Una derrota después de seis meses

En Villa Crespo, Estudiantes de Río Cuarto dio cuenta de Atlanta con toda justicia. Fue un 2 a 1 definido en el primer tiempo con goles de López para Atlanta y de Cuello y Hesar para la visita. Alejandro Cabrera, el 5 visitante, fue la figura de la cancha. Atlanta generó varias situaciones de gol en el primer tiempo, pero en la segunda etapa, cuando debía buscar el empate, no encontró los espacios para acercarse a Peralta.

 

Por Carlos Stortz / Fotos de Federico Imas

 

Orfila siempre sorprende. El debut de Astina por Mazzanti por un lado, y la vuelta de Ochoa Giménez por Trinidad por otro. El ex Banfield había sido la figura en Caballito. El mismo planteo de siempre, pero con Astina por izquierda y Pedrozo por derecha. Estudiantes de Río Cuarto con un planteo cambiante. Por momentos era 4-4-2, con Cuello por izquierda, y por momentos el 10 se colaba como enganche.

En cualquier caso, el equipo de Río Cuarto sorprendió por su claro dominio del mediocampo desde los primeros minutos. Cabrera se encargaba de distribuir la pelota; Cuello la manejaba más arriba, y Bottino colaboraba con ellos. Con ese sencillo menú, la visita empezó dominando las acciones.

En 4’ ya avisó con una excelente combinación por derecha que culminó con el remate desviado de Bottino. Pero Atlanta no lograba hacer pie en el medio. Cuando llegaron los 11’ Formica ejecutó un centro desde la izquierda que pasó a un rebote. Cabrera, a la carrera, se llevó por delante a la pelota dejando a Cuello solo con Rago, para definir a un palo y abrir el marcador. Parecía posición adelantada. Si bien Axel Ochoa estaba a un costado, parecía que el 10 volvía del offside. Pero el línea y el árbitro convalidaron la jugada.

Atlanta fue como podía, y por momentos su fervor logró equilibrar la superioridad visitante. En 26’ pareció que Matías Molina, entrando por derecha, empataba, pero un providencial rebote terminó en corner. Nuevamente en 28’ lo tuvo Atlanta, primero con un cabezazo de Tecilla que rebotó casi en la línea, y luego con el remate de Coronel que volvió a rebotar para irse al córner. Atlanta no dominaba el medio pero generaba en el área rival. Y fue así que llegó al empate.

En 32’ Astina que se acomodó y puso el pase para Ochoa Giménez. Joaquín se cayó por la marca, pero se recuperó y escapó por la punta. Centro, Pedrozo a quemarropa, el arquero Peralta que devuelve, y Luis López que mete el zurdazo junto al palo para empatar el partido. Atlanta se recuperaba. Pero por poco tiempo.

En 37’ Bottino desde la derecha pone una habilitación perfecta para Hesar quien intenta definir de derecha ante Rago. El arquero le tapa brillantemente pero la toma nuevamente Hesar, de zurda, y lo mete a Rago con pelota y todo adentro del arco. Parecía que Atlanta lo volvía a empatar cuando López aplicó un furibundo cabezazo a un centro de Pedrozo, pero el arquero Peralta se lució sacando la pelota. También la visita llegó con un tiro libre que encontró solo a Foglia para cabecear por arriba del travesaño.

La segunda etapa comenzó con un duelo táctico. Orfila puso a Mazzanti por Astina, para intentar cargar sobre Lautaro Formica, amonestado. El técnico visitante adivinó la intención, y sacó al 3 para hacer ingresar a Emanuel Martínez de 4 y pasar al lateral derecho, Benavídez, de 3.

Atlanta intentó con la velocidad de Mazzanti y el sacrificio de Talpone, pero no eran suficientes para acercarse a Peralta. De hecho, el partido se jugaba en el medio, y el toque visitante iba justificando la victoria. Orfila probó con el ingreso de Trinidad por Talpone (Ochoa Giménez pasó a la derecha), pero el ingresado tampoco tuvo la claridad necesaria.

En 20’ el zaguero Foglia se aventuró en ofensiva, tras habilitación de Sepúlveda, pero le pegó por encima y además se lesionó. La visita debió hacer ingresar un mediocampista y bajar a Bottino de 4. De todos modos, daba la impresión de que la visita manejaba el partido y que Atlanta no encontraba el rumbo para acercarse.

Un calambre de Luis López obligó a su reemplazo, con lo que Atlanta perdió esa referencia de área. En 31’ Sepúlveda quedó solo con Rago que le tapó el tercero. Y en 36’ fue Bottino el que ingresó por derecha y mandó un buscapié que nadie pudo empujar. Ni los 5 minutos de descuento le dieron a Atlanta la posibilidad de acercarse.

Más que errores propios, pareció un gran mérito del rival, que le cerró los caminos. Así llegó el final, y la primera derrota -sólo se había perdido ante Arsenal por Copa Argentina- del ciclo Orfila en un torneo regular. La anterior se había producido en marzo, 1-3 ante Estudiantes de Buenos Aires, en el último partido del Pepe Castro como técnico.

 

Atlanta (1): Rago; M.Molina, Coronel, Tecilla y A. Ochoa; Talpone (ST 18’ Trinidad), Previtali y Ochoa Giménez; Pedrozo, Luis López (ST 29’ J.Molina) y Astina (ST Mazzanti). DT: Alejandro Orfila. No ingresaron: Ferrero, De Ciancio, Valdez Chamorro y Marinucci.

 

Estudiantes (Río Cuarto) (2): A.Peralta; Benavídez, Foglia (ST 21’ Zbrun), Vester y L.Formica (ST 2’ Martínez Schmidt); Bottino, Cabrera, Cainelli y Cuello; Ferreira (ST 18’ Sepúlveda) y Hesar. DT: Marcelo Vázquez. No ingresaron: Olivera, Berardi, F.Pérez y M.Peralta.

 

Goles: PT 11’ Cuello (ERC), 32’ L.López (Atl), 37’ Hesar (ERC)

Amonestados: Cabrera, Formica, Zbrun y Hesar (ERC). M.Molina, Pedrozo y Valdez Chamorro (Atl). Este último fue amonestado estando en el banco de suplentes.

Juez: Pablo Dóvalo.

Cancha: Atlanta.