Un grito de corazón: ¡Atlanta es Nacional!

 

Foto: Federico Imas

 

Después de siete años, Atlanta logró volver al Nacional B. La fecha que quedará grabada en la historia grande del club es el lunes 6 de mayo porque luego del triunfo del sábado ante Colegiales, para concretar el ascenso el equipo de Orfila dependía del resultado de Acassuso, que jugó y perdió frente a Almirante Brown.

Fue un lunes diferente para el pueblo bohemio. Desde las 20.05 jugaban Acassuso y Almirante Brown, un partido que tomó una relevancia inesperada: si lo del norte del Gran Buenos Aires no ganaban, ya no podrían arrebatarle a Atlanta su lugar entre los cuatro primeros que ascienden directamente a la B Nacional.

En los quinchos de la sede, en las casas e incluso en transporte público vía celular, los hinchas bohemios vieron el partido que se jugó en la cancha de Sportivo Italiano, esperando el resultado necesario para festejar. Con gol de Pablo Bueno a los 24′ del segundo tiempo, Almirante Brown ganó 1-0 y desató el grito contenido en las gargantas bohemias desde el sábado.

Con el pitazo final, desde minutos después de las 22 miles de camisetas auriazules se volcaron a las calles de Villa Crespo para celebrar el ascenso. La avenida Corrientes quedó totalmente cortada mientras la caravana iba parando en las esquinas emblemáticas del barrio: primero Juan B. Justo, después Scalabrini Ortiz, para terminar con una fiesta callejera que se prolongó hasta bien entrada la madrugada del martes en la puerta de la sede.

Foto: Federico Imas

 

A la cabeza de los festejos estuvo gran parte del plantel que consiguió el ascenso. Nadie dejó pasar la oportunidad de sacarse una foto con el arquero récord, Francisco Rago; con los goleadores, Nacho Colombini y Horacio Martínez; con pilares de la defensa como Axel Ochoa, Nahuel Tecilla o el histórico Nico Cherro; con los talentosos Nicolás Previtali o Braian Miranda.

 

A dos fechas del final, Atlanta ocupa la tercera ubicación, con 66 puntos, producto de 18 triunfos, 12 empates y 6 derrotas. Es el equipo más goleador, con 60 tantos a favor, y tiene una de las mejores defensas, con sólo 27 caídas. El sábado, Francisco Rago batió el récord histórico de valla invicta del club. Suma 802′ minutos y todavía le quedan dos partidos para seguir aumentándolo, frente a Comunicaciones y Talleres de Remedios de Escalada.

Foto: Federico Imas

 

Estos son los nombres que ya están en la historia grande del club: Rago, Facundo Ferrero, Ignacio Viaín (arqueros); Matías Molina, Mariano Bettini, Joel Barbosa, Nicolás Cherro, Alan Pérez , Nahuel Tecilla, Rodrigo Esmail, Imanol Castro, Axel Ochoa, Gonzalo Herrera (defensores).

Los volantes fueron Gabriel Seijas, Nicolás Previtali, Lucas Modesto, Matías Morales, Fernando Enrique, Braian Miranda, Joaquín Ochoa Giménez, Jonathan Figueira, Lucas Colitto. Y los delanteros: Fabricio Pedrozo, Diego Nakache, Ignacio Colombini, Horacio Martínez, Milton Giménez, Brian Oyola y Walter Mazantti.

El equipo primero fue dirigido por el Pepe Castro hasta la fecha 27, y a partir de la 28 por Alejando Orfila. También integraron el plantel, pero no terminaron el torneo, los volantes Miguel Caneo y Gaspar Vega.