Tirando Paredes crece en Atlanta

Tirando Paredes femenino(Por Esteban Grunberg) Tirando Paredes, la escuela de fútbol para jóvenes con síndrome de down, luego del rotundo éxito que tuvo la iniciativa para chicos, comenzará a desarrollar la actividad para chicas en la sede del club. Será los viernes de 15:30 a 17:00 horas, para chicas entre 12 y 19 años, y estará coordinado por los Licenciados en Psicología Francisco Lanusse y Martín Finzi. 

La web oficial dialogó con Martín Finzi, uno de los organizadores de la actividad:

¿Hace cuánto tiempo que están trabajando en Atlanta?

Estamos trabajando desde marzo 2014, cuando iniciamos las actividades destinadas para adolescentes. A mediados del mismo año, en simultáneo con el otro evento, inauguramos un segundo grupo orientado para niños. En ambos el balance resultó ser muy positivo, ya que constantemente se suman chicos, teniendo muy buena recepción tanto en los jóvenes como en sus familias. La idea es contribuir a la integración mediante el fúbol, desde un ámbito de club.

¿Por qué en Atlanta?

Cuando le contamos nuestra propuesta a Atlanta se mostraron receptivos e interesados en seguir este proyecto juntos. Nuestra idea es armarlo en un club y no en otro ámbito, ya que este tiene una mirada social e inclusiva, que hace que toda persona perteneciente al barrio y se quiera asociar, pueda formar parte de cualquier actividad. Más allá de lo que realizamos, los jóvenes tienen contacto con distintos deportes que se desarrollan en la sede. Esta mirada es inclusiva porque los chicos pueden tener contacto con las otras actividades, y viceversa. De esta manera se generan nuevas percepciones, miradas alternativas y posibilidades de que, por medio del deporte, se puedan acercar las distancias

¿Por qué decidieron realizar una escuela de fútbol femenino?

Vemos que no hay demasiadas propuestas deportivas y recreativas para mujeres con discapacidad, en donde encuentren un espacio de pertenencia. Es por eso que, ampliando la línea de lo que nosotros pregonamos, decidimos abrir la escuela. Si bien el fútbol se asocia más al varón, tiene mucha recepción en chicas; además creemos que dispone de la facilidad para llevarlo a cabo, sirviendo como nexo de integración.

¿Por qué crees que es beneficioso asistir a Tirando Paredes?

Creemos que es un espacio recreativo porque los chicos que vienen la pasan bien y no solamente encuentran el desarrollo deportivo, es decir: un movimiento integral del cuerpo, observándose mejorías y los aspectos vinculados estrictamente con el deporte, sino que también se logra un sentido de pertenencia, formando grupos, creando lazos. La idea es que se forjen amistades más allá de lo que realizamos en el club: salir, verse, ir a un baile, entre otras cosas.

Aquí se puede encontrar más información sobre la actividad: http://www.caatlanta.com.ar/tirando-paredes