Una voz que hace historia

El pasado 13 de octubre la Cámara de Diputados y Diputadas de la Nación aprobó un proyecto que expresa el beneplácito por la labor de la voz del estadio de ocho clubes y sus locutoras. Entre ellas, se encuentra Julieta Szmulewicz, de Atlanta, hincha, socia y locutora oficial del bohemio. El proyecto fue presentado en agosto por la Diputada Cristina Álvarez Rodríguez, en el que se destaca a ocho locutoras mujeres como “voces del estadio” en diferentes clubes de fútbol del país.

Además de nuestra Julieta, las destacadas voces son Karina Vázquez (Argentinos Juniors), Laura Corriale (Huracán), Silvana Varela (Deportivo Morón), Ivana Rodríguez (GELP), Silvina Presta (River Plate) y Camila Ansaldo (Boca Juniors).

“En los últimos años, las mujeres en nuestro país han sabido ganarse un lugar protagónico en el ámbito del fútbol, no solamente dentro de la cancha sino también fuera de la misma, con auténticas ‘batallas’ épicas de género, para acceder a la profesionalización del deporte en la rama femenina. Así las cosas, entre 2016 y el presente, siete mujeres argentinas, hinchas, socias de sus clubes y profesionales de medios, se han convertido en las “voces del estadio” en sus diferentes instituciones”, afirma Julieta, quien con orgullo expresa que “es un honor ser la voz del estadio León Kolbowski. Pertenecer al grupo de ocho mujeres, voces de sus respectivos estadios que estamos haciendo historia. Es una lucha colectiva para la igualdad de condiciones. Es un placer estar en la cabina siendo la voz del estadio de Atlanta. Mi abuelo Héctor era fanático del club y se que desde la nube bohemia esta haciendo un grito de gol. Agradezco además mis compañeras de lucha Karina Vázquez, Laura Corriale, Silvana Varela, Ivana Rodríguez, Silvina Presta y Valeria Saucedo. Quiero dar las gracias a la diputada Cristina Álvarez Rodríguez por darnos la visibilidad que necesitábamos. Estoy orgullosa, agradecida y emocionada de que esta institución me abrió las puertas de la cabina de la voz del estadio del club de Villa Crespo desde hace cuatro años”.