Atlanta le ganó a San Martín con su habitual contundencia

Fue otra tarde feliz en Villa Crespo. Atlanta derrotó por 3 a 1 a San Martín de San Juan en un partido que se hizo complicado en el juego porque la visita tuvo más la pelota, pero en el que el local volvió a ratificar su capacidad goleadora con el olfato del Animal López y el acompañamiento de los demás hombres de ataque. En el primer gol, de López de penal, hubo protestas de los visitantes, que aducían que la pelota no había llegado a entrar; luego López aumentó con un golazo. En la segunda etapa, tras el descuento de Vidal, Marinucci obtuvo el tercero, en el que nuevamente hubo protesta sanjuanino por una presunta falta previa. Con esta victoria Atlanta es puntero, al menos hasta que juegue Estudiantes. Ahora se viene el pendiente en Caseros, el 28.

Por Carlos Stortz

Nuevamente Orfila paró al mismo equipo, que ya se hace costumbre. Esta vez tenía enfrente a los sanjuaninos, que venían de superar a Independiente Rivadavia, parados con un clásico 4-4-2 y con muchos nombres que hace 4 meses jugaban en la Superliga.

Atlanta avisó muy rápido que no iba a dejar respirar a su rival. Recién comenzaba el partido cuando gracias a una pelota perdida por Monteseirín, Mazzanti quedó solo para enfrentar a Ardente. El delantero dudó si patear, eludir al arquero o tocar para Pedrozo que venía por izquierda y optó por esta última, pero el pase fue impreciso, y así se perdió una buena oportunidad. Pero después los verdinegros empezaron a monopolizar la pelota. Metieron presión sobre la defensa bohemia, que tenía que usar pelotazos para salir. En 7’ Marcos Fernández probó de afuera y se fue alto. En 8’, el endiablado Mazzanti mandó un buen centro que Pedrozo logró ganar de cabeza y Ardente salvó arrojándose al piso.

Los sanjuaninos eran más con la pelota, pero sus intentos eran bien cortados por la defensa local. Hasta que en 15’, Ochoa Giménez esperó recibir en el borde del área, y Mattia le tiró un tren encima. Claro penal, pese a las protestas. Dos minutos después lo pateó Luis López, no muy esquinado, Ardente manoteó, se le fue para atrás y la sacó con una mano cuando la pelota iba hacia adentro. El árbitro asistente, muy cerca, marcó el gol, y el árbitro lo convalidó. Todos los jugadores se fueron encima del asistente y Ardente hasta le dio un empujón, pero nada cambió. Es difícil apreciar si la pelota entró, aunque sin duda se fue hacia atrás de donde estaba Ardente y, dada la cercanía del asistente, habría que confiar en su determinación.

El partido pasó a jugarse bajo un estado nervioso fuerte de los visitantes, que igualmente siguieron dominando el juego, más que nada por virtud de sus dos carrileros, Giménez y Ramírez, pero con pocas llegadas. En 22’, Valdez Chamorro sacó un excelente disparo que pasó a centímetros del poste derecho de Ardente. En los últimos 10’, el juego se volvió más equilibrado, aunque en 40’ un centro de Ramírez precisó de la justeza de Ochoa para sacar al córner cuando se venía Bravo solo.

Y cuando iban 45’ volvió a aparecer la contundencia de Atlanta: Mazzanti escapó por derecha y tocó atrás para Valdez Chamorro que la metió al medio de primera. La paró López de espaldas al arco, se hamacó para desacomodar a su marca, y enfrentó a Ardente para batirlo con un disparo fuerte y alto. 2 a 0 y cierre de la etapa.

Como se hizo costumbre en Atlanta jugando de local, el segundo tiempo se utilizó para mantener el resultado. La pelota nuevamente fue cedida a la visita, y Atlanta intentó jugar de contra. En 8’, un juego de toques dejó a Escobar solo ante Rago, aunque el arquero se la jugó yendo abajo y la mandó al corner. Ya en 17’, Bravo disparó fuerte y la pelota se fue apenas alta.

En la mayoría de las jugadas Caro Torres despejaba de cabeza. Y Previtali, más sólido que en la primera etapa, manejaba mejor el medio. Grelak probó entonces con dos cambios, entre ellos el grandote Palacios Alvarenga. Y Orfila respondió con Talpone en lugar de Valdez Chamorro, de muy buena labor, y luego con Trinidad por Ochoa Giménez.

La visita siguió manejando el partido por los costados y ya en 37’ se fue Giménez por la punta derecha e intentó el primer palo en vez del pase. Rago, atento, frenó la intentona. Pero un minuto después, una pifiada de Palacios Alvarenga dejó a Vidal solo ante Rago para que el 16 definiera al segundo palo. Quedaban siete minutos y el descuento para sufrir.

Orfila puso entonces a Marinucci por el agotado Mazzanti, y en 44’, tras un ataque visitante, Atlanta logró salir de contra con una pelota robada entre Flores y López. El pase fue para Talpone que entró solo por derecha, y el ex Estudiantes habilitó a Marinucci para que que la parara, se acomodara y definiera con el arco vacío. Volvieron a protestar los visitantes, esta vez por una presunta una falta previa que no pareció existir.

Llegó entonces el final, la algarabía local, y la ronda de los verdinegros alrededor de la terna arbitral, con la Policía mediando. Mientras tanto, Atlanta sigue ganando y pelea la punta con el sorprendente Estudiantes.   

SÍNTESIS

Atlanta (3): Rago; Flores, Caro Torres, Tecilla y Axel Ochoa; Valdez Chamorro (ST 26’ Talpone), Previtali y Ochoa Giménez (ST 33’ Trinidad); Mazzanti (ST 40’ Marinucci), Luis López y Pedrozo. DT: Alejandro Orfila. No ingresaron: Ferrero, Coronel, Astina y Joaquín Molina.

San Martín (San Juan) (1): Ardente; Barrios, Mattia, Monteseirín y Escobar; G. Ramírez (ST 23’ Palacios Alvarenga), Jerez Silva, M. Fernández y M. Giménez; Osorio (ST 23’ Pajoy) y Bravo (ST 33’ Vidal). DT: Alfredo Grelak. No ingresaron: Corti, F. Álvarez, Iberbia y Pelaitay.

Goles: PT 17’ y 45′ Luis López (A, el primero de penal). ST 38’ Vidal (SM), 44’ Marinucci (A)

Amonestados: Previtali (A); Mattia, Ardente, M. Fernández y Barrios (SM). Hubo un tumulto alrededor del árbitro con el partido finalizado por lo que más jugadores visitantes podrían ser informados.

Árbitro: Leandro Rey Hilfer.

Cancha: Atlanta.

Fotos: Diego Sirio.