Daniel Gojmerac: “El campo de juego de Atlanta está para Primera División”

Daniel “Polaco” Gojmerac, quien jugó 55 partidos en la defensa de Atlanta entre el 2006 y el 2007, actualmente está al frente de la empresa que mantiene el campo de juego de nuestra institución. El verde césped sobre el que se construye el sueño del pueblo bohemio está hoy en su mejor momento.

¿Cómo fue que arrancaste con esta actividad?

– Si bien tuve la suerte de jugar casi 15 años al futbol, en realidad yo soy técnico mecánico, siempre me gustó el tema de la maquinaria y también del pasto, a nivel hogar. Y por ese lado me metí a ver el tema del césped profesional, que es distinto obviamente al hogareño. Pero vengo de una formación técnica.

¿Con quiénes trabajás y que campos de juego estás manteniendo ahora?

– Tengo un ingeniero agrónomo, Ezequiel Johnnson, que trabaja conmigo, y gente en todos lugares en los que estamos haciendo campos de juego. Actualmente estamos en la cancha de Estudiantes de Bs. As., de Platense. También trabajé en Argentinos Jrs., Banfield, Chacarita.

¿Cómo se da tu llegada a Atlanta?

– Llego a Atlanta por un lado por haber jugado en el club, y también por una noche el año pasado, cuando Atlanta fue a jugar con Estudiantes y me crucé con Gabriel Greco, el presidente. Le gustó como estaba la cancha, se habían jugado tres partidos esa semana y uno esa misma mañana y el campo de juego estaba impecable, y tanto él como otros dirigentes se quedaron muy conformes por como estaba el césped. Y Orfila, que en ese momento era el Director Técnico, pidió que contrataran al equipo de gente que mantenía esa cancha. Así que un poco también llegué a Atlanta por recomendación de él.

¿Qué cosas cambiaron desde que te hiciste cargo del campo de juego de Atlanta?

– Uno de los cambios grandes que había que hacer cuando llegué era el tema de la máquina de corte. Hoy el futbol profesional se debe cortar con máquinas de corte helicoidal, que además de hacer que el campo se vea lindo como el campo de juego de Atlanta, también mejora mucho la salud, no nos olvidemos que estamos tratando con un ser vivo como es el pasto. Ese cambio a este tipo de máquinas sería como pasar de cortar el pasto con un machete a cortarlo ahora con una tijera, eso es fundamental. También, antes de arrancar, aclaré que para hacer las cosas bien se necesitaba una inversión en insumos, también la posibilidad de poder ingresar a trabajar en horarios flexibles, lo que muchas veces en los clubes no se logra. Y como esas cosas se cumplieron, arrancamos.

¿Qué cosas hay que tener en cuenta a la hora de mantener un campo de juego de futbol profesional?

– Hay algo que muchos no tienen en cuenta y es que un campo de juego en buen estado genera muchas menos lesiones, y que lograr esto no es magia sino mucho trabajo e inversión. Hay un gran aporte del club en generar las condiciones de trabajo para que todo esto sea posible. Y juntos estamos trabajando para convertir este campo de juego en uno de Primera División. Hablamos con el director técnico Lisa y me pidió que la cancha tiene que estar en condiciones para hacer un futbol rápido, sobre todo preciso, que la cancha esté para que la pelota ruede, una cancha baja y rápida. Eso hace que puedas jugar con menos toques, lo que hace un futbol mucho mas dinámico. Lo ideal es trabajar en verano con un pasto de 18 mm. de altura y en invierno con unos 22 o 23 mm. Esto se consensua con el cuerpo técnico, que en este caso además entiende que a veces el campo de juego no se puede usar para entrenar porque se necesita un tiempo de recuperación.

¿Esta cancha está en condiciones para jugar en Primera A?

– Este campo ha mejorado muchísimo, ahora estamos trabajando con el nivel y la altura de los arcos, para jugar en primera A esas cosas se tiene que hacer, y no tengo dudas que este campo de juego está en muy buenas condiciones como para presentarse en una Primera División, aunque siempre hay cosas que se pueden mejorar. Pero esta es una cancha que cuando se tenga a posibilidad de jugar en Primera no vamos a tener que salir corriendo a resolver cosas de apuro, este campo de juego está para jugar en esa categoría.

¿Qué podés decirnos de tu experiencia en nuestro club?

– Estoy muy contento de trabajar hoy para Atlanta, tengo un muy lindo recuerdo de mi paso como jugador, aunque la verdad que en esa época era otro club, ni siquiera tuve la posibilidad de jugar mucho en esta cancha porque estaba clausurada y hacíamos de local en Ferro y en otros lados. Ahora se está haciendo un trabajo muy importante, del lado nuestro y del lado dirigencial también, estamos muy contentos.

 

Prensa Club Atlético Atlanta