Se perdió la primera final, pero el domingo hay revancha

Atlanta cayó merecidamente por 2 a 1 ante Deportivo Riestra: iba ganando con gol de Cherro, pero la ventaja duró poco y a tres minutos del final el local lo dio vuelta. Ahora se viene Acassuso, otro de los rivales cercanos por uno de los cuatro ascensos directos. Molina llegó a la quinta amarilla y se lo pierde.  

 

Por Gaspar Zimerman / Fotos: Federico Imas

 

Aunque todavía falten quince fechas y sea un lugar común, el partido contra Riestra era una final. Porque junto con Acassuso (que viene el domingo a las 17 a Villa Crespo), el equipo del Bajo Flores es en este momento uno de los dos rivales más cercanos en la lucha por uno de los cuatro ascensos directos. Y los de Guillermo Duró la ganaron bien: fueron superiores a un Atlanta que no encontró su fútbol.

El primer tiempo se jugó con los dientes apretados. Y en ese marco de fricciones, Atlanta fue un poco más. Mostró mayores intenciones ofensivas que su rival, aunque el peligro llegó casi exclusivamente en base a jugadas de pelota parada.

Un cabezazo de Caneo que se había ido por arriba tras un tiro de esquina había sido la más clara cuando, en el sexto córner y en una jugada sucia, Cherro desde el piso logró mandar la pelota adentro del arco.

Enseguida Riestra se quedó sin su ancho de espadas, Bravo, que se lesionó a los diez minutos y nunca se recuperó: antes de la media hora tuvo que salir. Con Previtali como eje del equipo y aun sin generar jugadas claras en el área rival, Atlanta parecía tener el trámite controlado.

Pero las dos primeras llegadas del local fueron a fondo. Primero se lo perdió Sánchez, que la mandó por arriba tras una desinteligencia de los centrales bohemios, y en la jugada siguiente, tras un tiro libre que rechazó defectuosamente la defensa de Atlanta, lo empató Víctor Gómez, que había entrado por Bravo, con una violenta chilena.

En el segundo tiempo, Riestra salió decidido a ganarlo para achicar la diferencia y quedar sólo un punto por debajo de Atlanta (y con un partido pendiente frente a Barracas Central). Ya en el primer minuto tuvo una clara, pero Sánchez mandó por arriba el centro atrás de Herrera.

Atlanta padecía el flojo partido de Caneo y Enrique: no podía tener la pelota y los delanteros quedaban desconectados del resto del equipo. Riestra aprovechaba su superioridad en el sector izquierdo de la defensa bohemia y lo tuvo dos veces más, pero no concretaba su dominio.

El Pepe Castro intentó recuperar el medio con los ingresos de Seijas y Oyola, y por unos minutos pareció que lo había logrado. Hasta Ochoa estuvo cerca de reivindicarse de su mala tarde, con un zurdazo de treinta metros que Morel sacó del ángulo.

Pero como en el empate, otra pelota parada mal marcada por Atlanta terminó adentro del arco. Jugada preparada: corner desde la derecha, alguien de Riestra la cabeceó al segundo palo y Herrera entró solo para empujarla.

Casi lo empata Murillo en contra, pero la pelota se fue al lado del palo. Habría sido demasiado premio para un Atlanta que ahora, contra Acassuso y de local, tiene otra final por delante. Para ese partido no podrá contar con Molina, que llegó a la quinta amarilla.

 

SÍNTESIS

 

Dep. Riestra (2): Morel, Murillo, Silvani, G. Benítez; Alberto Martínez, Sebastián López, Brian Sánchez (ST 44′ Montero), Goitía (ST 37′ Goya); Bravo (PT 28’ Víctor Gómez); Zaninovic, Herrera. DT: Guillermo Duró. No ingresaron: Agustín Gómez, M. Soto, S. Soto y Brito.

Atlanta (1): Rago; Molina, Cherro, Alan Pérez y Ochoa; Enrique, Previtali y Colitto (ST 22’ Seijas); Caneo (ST 37’ Pedrozo); Colombini y Horacio Martínez (ST 30’ Oyola). DT: Fabián Castro. No ingresaron: Viain, Barbosa, Tecilla y Miranda.

Goles: PT 26’ Cherro (A), 39’ Víctor Gómez (R). ST: 42’ Herrera (R).

Amonestados: Goya (R); Molina y Cherro (A).

Arbitro: Alejandro Ramírez.

Cancha: Dep. Riestra.