Triunfo ante San Martín y punta

Los cambios en el segundo tiempo le dieron el triunfo y la punta a Atlanta. Atlanta dio vuelta ante San Martín de Tucumán un partido que le era desfavorable. Una serie de cambios tácticos y de nombres le permitió a Atlanta revertir el resultado en una ráfaga, y luego a defender el 2 a 1 con el libreto consabido de los últimos partidos. Flores y Pedrozo marcaron los tantos, y sobre el final se fue expulsado Ramiro Fernández. Entre varios rendimientos buenos, sobresalieron Flores y Colombini, y los ingresados Taborda y Casazza. Fueron interesantes los pocos minutos del “Ruso” Cristian García. Atlanta alcanzó a Mitre en la punta de la zona.

Por Carlos Stortz

Una contractura de Riquelme obligó a Erviti a probar con el ingreso de Ramírez en su reemplazo, manteniendo el 4-3-3. San Martín de Tucumán, con varios jugadores afectados por covid, armó un 4-4-2 en el que Tino Costa, ejercía la función del 5 libre. Lo de Atlanta era prolijo, aunque no encontraba la manera de dominar la mitad de cancha. Su juego terminaba basado en toques cortos en defensa que terminaban en un pelotazo para Solari o Colombini. Los volantes del visitante, con más dinámica, dominaban esa zona del campo. Sin embargo, Atlanta tuvo las primeras ocasiones: en 3’ con un remate de Pedrozo desde fuera del área, y luego en 10’ con un buen centro de Solari que Pedrozo cabeceó al gol, pero que el árbitro anuló por falta del delantero. San Martín avisó en 14’ por medio de su mejor jugador, Imbert, quien ingresó al área, pero García salvó al cruzarse. La mayor parte del tiempo el juego se desarrollaba lejos de las áreas. La dupla de San Martín había leído bien el estilo de juego de Erviti y le cortó el camino habitual, pero tampoco generaba situaciones como para merecer llevarse algo más que el empate. En 26’ armaron una buena pared entre Colombini (el mejor jugador de Atlanta en esa primera etapa) y Dramisino que terminó con el remate débil del volante bohemio. En 36’ Pedrozo probó con un disparo largo que Arce contuvo con seguridad. Cuando iban 40’ San Martín abrió el marcador. Pedrozo no pudo concretar una jugada de ataque, se la llevó Ballini en el medio, llegó la apertura para un Diarte que no tenía a Solari encima, y el centro pasado del 3 superó a todos los que esperaban en el medio mientras Imbert, que venía por la derecha, cabeceó al segundo palo para poner el 1 a 0. No era justo el triunfo visitante pero estaba dentro de una lógica en la que Atlanta no encontraba las vías de juego.
En la segunda parte cada uno hizo un cambio. En San Martín, para limpiar un amonestado. En Atlanta salió Ramírez e ingresó Taborda: Pedrozo se retrasó como volante por izquierda y el ingresado pasó a moverse como extremo por izquierda, inquietando mucho más a su marcador Hernán Lopes. Iban solo 3’ cuando Solari desbordó bien, y puso un centro que nadie pudo conectar. Erviti siguió intentando leer el partido y decidió el ingreso de Casazza por Dramisino, dentro de lo que en algún momento pareció un desorden táctico. Pero a partir del cuarto de hora Atlanta se volvió una tromba: en 16’ tras un corner ejecutado por Ramiro Fernández y el rechazo, Casazza tomó la pelota en la media luna y abrió a su derecha para Flores quien sacó un furibundo derechazo que venció las manos de Arce y se convirtió en el empate. Solo un minuto después, el propio Flores se metió a lo guapo en el área, como si fuera un delantero, y su remate fue providencialmente salvado por Arce. Y enseguida, nuevamente tras un corner de Ramiro Fernández llegó una jugada de Taborda por izquierda que puso el centro pasado, Colombini que la bajó de cabeza, y Pedrozo en el área chica que la empujó al gol. 2 a 1, y primero empezaron a retrasarse Solari y Taborda, para que en 27’ ingrese Perales por Pedrozo, y se arme un claro 5-4-1, con Colombini como única referencia arriba, y Solari y Taborda como carrileros por los costados. Ese esquema ya le ha sentado bien a Atlanta cuando se encuentra en ventaja. Un poco más tarde cambiaron los nombres (Cristian García ingresó por Colombini, y Pablo Martínez por Solari, pasando a la izquierda, y dejando a Taborda por derecha). Se la jugó el Santo tucumano con cambios ofensivos, pero Atlanta ya estaba bien plantado, y hasta estuvo más cerca de aumentar: en 39’ fue Casazza con un fuerte remate, en 42’ Cristian García (que aguantó todas) no pudo definir ante Arce, en 48’ un tiro libre de Taborda que se fue apenas desviado, y en 49’ un mano a mano de Martínez que no pudo definir bien ante Arce, cuando García esperaba al medio. En el medio, hubo un tiro libre de D.González que atajó bien Rago, originado en una falta de Ramiro Fernández que el árbitro interpretó como falta de expulsión, con roja directa. Llegó el final, el festejo del casi centenar de personas que veía el partido y la sensación de que Erviti supo leer el partido y pasar a manejarlo, como para quedarse en la punta antes de enfrentar a Belgrano en Alberdi.

Atlanta 2: Rago; Flores, Alan Pérez, Martín García y R.Fernández; Dramisino (ST 11’ Casazza), Bolívar y G.Ramírez (ST Taborda); S.Solari (ST 33’ P.Martínez), Colombini (ST 33’ Cristian García) y Pedrozo (ST 27’ Perales). DT: Walter Erviti. No ingresaron: Tello, M.López, Medina y Luque.

San Martín (Tucumán) 1: Arce; H.Lopes (ST 35’ Prokop), H.Pellerano, Sandona y Diarte (ST M.Martínez); Imbert, Ballini, A.Costa (22’ Vella) y Cuevas (ST 14’ Cano); D.González y Estigarribia (ST 35’ Gutiérrez). DT: Favio Orsi-Sergio Gómez. No ingresaron: Jaime, Abregú, Gallucci Otero y Moreno.

Goles: PT 40’ Imbert (SM, de cabeza). ST 16’ Flores (Atl), 19’ Pedrozo (Atl).
Expulsado: ST 44’ R.Fernández
Amonestados: Rago (Atl), Diarte, Cuevas y M.Martínez (SM).
Arbitro: Ramiro López.
Cancha: Atlanta. Se jugó sin público.

GALERIA DE FOTOS (Federico Imas)

VIDEO