Igualdad ante Nueva Chicago

Atlanta fue un poco mejor que Chicago pero se mantuvo el cero. En su primer cotejo como local, Atlanta empató 0 a 0 ante un pobre Chicago. Atlanta se mostró ordenado y bastante seguro en defensa, pero encontró pocos caminos para generar situaciones de peligro claras ante el arquero Minaglia. De cualquier modo, Atlanta dominó la pelota, y tuvo las mejores ocasiones. El equipo está en formación, y como tal, la firmeza defensiva debe rescatarse como un punto a favor. La defensa y Santiago Solari, lo mejor del bohemio.

Por Carlos Stortz

Un solo cambio decidió Walter Erviti para enfrentar a Chicago: el debut de Sebastián Riquelme en lugar del suspendido Dramisino. Forestello armó a Chicago con un planteo parecido al de Atlanta, con un 4-3-3 como base, aunque Castillón, uno de los delanteros, terminó pasando más tiempo cuidando las subidas de Ramiro Fernández. Desde el principio, Atlanta intentó mostrar el mismo orden que había exhibido en San Martín. Tratando de salir prolijamente con toques entre Alan Pérez, Bolívar y Martín García, que se dificultaban muchas veces en el paso siguiente ya que los volantes o delanteros que recibían tenían que volver a tocar atrás y reiniciar el proceso. Pero desde el comienzo se observó que Atlanta tenía dos formas de eludir el cerco que imponía la defensa y el medio visitantes: una eran los desbordes de Solari, favorecidos porque el marcador de punta izquierdo era Bojanich, un experimentado zaguero central, pero pesado para marcar punta. Y la otra, que funcionó más veces fueron las subidas de Ramiro Fernández, siempre listo para desbordar, aunque esta vez sus centros no tuvieron la precisión que terminó con el triunfo ante Chacarita. De hecho, la primera jugada de peligro del partido la generó una escapada de Fernández que terminó con un centro bajo que ninguno pudo empujar. En 21’ Riquelme puso un buen tiro libre desde la derecha, pero el cabezazo de Colombini se fue por encima del travesaño. El tiempo transcurría, y el partido se observaba trabado, muy disputado en el medio y con pocas llegadas a los arcos. Recién en 33’ llegó por primera vez Chicago tras una pelota que perdió Riquelme en el medio y que tras algunos rebotes terminó con un centro de Barrios que ninguno pudo empujar. La más clara la tuvo Atlanta en 34’ cuando Colombini puso un centro atrás, y Ochoa Giménez entró con comodidad para meter una palomita que se fue muy arriba. En 37’ Solari pudo entrar en diagonal al área y tocar al medio, pero Colombini no pudo conectar, y Fleita terminó sacando al córner. En 41’ se armó una buena jugada cuando Ochoa Giménez habilitó a Colombini, quien pudo eludir al arquero, pero quedó mal perfilado. La jugada terminó con un remate de Riquelme desviado. Así se cerraba una etapa donde Atlanta había sido algo más, y había generado algo más de peligro, pero ninguna jugada clara de gol.

La segunda etapa comenzó sin cambios de nombres ni de esquema, con Atlanta en la posesión. En 5’ armaron una buena jugada entre Colombini, Riquelme y Solari, pero no pudieron combinar y Fleita terminó despejando el peligro. Dos minutos después, Flores entró en diagonal al área en posición inmejorable, pero no pudo establecer el pase o el disparo para convertirlo en una situación de peligro. En 11’ Ochoa Giménez la volvió a tener en un cabezazo que se fue muy alto. Atlanta dominaba y se acercaba. Forestello decidió el ingreso del carrilero José Luis Fernández por uno de los delanteros. Enseguida, Matos recibió en el área y bajó hacia atrás donde entraba Altuna, pero el volante le pegó muy arriba. En 15’ Vázquez remató al arco, pero Rago salvó abajo. Cuando iban 17’ Erviti realizó las primeras dos modificaciones: Ramírez por Riquelme y Taborda por Solari. Sorprendió la salida del puntano, ya que había sido de los mejores, pero posiblemente estuviera cansado. En 22’ llegó un centro de la izquierda que García no pudo conectar para definir (reclamó falta). Poco después, Erviti hizo ingresar a Luque y Martínez por Flores y Pedrozo. A poco del final, Olivera sustituyó a Ochoa Giménez, y Atlanta quedó con 4 delanteros en cancha. Colombini se retrasó un poco, casi a posición de enganche. En el medio, Atlanta tuvo una sola clara: un tiro libre desde la izquierda de Ramírez que Luque peinó en el primer palo. Minaglia se lució conteniendo la pelota. Los 4 minutos de descuento solo trajeron más de lo mismo. Un Atlanta preocupado por manejar bien el balón, pero con pocas opciones para acercarse a la valla rival. Empezar el torneo con 4 puntos en 2 partidos es un buen indicio. Atlanta debería tener todo para levantar a lo largo del torneo.

Atlanta 0: Rago; Flores (ST 27’ Luque), Alan Pérez, Martín García y R.Fernández; Riquelme (ST 17’ G.Ramírez), Bolívar y Ochoa Giménez (ST 38’ Olivera); S.Solari (ST 17’ Taborda), Colombini y Pedrozo (ST 27’ P.Martínez). DT: Walter Erviti. No ingresaron: Tello, Medina, M.López y Casazza.

N.Chicago 0: Minaglia; Barrios, Lettieri, Fleita y Bojanich; Verdugo, Altuna y A.Vázquez (ST 31’ Garay); Castillón (ST 31’ N.Rodríguez), S.Matos y Melo (ST 11’ J.L.Fernández). DT: Rubén Forestello. No ingresaron: Peralta, Monteagudo, Miceli, Correa, Aranda y Simón.

Goles: No hubo

Amonestados: Barrios y Fleita (Chicago)

Arbitro: Adrián Franklin

Cancha: Atlanta. Se jugó sin público.

GALERIA DE FOTOS

VIDEOS