Un esperado triunfo ante All Boys

Con una buena actuación, Atlanta volvió al triunfo después de seis partidos. Fue el primero de la era Orfila y nada menos que ante el club con el que más rivalidad hay en la categoría, al que no se vencía en Villa Crespo desde 1988. Ahora hay un solo punto de diferencia con Acassuso, y con un partido pendiente.  

 

Por Carlos Stortz / Fotos de Federico Imas

 

Sorprendió Alejandro Orfila al armar el equipo: decidió la salida de dos titulares indiscutibles hasta entonces como Cherro y Previtali, para hacer entrar a Alan Pérez y dejar a Seijas como único 5. Además, Molina volvió por Bettini, Ochoa Giménez por Oyola, y Mazzanti completó el equipo ante la salida de Previtali. Un 4-3-3 que en largos momentos se convertía en un 4-5-1 con el descenso de los puntas Mazzanti y Pedrozo. También sorprendió Orfila al dejar en el banco a Horacio Martínez y Lucas Colitto, que volvían de sendas lesiones.

El planteo de All Boys se pareció mucho a un 3-4-1-2, ya que el lateral Romero dejaba su posición en defensa para sumarse al medio. Los primeros diez minutos mostraron a un Atlanta enchufadísimo. Con un Mazzanti vibrante que hizo amonestar a un defensor rival en solo 2’, y con una jugada clara de gol en 7’ que agarró a Tecilla de espaldas, con la única posibilidad de tirar una chilena, que fracasó.

Pero poco a poco ese dominio, que continuaba, se hizo más tenue. Sánchez empezó a tener un poco más la pelota en All Boys e intentó acercarse a Rago, pero encontró una barrera infranqueable en la última línea defensiva bohemia. Por el lado de Atlanta, la sorpresa de Mazzanti era la principal herramienta, pero Colombini quedaba un tanto encajonado en ofensiva, y pese a sus buenas intenciones, no podía acercarse a Pucheta.

Fue así que el tiempo fue transcurriendo con el cero en el marcador, y con muy pocas posibilidades de revertirlo. Atlanta seguía mostrándose como mejor equipo de fútbol (lo de All Boys fue muy pobre), pero con poca llegada. All Boys se acercó en una sola oportunidad, en 35’, cuando Rago debió pegar un puñetazo apresurado, y Soria sorprendió, pero la pelota terminó en corner. Y Atlanta volvió a llegar con un disparo llovido de Enrique desde afuera que sorprendió a Pucheta, pero pasó por encima del travesaño.

En la segunda etapa, primero en 3’ avisó Molina con un centro que se fue, y en 4’ Mazzanti recibió de Rago, tocó para Enrique que mandó un centro, rechazo y cuando entraba  Ochoa Giménez, Nicolás Sánchez se tiró al piso y lo tocó torpemente. Claro penal que Colombini con un disparo bajo convirtió en gol.

Por unos minutos, Atlanta siguió siendo protagonista. En 11’ hubo un centro de Mazzanti (que le ganó casi todas a Lusnig) que Colombini tomó de primera. La pelota terminó en corner. All Boys se jugó sacando justamente a Lusnig y poniendo un volante ofensivo en su lugar. Atlanta respondió con Colitto en la cancha, por Ochoa Giménez.

Por unos instantes, All Boys empezó a arrinconar a Atlanta contra su valla. En 19’ Tellas tuvo su oportunidad pero tiró una masita fácil para Rago. En la mayoría de las jugadas Alan Pérez se lució sacando elegantemente, y Tecilla también contribuyó ganando de cabeza. En 22’ Enrique metió un zurdazo combado apenas desviado tras un rebote. Poco después Mazzanti, cansado, dejaba su lugar a Miranda, que empezó a pedir la pelota.

Casi enseguida de ingresar, Colitto armó una gran jugada por derecha, y tocó al medio donde Miranda la despilfarró con un tiro alto. Poco a poco Colitto se fue convirtiendo en quien mejor manejaba la pelota en Atlanta. Luego ingresó Martínez por Pedrozo, pero Atlanta ya estaba intentando aguantar. La historia con All Boys pesaba, y Atlanta no quería perder la oportunidad: la mayor parte de estos jugadores no había nacido cuando Atlanta le ganó el último partido a All Boys en Villa Crespo. El resultado y la vía por la que llegó (penal marcado por Solaberrieta) fueron los mismos que en aquel partido jugado en noviembre de 1988.

En el descuento, hubo tiempo para que Colombini malograra un cabezazo a las manos de Pucheta, y para que Miranda cruzara una pelota que se fue desviada. Pero llegó lo que todo Atlanta esperaba: el pitazo final de Iglesias. Todo fue algarabía. Por el triunfo, y por el acercamiento a Acassuso, que empató. Atlanta fue más voluntad y más fútbol que All Boys. La victoria fue justa.

SINTESIS

Atlanta (1): Rago; Molina, Alan Pérez, Tecilla y A. Ochoa; Enrique, Seijas y Ochoa Giménez (ST 16’ Colitto); Mazzanti (ST 26’ Miranda), Colombini y Pedrozo (ST 34’ H.Martínez). DT: Alejandro Orfila. No ingresaron: Viain, Cherro, Previtali y Oyola.

All Boys (0): Pucheta; Vasquez, Melillán y Lusnig (ST 16’ Vera); Romero, Soria, Ovejero (ST 26’ Sandoval) y G.García; N.Sánchez (ST 36’ C.Sánchez); Céliz y Tellas. DT: Pablo Solchaga/Gustavo Bartelt. No ingresaron: Vaccaneo, Porro, O.Ramírez y G.Rodríguez.

Gol: ST 5’ Colombini (Atl, de penal).

Amonestados: Melillán, Pucheta y G.García (AB); Colombini (Atl).

Juez: Gastón Iglesias.

Cancha: Atlanta