Fabián Lisa: “Este equipo no tiene techo”

En una entrevista realizada por el periodista Cayetano vía Instagram Live desde la cuenta oficial de Atlanta, el entrenador Bohemio -Fabián Lisa- abrió la puerta a la intimidad de su trabajo con el plantel y se refirió a su estilo de conducción. En esta nota, compartimos algunas de sus imperdibles reflexiones sobre el presente, los entrenamientos actuales y el futuro.

“No es muy diferente a lo que hago normalmente en mi vida cotidiana. Para transmitir primero hay que sentirlo, trato de estar actualizado del tema, saber qué es lo que está pasando, no excederme en consumir información cada cinco minutos, porque muy poca gente tiene la información exacta, hay opiniones que se contradicen, trato de no opinar mas allá de lo que tengo, y trato de transmitir tranquilidad a los muchachos. Y tenemos algo muy bueno, generar momentos, situaciones, sino los días se hacen interminables. Lo peor que hay es cuando termina el día pensar que no hice nada, que estuve encerrado. Eso trato de transmitirles, de esa manera enfocamos y encaramos los entrenamientos”.

“Me gusta muchísimo estar encima del jugador, soy sociable, trato de no ser pegajoso, me gusta conversar. Primero me gusta conocerlos, saber cómo estar y cómo se sienten, saber quién tiene alguna preocupación futbolística o familiar, y me da un panorama bien claro de cómo actuar, soy partidario no solo de lo profesional sino de lo humano, es importante que la gente se sienta cómoda, de esa forma la gente se va a manejar mejor, mas libre”.

“Tengo un grupo de trabajo excelente, un técnico solo no puede hacer nada. Soy un afortunado. Cuando se organiza un buen equipo de trabajo vos te vas dando cuenta, estas a la altura y te desgastas menos, sobre todo el día del partido. Cuando empecé, llegaba muy cansado al día del partido, después me di cuenta que dando más participación a todo el grupo no solo se da más calidad al trabajo, sino que yo llego más entero, y además, los colaboradores capacitados para resolver lo que surja, en base a una idea, genera respeto al jugador”.

“Todos tenemos que tener un perfil parecido. No traigo a trabajar conmigo a amigos, para eso nos juntamos a comer asados, tampoco a nombres rutilantes. Necesito gente capacitada, con claridad conceptual y con sacrificio, trabajo. Ese es el perfil que necesito y es lo que tengo”.

“Me quedo con técnicos que fueron construyendo su trayectoria con trabajo, sacrificio, capacidad conceptual, lo que hicieron para ser lo que son. Yo estoy transitando eso, no me considero un entrenador. Lo peor es ponerse un techo, lo mismo pasa con los equipos, cuando se ponen rótulos, está para mitad de tabla, para salvarse del descenso. Eso es lo peor que puede pasar, eso te pone el techo. Si sale mal hay que evaluar por qué sale mal, hay que tener mentalidad ganadora, mis equipos tienen que ir a ganar a todas las canchas”.

“Atlanta no está en su techo, para nada. Atlanta está bien, a mi entender, porque colectivamente tiene una estructura bien armada y preparada, y el jugador sabe para qué entrena, sabe qué hace en cada entrenamiento, y qué necesita para poder jugar. El jugador de Atlanta pisa la cancha para entrenar, y sabe qué hacer desde que empieza hasta que termina. Lo veo convencido de lo que tiene que hacer, que no significa que no haya errores, pero Atlanta sabe a qué juega. Marca bien, recupera bien, y sabe atacar, pero debemos seguir mejorando”.

“Atlanta entrena para seguir afianzando el estilo de juego, son rasgos característicos que tienen varios jugadores, un grupo de trabajo, un estilo se conforma de cómo recuperar la pelota y cómo atacar, el jugador sabe que cada día entrena para fortalecer el estilo de juego, de hecho lo hacemos ahora en las casas, les digo que hay que simular una acción, le doy referencia de donde está la pelota, y ellos saben donde posicionarse, desmarcarse, a donde ir. Por eso estamos bien, entrenamos para eso, para ser protagonistas, para salir a ganar todos los partidos. Eso se entrena. No es que un día me desperté y tuve un ataque de guardiolismo, y doy una linda charla técnica, pero debilitada en fundamentos. Atlanta hace en cancha lo que entrena. Un equipo juega como entrenó toda la semana, ni más ni menos”.

“Siempre hay ajustes, nosotros debemos saber cómo define y cómo ataca el rival, pero son ajustes, no modificamos nuestro estilo según el rival de turno, si no se pierde la identidad”.

“Si a Atlanta le toca ascender, voy a querer ser protagonista. Cuando tenga la pelota a Boca lo vamos a incomodar, estamos jugando, si yo soy pasivo seguramente pierda, por el miedo a perder, es psicológico y con argumentos futbolísticos. Si voy a presionar a Boca en su cancha, y con un equipo estirado y abierto, seguramente voy a perder 11 a 0. La presión la ejercés en un sector especifico, pero el rival también empuja. Puede haber presiones organizadas y establecidas que tienen que ver con una evaluación estratégica, buscamos no darle tiempo al rival a que decida, pero la presión tiene que ser bien alta, si me dan la pelota y me das espacio, avanzo, empujo, y si me dejás pateo al arco. Buscamos asfixiar al jugador, a las estructuras, al equipo, cuando no tenemos la pelota. Hay partidos que los hacemos de una manera más simple, y otros cuestan más. Tratamos de no tener miedo a perder. Muchas veces parecería que el equipo corre riesgos, yo no lo veo así, considero que los equipos que recuperan rápido, defienden fuera de área y suman gente en ataque, tienen más chance de ganar que el que no lo hace”.

“Los jugadores tienen opciones de movimientos, si no se involucra en el juego, ahí si le caigo. Las funciones de los jugadores son fundamentales, la posición inicial no marca nada. El jugador tiene variantes en los movimientos, esa es la función. La gente se asusta mucho con la salida limpia, clara, yo no lo veo como un riesgo, yo necesito que la pelota llegue limpia a mitad de cancha, para progresar hacia el ataque. Generar lazos en el juego, eso buscamos, es una necesidad, y si la pelota la perdés, hay una estructura para responder a eso. El error no es perder la pelota en la salida, sino no armar una estructura defensiva para recuperarla rápido, presionar y respaldar al que tiene la pelota, una basculación en el sector donde la pelota está. Y eso, en toda la cancha. El problema no es que te presionen adelante, sino atrás, la presión del rival con la línea de medios, por eso hay que trabajar para que esa salida sea fluida y limpia. Los delanteros no quitan normalmente, hinchan. Los nuestros sin embargo, quitan”.

“Yo veo a los muchachos con un convencimiento y actitud para ir a presionar, y la estructura los acompaña. Seríamos injustos si hablamos de los once iniciales, porque lo hace todo el plantel, con jugadores que entraron en el segundo tiempo, como Talpone o Presedo. ¿Te acordás el remate de López en el palo con Estudiantes de Río Cuarto? En esa jugada hicimos un solo pase. Por la presión, la convicción, la actitud individual y la estructura que los acompaña. Yo estoy muy contento con este equipo, me gusta mucho. Por eso no se cuál es el techo de Atlanta”.

“Nosotros llegamos e hicimos un diagnóstico, una evaluación individual y colectiva. Había cosas que había que mantener, por ejemplo el sistema, yo nunca había jugado con dos extremos y un nueve, pero veía que los chicos se sentían cómodos, que estaba elaborado, y nos pareció lógico conservarlo, pero desde la idea de juego creímos conveniente hacer algunas variantes, pero no porque lo de Orfila estaba mal, cómo ser mas pausados a la hora de atacar, es decir, mejorar cosas en ese aspecto. Que Mazzanti pueda arrancar de forma sorpresiva, no ser tan vertiginoso según dónde se recupere la pelota, variar con el ataque rápido, no hacerlo cuando hay un bloque defensivo sólido, de trabajar eso con sumatoria de pases, con una circulación rápida y desmarques permanentes, generar falencias defensivas para llegar al gol. Con Estudiantes de Río Cuarto lo hicimos, con Ferro también, el segundo tiempo de Mitre fue un partido muy inteligente, tuvimos fragmentos donde hicimos eso, y me deja muy conforme este equipo”.

“Entrenamos con las aplicaciones que nos da la posibilidad de estar más tiempo comunicándonos y estar juntos. Nosotros entrenamos al máximo según las posibilidades que tenemos. Primero era raro, entrenar en un patio, en un cuadradito, y aprovecho para agradecer a las familias que le invadimos su intimidad, sus comedores, jardines, patios. Conozco los colores de muchas heladeras. Y los muchachos tienen unas ganas y fortaleza mental increíbles. Saltos, coordinación, arranques, cambios de dirección, pase, control, conducción, ponen vasitos en lugar de conos, entrenamientos de arquero con Eduardo, hace quince días trabajamos con pelota, con las pelotas que cada uno consiguió, y trabajamos técnica, pases con las paredes, descargas. Ayer arrancamos lo táctico, le mandamos un video en cuanto a desmarques, y en cuanto a presiones, y si eso no lo acomodas en la cabeza, y no tenés compromiso, no te entra, no te convence. ¡Y lo están haciendo! Asumimos el compromiso de que cuando volvamos a entrenar, no podemos empezar de cero. Tenemos que continuar un trabajo, que no es lo mismo. El jugador entrena y se siente vivo”.

“La incertidumbre genera preocupación, pero varios aspectos nos ayudan. El club nos da mucha tranquilidad, nos da comunicación permanente, nos llaman, nos dan apoyo económico, la relación con el plantel es muy humana, son condimentos que ayudan a no estar preocupados por lo que va a venir, estamos preparados para lo que venga”.

“Estoy convenido que se van a quedar todos los muchachos, si después hay un caso que atender, lo veremos. Confío en la dirigencia, en Fernando Romano, que están muy atentos a esas cuestiones. Yo estoy informado y actualizado de todo lo que pasa, no tengo la necesidad de meterme en todo. No me gusta invadir, y hay una dirigencia que se encarga de ese tema. Respeto, doy el lugar y acompaño a todos”.

“No me gusta aventurar cosas, pero vamos a luchar para ascender. Los sueños los tenemos y tenemos que sustentarlos con actuaciones, merecimientos. Si entre todos nos unimos en cuanto a las ilusiones que tenemos, tendremos una estructura para empujar, hinchas, dirigentes, futbolistas, cuerpo técnico. Hay una ilusión muy grande, y nosotros debemos defenderla como lo estamos haciendo ahora, con trabajo, sacrificio y compromiso”.

Mira la nota completa en este enlace:

https://www.instagram.com/tv/CAtexFNDu0c/?igshid=ojidohfcucw4