Pese al cero, Atlanta aprobó el primer examen

El equipo ahora dirigido por Francisco Berscé mostró un planteo ofensivo, con la mira puesta en el arco rival, pero no pudo pasar del 0 a 0 frente a un Colegiales que fue superado en la mayor parte del partido. Recién en los últimos 15 minutos, Atlanta aflojó y permitió la recuperación del visitante, que no tuvo la decisión suficiente como para ganar el partido. Braian Miranda fue el mejor. Es todavía prematuro determinar para qué está este equipo de Atlanta.

Por Carlos Stortz

Ávidos de ver fútbol, llegamos los hinchas de Atlanta a observar a esta nueva versión de Atlanta en manos del ex arquero bohemio Pepi Berscé. El armado sorprendió por lo ofensivo. Lugo en el arco; una línea de cuatro con Bettini, Bianchi Arce, Tecilla y Axel Ochoa. Previtali de 5, casi encajonado entre los dos centrales; un poco más adelante Ochoa Giménez y Miranda intentando generar el juego, y en ofensiva tres delanteros, Pedrozo, Adrián Martínez y Chaves. Colegiales antepuso una especie de 4-3-2-1 que por momentos se hacía 4-3-3, ya que a Abel Soriano lo acompañaban Goñi y Arce en ofensiva. Y Atlanta dominó desde el inicio, con la ubicuidad de un Braian Miranda que se mostró para pedir la pelota y distribuirla en todas las ocasiones que pudo. Ya en 2’ ocurrió lo que se repitió varias veces después: entrevero en el área visitante, y ninguno de los jugadores locales que puede conectar la pelota. Esta vez fue Tecilla quien no pudo conectar tras un córner. En los pies de Miranda aparecía lo mejor del fútbol de Atlanta. Y era interesante la sorpresa que aportaban las subidas de los dos laterales, Bettini y Ochoa. Adrián Martínez, el centrodelantero, no se adaptaba al clásico nueve de ascenso, de aguantar de espaldas, pero mostró una voluntad y un despliegue admirables. Justamente fue él quien en 18’ probó de fuera del área, pero la pelota fue fácil para Granero. En 25’, cambiando los roles, Martínez se fue por el costado y envió un centro que tomó Miranda, pero desviado. Para completar las ocasiones de la primera etapa, fue Axel Ochoa quien en 42’ remató de lejos, sin fortuna. Atlanta había sido más que Colegiales en la primera etapa, había generado todas las situaciones de gol, pero no había logrado marcar.

El dominio bohemio se hizo aún más ostensible al comenzar la segunda etapa. En el principio un corner le llegó impecable para el ingreso de Miranda quien remató, pero un rebote providencial salvó a Granero. En 11’, el propio Miranda (que poco a poco monopolizaba la pelota) realizó una gran jugada eludiendo jugadores rivales, pero la definió muy mal rematando lejos del arco de Granero. En 15’ fue Ochoa Giménez quien tuvo su remate que volvió a rebotar en un defensor y llegar al córner. Lo de Atlanta era un dominio claro. Berscé hizo ingresar al chiquito Oyola por un Chaves que no había terminado bien varias de sus jugadas. El ex Tigre empezó haciendo presumir que sería una opción de ataque, pero poco a poco fue perdiendo ante la marca de Cano. En 20’ probó Martínez con un buen zurdazo que Granero desvió al corner. Recién en 23’ Colegiales llegó por primera vez con un cabezazo de Stable que se fue apenas desviado. Y poco a poco, empezó a declinar el predominio bohemio. Quizá porque Miranda se cansó, quizá porque todo el equipo entró en una impasse, Colegiales fue creciendo de a poco, acercándose a Lugo. En 30’ probó Formosa con un remate cruzado que se fue desviado; en 42’ fue Stable el que remató cruzado pero desde el sector derecho. Por suerte nadie llegó a empujarla. Esos últimos 15 minutos vieron a un Atlanta ya desdibujado, que no encontraba la manera de atacar. Lo cual no quita que Atlanta fue claro dominador de 75 minutos de partido, y que mereció llevarse el triunfo. La gente reconoció el esfuerzo bohemio, y los jugadores se fueron envueltos en aplausos. Habrá que ver qué ocurre frente a rivales más encumbrados. Lo que se vio ayer es característico de un equipo que intenta jugar bien al fútbol, pero que es liviano. El futuro dirá cuál es el rol de Atlanta en este torneo. Si volver a pelear arriba, deambular por la mitad de la tabla, o ni siquiera eso. Un partido no alcanza para un diagnóstico.

SÍNTESIS

Atlanta (0): R.Lugo; Bettini, Bianchi Arce, Tecilla y Axel Ochoa; Previtali (ST 39’ G.Vega); Ochoa Giménez (ST 31’ Nakache) y B.Miranda; Pedrozo, A.Martínez y J.Chaves (ST 17’ Oyola). DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Brambatti, Gogna, G.Sánchez y M.Giménez.

Colegiales (0): Granero; Cano, Mendoza, Casteglione y Formosa; Stable, Jantus y Gastón Díaz (ST 22’ Resquín); Goñi (ST 39’ Medina) y Arce; Abel Soriano (ST 28’ M.López). DT: Marcelo Straccia. No ingresaron: Ruiz Díaz, Magallanes, Devía y Soñer.

 

Amonestados: Jantus, Arce, Formosa, Granero y Resquín (Colegiales) y Ochoa (Atlanta).

Arbitro: Pablo Giménez.

Cancha: Atlanta.

Foto: Federico Imas.