A 133 minutos de la gloria

Con 982 minutos sin recibir goles, el arquero de Atlanta, Juan Francisco Rago, está cerca de superar la marca histórica absoluta, en poder de Alejandro Otamendi desde 1994.

POR EDGARDO IMAS

Uno de los aspectos más importantes que conlleva el debut de Atlanta en la Primera Nacional (ex B Nacional) es la posibilidad de que el arquero Juan Francisco Rago supere el récord histórico absoluto de un guardavalla sin recibir goles. Sólo 133 minutos separan al marplatense de quien ostenta actualmente la marca, el ex arquero de Tristán Suárez, Alejandro Javier Otamendi. Si Atlanta no recibiera goles en la primera fecha, ante Independiente Rivadavia, podría Rago, en la jornada siguiente, superar los 1.115 minutos de Otamendi.

Pancho Rago acumula hasta el momento 982 minutos con la valla invicta, producto de 10 partidos completos y 82 minutos de un undécimo encuentro. El último gol se lo convirtió Guido Dal Casón —hoy en el Club Macará, de Ambato (Ecuador)— el 18 de marzo pasado, en el partido en que Atlanta igualó 1 a 1 con San Telmo en la Isla Maciel por la 29.ª fecha de la B Metro 2018/19.

La racha, coronada además con el ascenso de Atlanta, luego continuó con los siguientes diez cotejos: 1-0, All Boys (L); 2-0 Fénix (V, en Deportivo Merlo); 3-0, UAI Urquiza (L); 0-0, Sacachispas (L); 1-0, Almirante Brown (V); 1-0, Defensores Unidos (L); 0-0, J. J. de Urquiza (V); 3-0, Colegiales (L); 1-0, Comunicaciones (V), y 3-0, Talleres RE (L).

En la victoria sobre Colegiales, el 4 de mayo, en Villa Crespo, Rago había superado la marca histórica de Atlanta, en poder de Matías Vega, de 749 minutos. El récord de Vega, que superó uno anterior de Rodrigo Llinás, se concretó en la temporada 2013/14, cuando estuvo 7 partidos completos y 119 minutos de otros dos encuentros sin recibir tantos en contra. El 21 de octubre de 2013, la racha se interrumpió en la visita de Atlanta a Villa Lynch, donde derrotó a UAI Urquiza 2 a 1.

Alejandro Otamendi, arquero récord del fútbol argentino, en 1994, con Roberto Glucksmann, director de la revista “Sòlo Fútbol”. (Archivo Edgardo Imas.)

El récord nacional de Otamendi

Alejandro Javier Otamendi es quien posee el récord absoluto, con 1.115 minutos, logrado en 1994, cuando atajaba en Tristán Suárez, entonces en la Primera C. El equipo de Ezeiza ganó esa temporada el Apertura y subió a la B Metro al quedarse con el octogonal por el 2.º ascenso.

Otamendi comenzó en inferiores de Tigre y tuvo una extensa trayectoria en el ascenso: Defensores Unidos, Almagro, Colegiales, Defensores de Belgrano, Tristán Suárez, Alem y Berazategui.

Su marca abarca 12 partidos completos más 35’ repartidos de otros dos encuentros. Se inició el 13 de agosto de 1994, cuando a los 86 minutos de juego Roberto Cardozo, de penal, empató 1 a 1 el partido en que Liniers recibía a Tristán Suárez por la 2.ª fecha del Apertura 1994 de la Primera C.

Le siguieron 12 partidos sin recibir goles: 5-0, Comunicaciones (L); 2-0, Deportivo Merlo (V); 2-0, Barracas Central (L); 1-0, Villa Dálmine (V); 1-0, Villa San Carlos (L); 0-0, Luján (V); 2-0, Alem (L); 0-0, Temperley (V); 1-0, Paraguayo (L); 0-0, Argentino de Merlo (V); 1-0, Deportivo Riestra (L); 0-0, Puerto Nuevo (V). El 5 de noviembre de 1994, se cortó la racha cuando a los 31’ de juego, Lucio Bernald le convirtió un gol en el partido que, por la 16.ª fecha, en Ezeiza, igualaron 1 a 1 Tristán Suárez y Berazategui.

Otamendi había dejado atrás en el partido en Campana, frente a Puerto Nuevo, el récord en la categoría Primera C que ostentaba Roberto Sanagua, de Defensores de Belgrano, con 1.018 minutos, en la temporada 1991/92, y que comprendía diez partidos completos (la racha se había interrumpido en un partido en que Defensores de Belgrano igualó 3 a 3 con Brown de Adrogué).

El gol de Berazategui ante Tristán Suárez tuvo lugar tras 1.115 minutos sin recibir goles. Otamendi apenas por un minuto había superado el récord anterior, de 1.114, en poder de Daniel Tremonti, que había logrado la marca en la temporada 1987/88, cuando atajaba en Barracas Central, entonces en la Primera D.

Por último, recordemos que el récord en la Primera División está en manos de Carlos José Barisio, que permaneció con la valla invicta durante 1.075 minutos en 1981, cuando atajaba en Ferro. La racha abarcó diez partidos completos.

En caso de que Independiente Rivadavia no le convirtiera un gol a Rago, la racha pasaría de 982 a 1072 minutos, con lo cual, durante el primer tiempo del partido siguiente de Atlanta, ante Mitre (Santiago del Estero), en Villa Crespo, Rago podría superar las marcas de Barisio, Tremonti y Otamendi.