el equipo de Atlanta cumplió una actuación sólida y destacada, pero se llevan los laureles Seijas, Peralta, Otermín y Guerra. Y la vuelta del olfato goleador de Luciano Pons.

 

Por Carlos Stortz

 

La suspensión de Ramos y Alonso obligó al ingreso de Gogna en defensa, y la vuelta de Dorregaray en ofensiva. Pero además, para cubrir el costado derecho dejado por la lesión de García, Duró optó por el ingreso de Juan Manuel Tolosa. Almirante Brown también paró un 4-4-2, aunque Leonardo Heredia tiende a tirarse atrás y dejar a Colombini por momentos solo como único punta. El partido empezó muy abierto. Se veía que Atlanta encontraba espacios para meter sus ataques. De hecho en solo 2’ Luciano Pons avisó con un cabezazo. Y el aviso se volvió realidad en 5’ cuando Peralta tocó muy bien para Sánchez que puso un centro recto. Mattalía salió a rechazar, pero la pelota le quedó a Pons para que marque el primer gol del partido. Luego Almirante intentó presionar por unos minutos, dejando a Atlanta de contra. Pero la defensa de Atlanta, especialmente Otermín, estaba sólida. Y el medio con Seijas-Guerra manejaban la pelota. Pascutti veía que no podía acercarse a Gómez, y en solo 28’ metió un cambio: delantero por volante. Sin embargo, retrasó un poco a Heredia, con lo que el esquema siguió siendo un 4-4-2. Inmediatamente tras el cambio, Dorregaray no pudo definir, permitiendo la recuperación de J.Serrano. Poco a poco Atlanta fue dominando la pelota de tal manera que tenía todo el tiempo la posesión. Seijas se destacó muy especialmente en este aspecto. De tal modo, no extrañó que en 38’ justamente Seijas recibiera un pase atrás por izquierda y pusiera un centro perfecto para que Pons cabecee cambiando la trayectoria y poniendo el 2 a 0. Almirante Brown quedaba expuesto y para el cachetazo. Dorregaray le perdonó la vida en 40’. Pero no lo hizo Seijas en 46’ quien con un remate de larga distancia dejó prácticamente parado a Mattalía y puso un  lapidario 3 a 0, con un premio al mejor jugador de la etapa.

Para la segunda etapa, Pascutti decidió un cambio de arquero. Si fue por lesión, correcto. Si no, pareció estar “quemando” al arquero titular, que tuvo una responsabilidad acotada en los goles. En 4’ avisó J.Serrano con un cabezazo que se fue apenas desviado. Los primeros minutos de la etapa mostraron a un Almirante recuperando la pelota e intentando acercarse a Gómez, pero con resultados infructuosos. Atlanta había perdido la pelota, pero poco a poco pudo seguir manejando el partido. En 10’ un tiro libre de Peralta se fue apenas afuera. Poco a poco Nahuel Peralta se fue transformando en quien mejor manejaba ahora la pelota bohemia. Y poco a poco Atlanta se volvió a acercar con peligro a Peralta Salinas. En 21’ entró Guerra solo por el medio para cabecear, pero su inexperiencia en ese rol terminó arriba del travesaño. Era un aviso, porque dos minutos después, Atlanta construyó una gran jugada con toques en la derecha: Peralta-Tolosa-Tenaglia, y la apertura para Pons que se metió en el área cruzado como puntero derecho y puso el centro. Esperaba Dorregaray del otro lado, pero pateó defectuosamente. Rebotó en el arquero y cuando el propio Dorregaray quería tomarlo, llegó como una tromba Peralta desde el otro lado para poner el zurdazo bajo junto al palo. 4 a 0 e historia liquidada. Duró empezó con los cambios. Primero salió Seijas, con amarilla (llegó a la quinta), luego lo hizo Tolosa. Ya Almirante estaba entregado, y Atlanta solo hacía circular la pelota. La voluntad de Carruega y Marcelo Vega era lo único que quedaba en el local, igualmente aplaudido por su público. Prácticamente no hubo situaciones de peligro hasta los 45’ cuando Guillermo Sánchez también probó de afuera y el arquero se lució desviando el balón. El árbitro no dio descuento, ya el partido había terminado hacía rato. Atlanta jugó uno de sus mejores partidos en el campeonato (si no el mejor), lo demostró en el resultado, y avisa que no se baja de la pelea.

SÍNTESIS

Almirante Brown (0): Mattalía (ST Peralta Salinas); M.Serrano, Machuca, J.Serrano y Fassione; Carruega, M.Vega, Canan y García Montero (PT 28’ Seguel); Colombini y Heredia (ST 36’ Núñez), DT: Alberto Pascutti. No ingresaron: J.Mosquera, F.Vega, C.Fernández y S.González.

Atlanta (4): Agustín Gómez; Tenaglia, Gogna, Otermín y G.Sánchez; Tolosa (ST 29’ Igartúa), Seijas (ST 27’ Previtali), Guerra y Peralta; Pons (ST 37’ Altobelli) y Dorregaray. DT: Guillermo Duró. No ingresaron: Brambatti, Vicente, Barría y Nakache.

 

Goles: PT 5’ Pons (At), 38’ Pons (At, de cabeza), 46’ Seijas (At). ST 23’ Peralta (At).

Amonestados: Machuca, Heredia, M.Vega y Canan (Alte.Brown); Gogna y Seijas (Atlanta)

Juez: Ignacio Lupani.

Cancha: Almirante Brown.

Foto: Manicomio Bohemio.