Atlanta aprobó otro examen de carácter y festejó ante Alvarado en Mar del Plata

Atlanta volvió a ganar en Mar del Plata después de 46 años. Derrotó por 2 a 1 al local Alvarado en el Minella, y repitió así el resultado del Nacional 1973 en aquel partido inconcluso frente a Kimberley en el Estadio San Martín. Mazzanti y Pedrozo convirtieron los goles para una victoria que resultó justa, ya que Atlanta fue el protagonista durante la mayor parte del tiempo. Buena labor de los tres delanteros bohemios. Atlanta sigue peleando en los puestos de vanguardia del torneo.

Por primera vez en el torneo, Orfila mantuvo el equipo titular con respecto al partido anterior. Así, jugaron de entrada los mismos once que habían derrotado a Guillermo Brown. Pese a la recuperación de Coronel, mantuvo a Caro Torres y al mismo planteo. Alvarado tenía su equipo armado, pero en el precalentamiento se lesionó González y debió apelar a un cambio ofensivo con el ingreso de Canuhé. Igualmente armó un claro 4-4-2.

Atlanta avisó desde el inicio que quería ser protagonista. Iban solo 15 segundos cuando Mazzanti tuvo la pelota para definir pero un defensor llegó a restar el peligro. Nuevamente Mazzanti en 6’ recibió por izquierda y eludió al arquero Degrá, pero su remate de zurda quedó muy débil, perdiendo la oportunidad. Atlanta era más, especialmente por los errores defensivos del local. No extrañó entonces que en 13’ llegara el centro preciso de Pedrozo desde la izquierda para que Mazzanti se elevara de cabeza y pusiera la pelota abajo y al segundo palo de Degrá, abriendo el marcador.

A partir de allí, Atlanta cayó en un pozo y Alvarado empezó a acercarse con mucho peligro. Valdez Chamorro y Flores no podían parar los ataques de Bracamonte. En 18’ un centro de Canuhé fue peinado por Giordana, y cuando parecía que llegaba Rivero, Flores logró desbaratar el ataque. Enseguida Bracamonte se fue por izquierda y quedó solo ante Rago, que tapó brillantemente.

Atlanta no podía salir aunque Alvarado le dejaba espacios. Así y todo, en 24’ Previtali armó un contraataque de 4 contra 2, pero Valdez Chamorro no pudo terminarlo bien. La pelota pasaba el medio y Atlanta no la paraba, hasta que poco a poco el partido empezó a emparejarse. A Alvarado le costaba más llegar, y cada vez que Atlanta se acercaba a Degrá, desnudaba los errores de la defensa local. En 38’ Mazzanti quedó solo en un nuevo contrataque, pero quiso definir de zurda y su remate resultó débil. Y entonces apareció una desatención que costó caro: inmediatamente la pelota fue del otro lado y Flores le cometió un claro penal a Bracamonte. Lo ejecutó Rivero, bajo y a la izquierda de Rago para poner el empate. De ese modo terminó la primera etapa con una igualdad que era justa. Atlanta había empezado mejor y el local lo había superado luego para emparejarse al final.

En la segunda etapa Atlanta volvió a ser el dominador. Tuvo alguna oportunidad antes de cumplirse el minuto, y luego, cuando iban 6’, Flores construyó una gran jugada por derecha y tocó para Ochoa Giménez, quien quiso habilitar a Pedrozo. Giordana, que estaba defendiendo, quiso cortar el pase, con tan mala suerte que se la dejó clarita al misionero para que éste, con un derechazo esquinado y sorpresivo, pusiera la pelota junto al palo en una preciosa definición para convertirlo en el 1-2.

A partir de allí, el juego entró muchas veces en territorio de violencia. Orfila decidió sentar a Previtali, amonestado, para poner a De Ciancio. También Talpone sustituyó a Valdez Chamorro. Alvarado se la jugó sacando a Teijo, pero el local empezó a llenarse de amarillas por los nervios que lo invadían. No extrañó entonces que en 24’ Giordana, que estaba amonestado, fuera expulsado por cargar sobre Rago -más allá de que pareció exagerada esa segunda amarilla.

Con el hombre de más, Atlanta pudo tener algo más de tranquilidad. En 28’ lo tuvo Talpone tras una buena jugada de contraataque, pero le pegó alto. En 32’ lo tuvo López tras recibir de Pedrozo. También se le fue alto. Alvarado dispuso de la más clara para empatar en 42’, tras un corner que Ledesma no pudo empujar. Y Atlanta podría haber logrado la tranquilidad cuando Astina (que ingresó por Mazzanti) recibió solo de López, pero remató al cuerpo de Degrá, dándole vida a Alvarado en los cuatro minutos restantes de partido.

Pero Atlanta mantuvo el resultado. Con el buen juego de los tres delanteros, dos centrales que sacaron todas, y un De Ciancio que se mostró atinado en los minutos que estuvo en la cancha. Atlanta tiene 16 puntos en 7 fechas, acaso más que lo que el más optimista habría soñado para este comienzo en la segunda categoría del fútbol argentino. Y lo merece.

 

SÍNTESIS

Alvarado (Mar del Plata) (1): Degrá; Zurbriggen, G. Fernández, Quiles y Oliva; Pablo Ledesma, Teijo (ST 16’ Lucero), Canuhé (ST 36’ Gentile) y Bracamonte (ST 22’ Vidal); Rivero y Giordana. DT: Juan Pablo Pumpido. No ingresaron: Bilbao, Ponce, Caro y Algozino.

Atlanta (2): Rago; Flores, Caro Torres, Tecilla y Axel Ochoa; Valdez Chamorro (ST 12’ Talpone), Previtali (ST 11’ De Ciancio) y Ochoa Giménez; Mazzanti (ST 37’ Astina), Luis López y Pedrozo. DT: Alejandro Orfila. No ingresaron: Ferrero, Coronel, Oyola y Marinucci.

Goles: PT 13’ Mazzanti (Atl, de cabeza), 39’ Rivero (Alv, de penal). ST 6’ Pedrozo (Atl).

Expulsado: ST 24’ Giordana (Alv)

Amonestados: Previtali y Astina (Atl). Teijo, Oliva, Ledesma, Zurbriggen, Lucero y Algozino (Alv). Nota: Algozino fue amonestado estando en el banco de suplentes.

Árbitro: Maximiliano Ramírez.

Estadio: Mundialista de Mar del Plata José Minella (local Alvarado).

Foto: Federico Imas.