Un tiro libre trajo justicia para Atlanta

Atlanta y Acassuso empataron 1 a 1 en Ciudad Evita. El local se había puesto en ventaja con un penal que había representado su única situación de gol, mientras el Bohemio, que tuvo la posesión de la pelota casi todo el partido, había llegado dos veces en forma clara. En la segunda etapa el partido se hizo más chato, y Atlanta recién empezó a complicar a su rival con dos cabezazos del ingresado Martínez. Pero parecía que no llegaría a empatar, lo que finalmente logró con un formidable tiro libre ejecutado por Guillermo Sánchez. Este fue además la figura del equipo frente a un rival descolorido, pese al tercer puesto que ostenta. El empate favorece las chances de que Platense y Estudiantes disputen el campeonato sin interferencias de terceros.

Por Carlos Stortz

Las dificultades físicas de Bianchi Arce y Miranda obligaron a Berscé a nuevos cambios. En este caso, Alvarez y Monserrat ingresaron, para empezar armando una especie de 4-3-3 en el que Ochoa Giménez jugaba como extremo izquierdo, y en el que Vega era zaguero central. Acassuso contrapuso un 4-2-2-2 que por momentos era 4-4-2. El comienzo mostró a Atlanta más enchufado, especialmente por la velocidad de Mazzanti que superaba casi siempre a Bozzoni. Acassuso no podía hacerse de la pelota. Hasta que en 7’ Previtali la perdió en el medio, Atlanta quedó mal parado, y una doble combinación dejó a Pipino solo frente a Lugo. El arquero intentó ganarle, y el árbitro dio penal y amarilla para el arquero. Dos minutos después Becker, con un tiro alto y esquinado puso el 1 a 0.

Poco a poco Atlanta fue virando tácticamente. Previtali empezó a encajonarse como líbero, con Vega y Sánchez a sus costados, mientras Bettini y Axel Ochoa se convertían en volantes. Pero Atlanta chocaba. El único que mantenía un poco de claridad era Mazzanti, que superaba a su marca, aunque luego no podía convertir sus escapadas en situaciones de peligro. En cinco minutos, entre los 27’ y los 32’ Atlanta creó tres situaciones de gol que pudieron haber alterado el marcador. Primero una escapada de Ochoa que terminó rematando de derecha arriba, siendo el balón bien desviado por el arquero. Luego fue una corrida de Ochoa Giménez por izquierda que lo dejó solo a Milton Giménez, pero el 9 quiso anticipar tocando y se le fue afuera. Y en la más clara, tras un corner y un centro al medio, Previtali quedó completamente solo en el área chica, con pelota dominada….y la mandó alta, muy alta. Esta última había sido muy clara, de las que es más difícil errar que convertir. El 0-1 con el que Atlanta cerraba la etapa era injusto. Atlanta había tenido la posesión, y más ocasiones. Igualmente tampoco era lucido lo hecho por el equipo bohemio.

Della Picca tomó nota de las facilidades que Bozzoni le daba a Mazzanti e hizo un cambio para la segunda etapa. Atlanta siguió teniendo más posesión de balón, pero curiosamente dejó de buscar al 7, y empezó a jugar más por izquierda, con Axel Ochoa. Pero llegaba muy poco, y muy pobremente. Acassuso tampoco acertaba con el manejo del balón, y solo atinaba a esperar que el tiempo pase para concretar la victoria que lo ponía a tiro de campeonato. O a acertar con algún contragolpe. Pero en las ocasiones que se le podían dar, la figura de Guillermo Sánchez se imponía para cerrar la defensa.

Por primera vez Berscé intentó probar con los dos nueves juntos, al ingresar Martínez, pero luego volvió a lo habitual con la salida de Giménez. Atlanta ya atacaba con tres delanteros netos, mientras Ochoa Giménez se retrasaba. Fue Joaquín justamente quien probó en 24’ desde afuera, en la primera jugada de peligro. Y fue Martínez quien en 28’ y en 29’ conectó dos cabezazos. En el primero el arquero Dobboletta alcanzó a manotearla sobre la línea, en el segundo se arrojó contra el palo para salvar a su equipo del empate.

Lo de Atlanta era dificultoso, lo de Acassuso decididamente pobre. Y en 36’ se hizo justicia. Falta a Ochoa Giménez en la media luna, el árbitro que marca la falta un poco más atrás, Pedrozo y Sánchez que se perfilan para pegarle, y al final lo hace el zurdo Sánchez, por afuera de la barrera y con comba para clavarla en el palo derecho de Dobboletta. En los minutos restantes, Acassuso intentó ir a buscar, y Atlanta también, pero ninguno con claridad. En uno de los avances locales, Vega tocó la pelota con la mano estando amonestado, y debió retirarse expulsado. Llegó el final, y luego algunos roces entre algunos jugadores. El empate ya estaba decretado.

 

SÍNTESIS

Acassuso (1): Dobboletta; Monge, Capasso, Godoy y Bozzoni (ST Etchegoyen); M. Rojas y Becker; J. Giménez y Pipino; G. Fernández (ST 37’ Pereira) y Brito (ST Caballero). DT: Rodolfo Della Picca. No ingresaron: Monllor, Fonseca, A. Benítez y S. Sosa.

Atlanta (1): Lugo; Bettini, G. Vega, G. Sánchez y Axel Ochoa; Monserrat (ST 33’ M. Sosa), Previtali y L. Alvarez (ST 13’ A. Martínez); Mazzanti, M. Giménez (ST 26’ Pedrozo) y Ochoa Giménez. DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Viain, Tecilla, Seijas y Oyola.

Goles: PT 9’ Becker (Aca, de penal). ST 36’ G.Sánchez (Atl, de tiro libre).

Expulsado: ST 45’ Vega (Atl)

Amonestados: Bozzoni (Aca). Lugo, Monserrat y G.Vega (Atl).

Juez: Alejandro Ramírez

Cancha: Sportivo Italiano (local Acassuso)

Foto: Manicomio Bohemio.