La historia del libro sobre Atlanta que cuenta por qué somos bohemios y valientes

Escribo desde la alegría de quien cumplió un sueño. Que resultó doble, en realidad, porque al anhelo cumplido de haber escrito un libro sobre la historia de Atlanta después de más de dos años de trabajo, se sumó el de que saliera a la venta casualmente con un ascenso bajo el brazo y un paso más cerca de ese regreso a Primera que todos los bohemios deseamos. “Atlanta- Una historia de valientes” llegó a las librerías en este junio con la ilusión de contarles a nuestros hinchas, pero también a los que disfrutan de las historias sobre fútbol, de que está hecho el “Atlanta, viejo club” por el que escuchamos cantar a Juan Bava desde chicos.

Por Federico Kotlar

La valentía de la que se habla en el nombre del libro tiene que ver con distintos episodios que son relatados a lo largo del texto. Que nacen con los pibes que fundaron a Atlanta en el Sur de la ciudad y para tener una cancha tuvieron que negociar con un empresario para que les cediera un terreno en una zona inhóspita de Buenos Aires. Que además después pusieron hasta la plata que no tenían y durmieron dentro de la canchita para construirla de a poco. Pero además la bravura de los bohemios tiene que ver con otras historias como la de León Kolbowski, nuestro dirigente más emblemático, que llegó desde tierras lejanas para llevarnos a lo más alto. O con algunas más cercanas, como la de Pepe Castro rechazando una oferta que le hubiera cambiado la vida antes de la final con Chicago, para finalmente disfrutar el primero de sus ascensos en el club. También con los hinchas de a pie que mantuvieron vivo al club en su hora más dolorosa. Y con los que semana a semana esperan una noticia feliz de ese equipo que no siempre puede darla.

Como parte de la investigación, aparecieron datos importantes para nuestra historia, como la confirmación, por primera vez de una fuente directa, de por qué nos llamamos “Atlanta”. Marta Orradre, nieta de Fabián Orradre, ratificó el papel del barco estadounidense que había llegado el 12 de octubre de 1904 para el cambio de mando presidencial. Pero además, a partir de un libro perdido en la Biblioteca de Nueva York, pude contar parte de la vida a bordo del barco y qué canciones se entonaban ahí, con un llamativo guiño hacia la actualidad.

Aparecen testimonios bohemios que echan luz sobre algunos episodios oscuros de nuestra historia, como la final del 85, en la que Victorio Cocco, Miguel Gette y otros jugadores de ese plantel cuentan intimidades que permiten acercarnos un poco más a la verdad de esa triste caída ante Racing, en la última chance seria que tuvo Atlanta para regresar a Primera. Pero también hay historias felices, como cuando Rubén Cano cuenta su increíble fuga de Bélgica en el arranque del año que tuvo el mejor campeonato de nuestra historia, en el Nacional 73.

Entre las más de 60 de entrevistas para el libro, hinchas conocidos de otros clubes hablan de lo que significa Atlanta para ellos. Alejandro Dolina, por ejemplo, que fue por primera vez a la cancha de la mano de su papá en un partido del bohemio; o Eduardo Sacheri, que habla de lo que significa la pasión por un club como el nuestro.

Como para completar el sueño, el libro, que ya se vende en la Tienda Bohemia dentro de nuestra institución, llegó ya a la segunda edición por el éxito de ventas y aspira a más. Para que los bohemios nos sintamos bien orgullosos de lo que puede generar nuestra historia llena, entre otras cosas, de valentía.