1.000 veces en casa

Atlanta llega al partido oficial número 1.000 en su actual estadio. Ello ocurrirá cuando enfrente a Tristán Suárez, el próximo sábado 3 de junio, a las 13.05. Este hito prácticamente coincidirá con el 57.° aniversario de su inauguración, que tuvo lugar el 5 de junio de 1960 ante Argentinos Juniors, por el Campeonato de Primera División. Habrá un homenaje del club a ex futbolistas que disputaron aquel primer partido en el León Kolbowski: Osvaldo Guenzatti, Carlos Timoteo Griguol, Rodolfo Bettinotti, Carlos Zivec y Norberto Desanzo.

EDGARDO IMAS (@EdgImas)

1960. Inauguración del estadio. Los equipos de Atlanta y Argentinos Juniors formados antes del inicio del partido número 1.

Cumplir 1.000 partidos oficiales en casa no es algo que deba pasar inadvertido. Los hinchas y socios de Atlanta pasaron muchas horas de sus vidas en esas tribunas y pasillos, experimentando el romanticismo y el fatalismo que siente todo seguidor de un club “chico”. Es el lugar que durante casi seis décadas ha albergado esperanzas y frustraciones, momentos sublimes y otros de profunda tristeza y hasta vergonzosos. Y no sólo en el aspecto deportivo.

Desde los tablones y butacas vieron cómo el óxido y la dejadez hicieron que aquel estadio casi modelo acompañara la decadencia institucional y deportiva del club a partir de la segunda mitad de los años ochenta. Votaron con un dolor indescriptible, luego de la quiebra judicial decretada en 1991, desprenderse de la sede social y conservar el estadio de fútbol para permitir que el club saliera de esa crisis que entonces parecía ser terminal. Resistieron proyectos inmobiliarios especulativos que merodearon la zona. Escucharon promesas y discursos, algunos cumplidos, y otros que nunca concretaron, empezando por aquel proyecto de reemplazar rápidamente las tres tribunas de madera con las que se inauguró el estadio en 1960 por otras de cemento. Recuperaron la fe, movilizándose y reabriendo en 2007 la sede social, y dos años más tarde estrenando las dos cabeceras de cemento.

El presidente León Kolbowski corta cintas de inauguración junto con su vicepresidente, Vicente Tassitani.

Ícono de Villa Crespo, hogar de ilusiones, objetivo de varias generaciones, el Gran León llega a este milésimo con una gran historia detrás de sí. Una historia que fue el producto de una construcción colectiva soñada desde mucho antes de que se colocara la piedra fundacional del estadio.

La inauguración tuvo lugar el 5 de junio de 1960, en ocasión de un partido por la octava fecha del Campeonato de Primera División de 1960: Atlanta perdió 3 a 1 con Argentinos Juniors. El equipo de La Paternal era el puntero del certamen y Atlanta venía de ganar la final de la Copa Suecia cinco semanas atrás. El presidente del club era don León Kolbowski (1912-1980), cuyo nombre adoptó el estadio en 2000 por una resolución de la comisión directiva. El primer gol del partido inaugural lo convirtió Osvaldo Guenzatti a los cinco minutos de juego en el arco que da a la avenida Corrientes. (Ver síntesis más abajo.)

Rápidamente, el nuevo estadio se constituyó en uno de los referentes del fútbol nacional, con centenas de partidos de todo tipo disputados sobre su césped: oficiales y amistosos, de orden nacional e internacional, de Primera División y de las categorías del Ascenso, de divisiones inferiores. También albergó numerosos actos políticos y sindicales, conciertos musicales y carreras de midget. Y hasta en él peleó el gran campeón mundial de boxeo Cassius Clay, en 1971, y se jugó una final de básquet, en 1966.

En lo que hace a la estructura del estadio, algunos hitos fueron la inauguración de la platea alta central en 1962; del actual sector de prensa y palco oficial en 1967; de los dos sectores laterales de la platea alta en 1976, y de las dos cabeceras de cemento en marzo de 2009, tras tres años de clausura del estadio.

En cuanto a la iluminación artificial de la cancha, en 57 años fueron estrenados diversos sistemas lumínicos: el primero en enero de 1963, y los siguientes en 1964, 1967 y diciembre de 2013 el último, tras dieciséis años sin luz en el estadio.

Hasta el pasado partido que Atlanta ganó 2 a 1 a Defensores de Belgrano, el Bohemio había jugado en su actual estadio 999 partidos oficiales, de los cuales ganó 438, empató 302 y perdió 259, con 1.401 goles a favor y 1.035 en contra.

1960. Atlanta 1 Argentinos Juniors 3. El primer gol en el estadio: Osvaldo Guenzatti, del Bohemio, al arquero Juan Carlos Moreno, a los 5 minutos de juego.

1960. Construcción de una de las tribunas populares de madera.

Partidos oficiales jugados por Atlanta en el estadio León Kolbowski

Jugó

Ganó

Empató

Perdió

Goles a favor

Goles en contra

1ª División

395

168

116

111

594

463

Ascenso

601

268

185

148

802

569

Copa Argentina

3

2

1

0

5

3

Total

999

438

302

259

1401

1035

1960. Vista panorámica del estadio por inaugurarse.

1960. El día del partido inaugural en una vista panorámica.

1960. Globo aerostático sobrevuela el flamante estadio bohemio.

De los 999 partidos, en 991 fue local y en 8 fue visitante de otros equipos (3 de Italiano, 2 de Platense y de Español, Armenio y San Lorenzo, 1 cada uno).

A la vez, 996 cotejos correspondieron a campeonatos y 3 a distintas ediciones de la Copa Argentina (1969, 2012/13 y 2014/15). De los 996 jugados por campeonatos, 395 fueron por certámenes de Primera División y 601 por el Ascenso (231 en la segunda categoría: vieja Primera B y B Nacional, y 370 en la tercera categoría, la B Metropolitana).

El máximo goleador de Atlanta en el estadio León Kolbowski es Juan Antonio Gómez Voglino, quien entre 1970 y 1974 allí marcó 36 tantos (sobre los 68 que anotó en su paso por el Bohemio, lo que lo ha convertido en su mayor artillero histórico). Lo siguen el mendocino Roberto Marcelo Salomone y Jorge Gilberto Villagra, con 30 goles convertidos en Humboldt 350, y el mendocino Rubén Andrés Cano y Jorge Hugo Fernández, con 27.

El que acumula mayor cantidad de presencias en el Gran León defendiendo la casaca bohemia es el delantero formoseño Víctor Marcelino Paredes, con 161, seguido por el defensor Santiago Rico, con 124; Alfredo Manuel Torres, con 119, y Alejandro Oscar Insaurralde, con 117.

En esos 1.000 partidos, algunos dejaron grandes alegrías como el de la última fecha del Metropolitano 1971, cuando Atlanta le ganó 3 a 0 a Los Andes y pudo permanecer en Primera División, obligando a bajar a la B a su vencido. Dos años más tarde, en diciembre de 1973, una goleada 6 a 1 a Gimnasia y Esgrima (Jujuy) consagraba al Bohemio ganador de su zona en el Nacional 1973 y lo clasificaba para disputar el cuadrangular final, en el cual terminó tercero, su mejor performance en un campeonato regular de Primera A.

Sólo dos veces Atlanta pudo festejar un ascenso en su propio estadio: en 1990, a pesar de perder 1 a 0 con Nueva Chicago, ganó el Zonal Sudeste y así logró subir al Nacional B; en 2011, a pesar de perder 1 a 0 con Barracas Central y de tener que esperar el resultado de Defensores de Belgrano – Nueva Chicago, pudo festejar en casa el campeonato y el ascenso a la B Nacional. Esta última fue la única en que salió campeón en Humboldt aun con suspenso, ya que otros campeonatos fueron obtenidos en canchas de Newell’s (1983) y en Ferro (1995).

Otras alegrías en el León Kolbowski fueron, también en la B Metro, la obtención del Clausura 1994/95, ganándole 1 a 0 a Deportivo Armenio, y del Apertura 2003/04, derrotando 3 a 1 a Social Español. También fue muy festejada la permanencia en la B Metro, en 2003, al igualar 0 a 0 en Villa Crespo, con Argentino de Merlo por la Promoción.

Grandes frustraciones se vivieron con la derrota 1 a 0 en el trunco partido ante Sarmiento por la final de la B Metro 2003/04, y en la última fecha del Transición 2016, al empatar sin goles con Flandria, que se coronó campeón. Un gran escándalo, que influyó en el posterior descuento de puntos y descenso, tuvo lugar en 1990, en la derrota 2 a 0 con Cipolletti, con la suspensión del encuentro por un intento de agresión al árbitro por el vicepresidente Bernardo Kravestcky y la invasión de la cancha por un grupo de hinchas.

Las mayores goleadas obtenidas por Atlanta en el León Kolbowski se registraron en el Campeonato de Primera División 1966, 7 a 0 a Huracán (con cuatro goles de Roberto Salomone); en el Torneo Metropolitano de Primera División 1975, 6 a 0 a Gimnasia y Esgrima La Plata, y en el Campeonato de Primera B 1982, 6 a 0 a Defensores de Belgrano (con tres goles de Alfredo Graciani).

A la vez los traspiés más contundentes en casa fueron: un 7 a 0 con Huracán, en el torneo Nacional de Primera División 1974 (Atlanta jugó con amateurs por conflicto con su plantel profesional), y un 6 a 0 con Sarmiento, por el Reducido de la B Metro 1999/2000.

Algunos partidos memorables de los mil disputados fueron el clásico de Villa Crespo de la B Nacional 1996/97, cuando perdía con Chacarita 4 a 1 y terminó igualando 4 a 4. Y otro gran remontada en 1960, ante Racing, cuando caía 3 a 1, pero triunfó 4 a 3, con tres goles de Luis Artime. Fueron muy recordadas dos victorias ante River, ambas por 2 a 1, por el Metro 1971 y por el Metro 1972, así como ante Boca, 2 a 1 en el Metro 1972 y 1 a 0 en el Metro 1973, y ante Rosario Central, 1 a 0 en el Nacional 1973. También quedará en la historia la fiesta del centenario, en 2004, con un partido entre las glorias del club y luego un amistoso entre Atlanta y River.

1960. La cobertura del vespertino “Noticias Gráficas” del partido inaugural con Argentinos Juniors.

Una breve historia del estadio

Atlanta había recalado en Villa Crespo en enero de 1922, cuando alquiló el predio donde ahora se levanta la sede social, propiedad de Juan Dufour. En julio de ese mismo año inauguró en Humboldt 470 su primera cancha (1-1 con River), con orientación norte-sur y conocida como “el cajoncito” por sus reducidas dimensiones. Allí jugó hasta mediados de 1959, aunque con el desmantelamiento de las lignarias tribunas el campo de juego pasó a ser la auxiliar, lugar de entrenamientos y hasta de partidos oficiales de las divisiones juveniles.

El predio donde en 1960 se inauguró el actual estadio había sido alquilado en 1933 por Chacarita. Era la segunda cancha que los funebreros tenían sobre la calle Humboldt, ya que la primera la habían tenido en la manzana de enfrente, con fondos a la calle Darwin, entre 1923 y 1930. La entidad tricolor permaneció en Humboldt 350 entre 1933 y diciembre de 1944, con una medianera que separaba ambos estadios.

En noviembre de 1941, enteradas de los inconvenientes que poseía el Club Chacarita Juniors con el propietario de los terrenos donde estaba su cancha, las autoridades de Atlanta señaron la compra de ese predio lindero para construir allí un nuevo estadio. Debido a que el club no estaba en condiciones de afrontar el resto del pago, se formó la Compañía de Tierras Villa Crespo S.A., con el propósito de comprar ese terreno y cedérselo a Atlanta. El directorio de la compañía estaba integrado por varios viejos socios y dirigentes de la institución y por otros vecinos que se sumaron a la epopeya. En los meses siguientes la colaboración se hizo notar mediante la suscripción de acciones de la compañía.

En 1945 ya el terreno era propiedad de Atlanta y su ex vecino se había mudado a San Martín. Enseguida, surgió el proyecto de levantar un estadio de cemento, acorde con lo que habían hecho o estaban haciendo otros clubes de fútbol (Boca, River, Racing, Huracán) y aprovechando los contactos de Atlanta con el flamante gobierno nacional, encabezado por el general Juan Domingo Perón. A pesar de la maqueta de un moderno estadio de cemento que fue tapa de la Memoria y Balance del club de 1946 y de la conformación de una comisión ad hoc, nunca se pudo construir nada. El terreno pasó a ser un inmenso potrero donde niños y jóvenes jugaban “picados”. El club sufrió dos descensos y una intervención judicial, hasta que a fines de la década del cincuenta se pudo retomar, con el equipo ya en Primera División y una sede social en pleno funcionamiento, el proyecto del estadio de cemento.

A mediados de 1958, todavía con Alberto Chissotti como presidente (renunció en febrero de 1959 y lo sustituyó su vice, León Kolbowski), se inició la construcción de una tribuna de cemento sobre Humboldt. Distintas circunstancias hicieron que se modificara el plan original de continuar jugando en el viejo estadio hasta que estuviera listo el nuevo con capacidad para 100.000 espectadores. El derrumbe de una tribuna en la cancha de Gimnasia en mayo de 1959 durante el clásico platense desató una ola de inspecciones, y el “cajoncito” de Humboldt 470 fue clausurado. La solución de las deficiencias estructurales del viejo estadio y de los cuestionamientos técnicos de la Municipalidad requería una inversión millonaria. Una masiva asamblea de socios, el 1.° de octubre de 1959, decidió: 1) el inmediato traslado de las instalaciones del viejo estadio al predio lindero; 2) utilizar los materiales existentes en el viejo estadio para la construcción de tres tribunas; 3) proseguir con la construcción de la tribuna de cemento sobre la calle Humboldt para habilitar en ella plateas y vestuarios y concentración.

Así se llega al 25 de mayo de 1960, cuando con motivo del día patrio, se realizó una ceremonia de preinauguración del nuevo estadio. Se izó por primera vez la bandera nacional en el mástil del centro del campo de juego. Concurrieron una gran cantidad de socios y simpatizantes, la CD en pleno y todos aquellos que de una u otra forma habían participado en la construcción. Hubo suelta de palomas y emotivos discursos a cargo del intendente municipal de Buenos Aires, Hernán Giralt, y del presidente del club, León Kolbowski.

Los distintos sectores del estadio, con capacidad para 34.000 espectadores y la novedad de amplios pasillos en las populares, recibieron nombres: la platea sobre la calle Humboldt fue bautizada como Sesquicentenario de la Revolución de Mayo; la popular de enfrente, General San Martín; la cabecera este (avenida Corrientes), Osvaldo Moltedo (un subgerente del club que tuvo mucho que ver con que Atlanta comprara esas tierras y que había fallecido en 1959), y la cabecera oeste (calle Muñecas), Nicolás Corbellini (ex presidente en 1922/25, 1931 y 1933, fallecido en 1941, y uno de los responsables de que Atlanta se estableciera en Villa Crespo).

1946. La tapa de la Memoria y Balance de Atlanta con el proyecto del nuevo estadio de cemento por construirse en el terreno que compró y donde estaba la cancha de Chacarita Juniors.

1960. La tribuna de cemento, devenida por las circunstancias en la actual platea, en construcción.

El partido inaugural

Finalmente, el domingo 5 de junio de 1960 se jugó el partido número uno. Antes, se llevaron a cabo distintos actos, con la presencia del intendente de la ciudad de Buenos Aires, Hernán Giralt, quien dio el puntapié inicial del partido; el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Raúl Colombo, y varios ex jugadores de la institución, como por ejemplo Norberto Pairoux y Francisco Aguirre. También se vieron mascotas como el perro Napoleón embalsamado. El presidente de Atlanta, León Kolbowski, efectuó el corte de cintas en la puerta de acceso de plateas al campo de juego, los dos arcos y el túnel, mientras las instalaciones eran bendecidas por un cura. Hubo entrega de ramos de flores y suelta de palomas y hasta un globo aerostático, a la vez que los equipos formaron y en el mástil se izó la bandera nacional.

Con varias ausencias de titulares por lesión (Oscar Clariá, Mario Griguol, Luis Artime), el Bohemio recibió al puntero, Argentinos Juniors, por la octava fecha, para inaugurar su estadio en partido televisado, y cayó 3 a 1.

A los 5’ de juego se convirtió el primer gol en la nueva cancha y fue a favor de Atlanta, por intermedio de Osvaldo Guenzatti en el arco que daba a la sede social, defendido por el arquero Juan Carlos Moreno. Pero el comportamiento de algunos no estuvo a tono con lo que se celebraba: a los 32’ el juego se suspendió durante trece minutos por incidentes en la tribuna, ya que se pelearon hinchas de uno y otro equipo. La policía arrojó varias bombas lacrimógenas sobre el sector donde se desarrollaban los disturbios y otras dos sobre la popular local. Los jugadores se retiraron a la zona de vestuarios, si bien enseguida regresaron y se reanudó el cotejo. A los pocos minutos el juez Duval Goicoechea echó a Norberto Desanzo, que así se transformó en el primer expulsado en el nuevo estadio. Los goles para los de La Paternal llegaron en el segundo período, convertidos por Osvaldo Carceo, Juan Carlos Valentino (de tiro libre) y Mario Sciarra. Es decir que en esa tarde inaugural los cuatro tantos del partido de Primera División fueron marcados en el mismo arco.

La síntesis del partido de Primera División del día de la inauguración fue la siguiente:

Atlanta 1 – Argentinos Juniors 3 (Primera)

Atlanta: Néstor Errea; Carlos Griguol y Carlos Zivec; Norberto Desanzo, Rodolfo Bettinotti y Juan Asprela; Osvaldo Biaggio, Osvaldo Guenzatti, Domingo Rodríguez, Roberto Bellomo y Walter Roque. AS: Ángel Rocha. DT: Manuel Giúdice.

Argentinos Juniors: Juan Carlos Moreno; Juan Carlos Valentino y Roque Ditro; Julio Mattos, Ricardo Ramaciotti y Juan Carlos Malazzo; Martín Canseco, Martín Pando, Osvaldo Carceo, Hugo González y Mario Sciarra. AS: Raúl Trebini. DT: Eduardo Correa.

Juez: Duval Goicoechea. Recaudación: $442.710 (por la venta de 11.634 entradas generales) y $27.050 (por la venta de 187 plateas). Goles: PT: 5’ Osvaldo Guenzatti (At). ST: 13’ Osvaldo Carceo (AJ), 18’ Juan Carlos Valentino (AJ), 44’ Mario Sciarra (AJ). Incidencia: expulsado PT: 35’ Norberto Desanzo (At).

Antes del cotejo de Primera División se había disputado el preliminar por el Campeonato de Tercera División y Atlanta venció por 4 a 3. En rigor, éste fue el primer partido disputado en el nuevo estadio. La síntesis de aquel cotejo es la siguiente:

Atlanta 4 – Argentinos Juniors 3 (Tercera)

Atlanta: Carlos Michelena; Alfredo Nieto y Julio Maggio; Oscar Ribeiro, Santiago Musso y Enrique Flores; Carlos Vázquez, Alberto Mario González, Alfonso Ciro, Juan Carlos Carone y Carlos Figueroa. DT: Bernardo Gandulla.

Argentinos Juniors: Zárate; Montero y José Enrique Diez; Soro, Charia y Devesio; José Luis Luna, Iñaqui, Forgore, Moya y Sarli.

Juez: Giménez. Goles: PT: 4’ Carlos Vázquez (At), 27’ Alberto Mario González (At), 33’ José Luis Luna (AJ), 37’ Alberto Mario González (At). ST: 2’ Alfonso Ciro (At), 30’ Sarli (AJ), 39’ José Luis Luna (AJ), de penal. Incidencias: expulsados ST: 20’ Charia (AJ), 32’ Alfonso Ciro (At).

2009. Atlanta 3 Español 1. Partido oficial n° 835. Se reabre el estadio con dos nuevas cabeceras de cemento, tras tres años de clausura.

Anexo estadístico sobre los 1.000 partidos en el actual estadio

Partidos oficiales jugados por Atlanta en el estadio León Kolbowski

(discriminados por categoría)

Jugó

Ganó

Empató

Perdió

Goles a favor

Goles en contra

1ª categoría

395

168

116

111

594

463

2ª categoría

231

99

77

55

321

224

Vieja 1ª B B Nac

115

116

65

34

32

45

18

37

193

128

97

127

3ª categoría (B Met)

370

169

108

93

481

345

Copa Argentina

3

2

1

0

5

3

Total

999

438

302

259

1401

1035

Nota: Dos partidos se toman con los resultados dispuestos por el Tribunal de Penas de la AFA, que difieren con lo acontecido en la cancha: Metro 1976, Atlanta 1 – Estudiantes LP 0 (había perdido Atlanta 1 a 0, pero por mala inclusión del jugador visitante Miguel Russo se cambió el resultado) y Primera B 1983, Atlanta 0 – Armenio 2 (ganaba Atlanta 3 a 2 cuando fue suspendido por falta de balón a los 4’ ST).

 

Goleadores de Atlanta en el estadio León Kolbowski

Jugador

Goles

Años en que convirtió

Juan Gómez Voglino

36

1970-1974
Roberto Salomone

30

1966-1967 y 1978
Jorge Villagra

30

1978-1984
Rubén Cano

27

1970-1974
Jorge Fernández

27

1962-1967 y 1969
Alfredo Torres

25

1978-1980, 1982-1986 y 1991
Jorge Domínguez

24

1964-1969
Ricardo Espala

24

1980-1983
Luis Artime

22

1960-1961
Luis Bonnet

22

1991-1996
Alejandro Onnis

20

1971-1975
Abel Soriano

20

2006 y 2010-2012
Andrés Soriano

20

2010-2013

Nota: a Alfredo Torres se le computa el gol que le convirtió a Armenio en 1983, en el partido que ganaba Atlanta 3 a 2 cuando a los 4’ ST fue suspendido por falta de balón; luego, el Tribunal de Penas se lo dio por perdido 2 a 0 a Atlanta.

Jugadores de Atlanta con más presencias en el estadio León Kolbowski

Jugador

Partidos

Años en que jugó

Víctor Paredes

161

1990-2002
Santiago Rico

124

1964-1973
Alfredo Torres

119

1977-1980, 1982-1986 y 1991
Alejandro Insaurralde

117

1991-1998 y 2000
Fabián Castro

109

1988-1991 y 1992-1996
Adrián Bianchi

109

1977-1984

 

Algunas notas publicadas por el autor sobre la historia del estadio

Estadio. Historia de su inauguración y los principales hitos futbolísticos (publicada en 2006). https://sentimientobohemio.wordpress.com/2016/10/24/hogar-dulce-hogar/

Estadio. Los principales hitos políticos, sindicales y artísticos (publicada en 2006).

https://sentimientobohemio.wordpress.com/2016/10/24/hogar-dulce-hogar-2/

Rumbo a las cabeceras de cemento y la reapertura del estadio (publicada en 2007).

https://sentimientobohemio.wordpress.com/2016/11/26/un-nuevo-paso-hacia-el-cemento/

Historia de la iluminación del estadio (publicada en 2005).

https://sentimientobohemio.wordpress.com/2016/11/13/hagase-la-luz/

Verdades y falsedades del estadio de cemento (publicada en 2006).

https://sentimientobohemio.wordpress.com/2016/11/01/verdades-y-falsedades-del-estadio-de-cemento/

La fugaz reapertura del estadio en enero de 2006 (publicada en 2006).

https://sentimientobohemio.wordpress.com/2016/11/01/354-dias-y-500-noches/

Los últimos dos años del viejo estadio y el tortuoso camino rumbo a la inauguración (publicada en 2005)

https://sentimientobohemio.wordpress.com/2016/11/12/el-estadio-pasado-y-presente/