Atlanta se quedó y Flandria consiguió un justo empate al final

En Villa Crespo, cuando corrían 90 minutos, un cabezazo de Mayorga le dio a Flandria un merecido empate (1-1), tras un segundo tiempo en que dominó netamente. Martínez había puesto en ventaja a Atlanta en la primera etapa, que había sido más pareja. Floja labor del equipo de Fabián Castro, que va quedando relegado en las posiciones aunque todavía falta mucho por jugar.

Por Carlos Stortz

 

La lógica vuelta de Enrique y la obligada entrada de Figueira por Ochoa fueron los cambios al comenzar el partido. Atlanta mantuvo el eje del equipo que tan bien había empezado el torneo. Flandria, de campaña irregular, plantó un 4-4-2 que de entrada intentó emparejar el juego que proponía el bohemio, y al mismo tiempo asustar a través de las combinaciones de Nouet y Camacho en el costado derecho del ataque, donde Figueira y Colitto no acertaban del todo en la marca. Los intentos de Atlanta se diluían generalmente por pases equivocados o apuros, por lo que lo más claro terminaban siendo las subidas de Molina por la derecha, de lo más criterioso en Atlanta. Las jugadas de gol no abundaban. Recién en 18’ Minadevino ingresó con peligro por el medio, y el oportuno Molina se cruzó para salvar su valla. Poco después, el arquero visitante Garavano debió dejar la cancha por una lesión.

Iban 30’ cuando una buena combinación de Colitto y Figueira por izquierda culminó con el centro de este último, que no pudo ser aprovechado por un Horacio Martínez que se ubicó bien. Solo 3 minutos después, Miranda acertó con un pase en profundidad para Martínez, quien amagó en el área, y Randazzo se lo tragó con su pierna. Claro penal, que el mismo Martínez definió con clase, bajo y al palo izquierdo del arquero Ruggiero.

A partir de allí se vio lo mejor de Atlanta; levantó Miranda, que empezó a acertar en los pases. En uno de ellos, en 40’ probó con Enrique, pero el remate del ex Defensores terminó débil en las manos de Ruggiero. Sobre el final, primero se lo perdió Nouet con un disparo largo y luego Sosa lesionó a Miranda. En el descuento Rago pudo manotear desprolijamente una pelota que se metía en su palo izquierdo y así salvó a Atlanta del empate.

Para la segunda etapa, Miranda no pudo volver y Castro optó por poner a Seijas en su lugar para armar un 4-4-2. Es difícil saber si fue por retroceso de Atlanta o por avance de Flandria, pero lo concreto es que el equipo visitante paso a adueñarse totalmente de la pelota, y a presionar para acercarse a Rago.

En 5’ Giménez puso un centro cerrado que Rago contuvo bien; en 11’ Rago debió salir ante la carga en solitario de Minadevino. Otro ataque en 14’ desde la izquierda culminó con la entrada franca de Nouet, que le pegó desviado. Todo era de Flandria, salvo el gol. Atlanta no atinaba a salir. Martínez y Pedrozo retrocedían para tratar de hacerse de la pelota, y cuando lo lograban quedaban con demasiado campo para transitar.

Castro intentó con el debut de Caneo en lugar de Pedrozo. El ex Quilmes primero se ubicó como enganche (4-4-1-1), pero rápidamente pasó a ocupar posición de delantero. En cualquier caso, su ingreso no resultó solución para el alicaído intento de avanzar por parte de Atlanta, que solo podía intentar hacer correr el tiempo. Ese tiempo pasaba con un cúmulo de corners a favor de Flandria, que muchas veces lograban restar los altos zagueros bohemios, pero la pelota volvía demasiado rápidamente.

En 29’ Rago salvó milagrosamente ante uno de esos tiros de esquina En 31’ Flandria construyó una jugada monumental por derecha, dejando a Camacho solo con Rago, pero el lateral derecho intentó colocarla y se le fue desviada. El 4 ya era un delantero más y Atlanta no inquietaba arriba. El mismo Camacho intentó con un remate desviado en 40’.

Parecía que el tiempo jugaba a favor de Atlanta, pero no: en 45’ llegó un tiro libre desde la izquierda que Mayorga, arrojándose en palomita y sin marcas a la vista, puso junto al palo izquierdo de Rago. 1 a 1 que no pudo alterarse en los cinco minutos de descuento. Sin duda, Flandria merecía al menos el empate. Atlanta había hecho un aceptable primer tiempo, aunque llegando muy poco. En la segunda etapa, nunca se acercó a Ruggiero.

 

SÍNTESIS

Atlanta (1): Rago; Molina, Cherro, Tecilla y Figueira; Enrique, Previtali y Colitto; Miranda (ST Seijas); Pedrozo (ST 19’ Caneo) y Horacio Martínez (ST 35’ Colombini). DT: Fabián Castro. No ingresaron: Viain, A. Pérez, Barbosa y Mazzanti.

Flandria (1): Garavano (PT 27’ Ruggiero); Camacho, Randazzo, D. Sosa y L. Alvarez (ST 40’ Acosta); Nouet, Mayorga, A. González y G. Giménez; Ciaccheri (ST 31’ Javier Martínez) y Minadevino. DT: José M. Martínez. No ingresaron: A. Giménez, J. Giménez, V. Rodríguez y Escuredo. 

Goles: PT 34’ H. Martínez (A, de penal). ST 45’ Mayorga (F, de cabeza).

Amonestado: D.Sosa (Fla).

Juez: Mauro Biasutto.

Cancha: Atlanta.

Foto: Juan Ignacio Calcagno.