Acassuso se aprovechó de un Atlanta inconexo

Acassuso derrotó por 2 a 0 a Atlanta en un partido en el que el bohemio, jugando como local, mostró su peor actuación en lo que va del torneo. Con líneas desconectadas, fragilidad defensiva y dificultades para acercarse a la valla rival, Atlanta fue una sombra del equipo que supo ser fechas atrás. La derrota vuelve a alejar a Atlanta de las posiciones de vanguardia, aunque todavía falta mucho.

Por Carlos Stortz

El Pepi Berscé solo realizó un cambio respecto del partido frente a San Miguel: el ingreso de Guillermo Sánchez en el lugar de Axel Ochoa. Mantuvo así el esquema que mete por momentos a Vega como líbero armando una línea de 3, y que en otras ocasiones se torna un 4-3-3 o un 4-3-1-2. Acassuso, comandado por el experimentado Fito Della Picca, antepuso un 4-4-2 clásico, aunque Monge tendía a sumarse por momentos al medio. Y Atlanta la pasó mal de entrada. Primero una salida desesperada de Lugo, y enseguida un córner desde la derecha que Capasso tomó con un derechazo seco que se clavó en el arco de Lugo, una réplica del que Atlanta había sufrido en San Miguel.

Con el 0-1, Atlanta intentó salir a buscar la igualdad. Y contó de entrada con la inspiración de Miranda: en 12’ poniendo una pelota cruzada perfecta para Pedrozo, que tocó al medio ante la salida de Dobboletta, pero no llegó Martínez. Y en 16’ metiéndose en el área sorteando piernas, pero luego rematando defectuosamente. Dos jugadas que marcaban su nivel. Pero luego se pinchó el propio Miranda, y con él desapareció Atlanta. La dupla Sánchez-Ochoa Giménez no hacía pie por izquierda, Monserrat se veía muy apagado, y los delanteros no llegaban. Es así que no hubo más situaciones de gol en toda la primera etapa. Acassuso mostró la prodigalidad de Caballero, un 8 que jugaba de 9 y que generaba dudas en la defensa bohemia.

Se suponía que Atlanta saldría a buscar el empate en la segunda etapa, pero si le había sido difícil antes, lo fue aún más ahora. En 12’ Berscé cambió el esquema con el ingreso de Alvarez y Ochoa por Sánchez y Ochoa Giménez, con lo que se armó un claro 3-4-1-2, con Bettini y Ochoa definitivamente sumados al medio campo. Pero Atlanta no encontraba ningún camino. No podían Alvarez y Monserrat en el medio, fallaba Miranda, no alcanzaba la voluntad de Martínez. En 18’ una pifia en defensa dejó a Caballero solo para enfrentar a Lugo, pero el arquero tapó.

Della Picca empezó a sacar delanteros y poner volantes, y Atlanta caía y no se levantaba. En 26’ Pipino anunció con un remate apenas desviado que Acassuso estaba más cerca del segundo que Atlanta del empate. El ingreso de Chaves por Bettini pareció darle nuevos bríos, y fue así que Atlanta generó una jugada en la que Martínez tocó atrás para Ochoa, y su remate rebotó providencialmente y salvó al visitante. Pero pronto se apagó la estrella, llegó el descuento, y la escapada de Pipino por izquierda superando con facilidad a Bianchi Arce, y rematando cruzado desde posición esquinada para poner el lapidario 2 a 0. Nuevo golpe para Atlanta, que tuvo una actuación para el olvido.

SÍNTESIS

Atlanta (0): R.Lugo; Bettini (ST 31’ Chaves), Bianchi Arce, Tecilla y Guillermo Sánchez (ST 12’ Axel Ochoa); Monserrat, G.Vega y Ochoa Giménez (ST 12’ L.Alvarez); B.Miranda; Pedrozo y A.Martínez. DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Brambatti, Previtali, Oyola y M.Giménez

Acassuso (2): Dobboletta; Monge, Capasso, Godoy y Bozzoni: G.Fernández (ST 5’ Alan Sánchez), M.Rojas, Becquer y Pipino; Caballero (ST 36’ J.Giménez) y Caspary (ST 21’ G.González). DT: Rodolfo Della Picca. No ingresaron: Monllor, Fonseca, Etchegoyen y Ferrario.

Goles: PT 3’ Capasso (Aca), ST 47’ Pipino (Aca).

Amonestados: Bozzoni, Caballero y Rojas (Acassuso) Pedrozo, Lugo y Alvarez (Atlanta).

Arbitro: Mauro Biasutto.

Cancha: Atlanta.

Foto: Juan Ignacio Calcagno.