Nuevo triunfo de un Atlanta que sueña con el ascenso directo

Atlanta derrotó por 2 a 0 a San Miguel tras un excelente primer tiempo en el que empezó ganando con gol de Martínez, y solo le faltó concretar mejor para facilitar el partido. En la segunda etapa, Atlanta bajó el ritmo, pero pudo aumentar con un gol del recién ingresado Milton Giménez. Nicolás Previtali fue la figura de Atlanta, y fue bueno también el aporte de Walter Mazzanti, algo empalidecido por su tendencia a enganchar y no buscar el arco en ninguna ocasión. Con la derrota de Platense, Atlanta se ubica a 7 puntos del líder, y también lo separan 7 puntos del décimo, primer equipo no clasificado.

Por Carlos Stortz

El Pepi Berscé dispuso tres cambios respecto de la victoria en Isidro Casanova: el regreso de Martínez por el goleador Milton Giménez, el ingreso de Bettini por Bazán, lesionado, y la vuelta de Monserrat en lugar de Alvarez. El 4-3-3 clásico de Atlanta con los dos punteros bien abiertos. San Miguel planteó un ambicioso 4-3-1-2, con la calidad de Ortiz de enganche, y con un equipo decidido a presionar bien arriba. Pero la presión bien arriba significa menos presión abajo (¡el tema de la manta corta!). Y fue así que en solo 3 minutos, Previtali tuvo campo para avanzar con la pelota por el medio y poner el pase preciso, perfecto, para el ingreso de Ochoa Giménez totalmente solo frente a Vantomme. El joven volante enfrentó al arquero y tocó al medio donde Adrián Martínez se acomodó, cambio de pie, y con el arco vacío y el arquero en el piso, definió a la red. Y casi enseguida, una excelente combinación culminó con un disparo cruzado de Monserrat que Vantomme apenas pudo contener cuando cargaban Martínez y Ochoa Giménez.

San Miguel no varió su actitud. Siguió presionando arriba, lo cual le causó algunas dificultades a Atlanta para salir. Pero lo cierto es que cuando Atlanta salía, se acercaba con mucha facilidad a las barbas de Vantomme. Con Mazzanti afilado por derecha, Martínez peleando todas, y la dupla Previtali-Monserrat bien asentada en el medio, Atlanta era mucho más que su rival. Además, San Miguel, salvo el caso de Ortiz, no parecía tener jugadores de jerarquía para sostener la pelota. Igualmente en 17’ se acercó la visita, y Lugo tuvo que revolcarse para contener. Pero fue un caso aislado.

Enseguida Martínez recibió de Mazzanti, eludió al arquero pero su centro atrás no pudo ser conectado. Casi calcada, pero con otros protagonistas, en 23’ fue Mazzanti quien escapó solo por derecha. Tenía el remate al arco, pero prefirió tocar atrás donde Martínez no pudo enganchar. La diferencia entre ambos equipos era enorme. Previtali afirmaba su liderazgo en el medio, y Mazzanti resultaba imparable para Milton Ramos.

En 33’ Chaves ejecutó un tiro libre combado al primer palo, pero Vantomme llegó apenas para sacar al corner. Contestó San Miguel en 36’ con un buen remate de Prim que contuvo Lugo abajo. En la defensa de Atlanta sobresalió el trabajo de Guillermo Sánchez, en su mejor partido en Atlanta jugando de zaguero. Nuevamente en 38’ Mazzanti recibió solo para definir frente a Vantomme, pero enganchó, se demoró, y no pudo concretar. El resultado de 1 a 0 era claramente corto con respecto a lo que se había visto en el campo.

En la segunda etapa aflojó un poco la tarea de Atlanta. San Miguel tuvo más contacto con la pelota, aunque eso no le sirvió para acercarse con peligro a Lugo. En 10’ Chaves cruzó un zurdazo que se fue apenas desviado en el segundo palo. El peligro para Atlanta sobrevino en 14’ cuando un pique largo fue disputado entre Scarnato y Lugo, pero el arquero llegó antes. La más clara para aumentar el marcador la tuvo Atlanta en 17’ cuando un excelente centro de Mazzanti encontró a Chaves solo para definir. El zurdazo del delantero bohemio parecía meterse, pero Vantomme llegó a manotearla y salvar al corner.

Poco después, el exhausto Chaves le dejaba su lugar al reaparecido Vega. El ingresado pasó a desempeñarse como volante por izquierda, mientras Ochoa Giménez subió casi como puntero. El aporte de Vega fue interesante, ya que le dio nuevos bríos al medio campo bohemio, que ya se había moderado. Cuando iban 27’ Méndez cometió una falta a Martínez, y luego pareció agredirlo en el piso (¿algún resabio de la final entre San Miguel y Defensores Unidos del año pasado?). El árbitro Comesaña no dudó y expulsó al 6 visitante.

En 38’ Sosa reemplazó al incansable Mazzanti. El ingresado construyó enseguida una buena jugada que culminó en falta. Antes de ejecutar el tiro libre, Berscé hizo ingresar a Milton Giménez por Martínez. Sosa ejecutó la falta, la pelota dio en la barrera y encontró en el lugar justo al recién ingresado Milton, quien estaba habilitado por Paz, y con un fuerte remate fusiló a Vantomme y decretó el 2 a 0 definitivo. Solo hubo tiempo para que el propio Paz se pierda el descuento cuando se cerraba el partido. Tercera victoria consecutiva de Atlanta, que así se acerca a los punteros que van perdiendo puntos. Restan doce fechas, y habrá que ver si Atlanta puede acercarse aún más para pelear por el ascenso directo, o si debe resignarse al octogonal.

SÍNTESIS

Atlanta (2): R. Lugo; Bettini, Bianchi Arce, Guillermo Sánchez y Axel Ochoa; Monserrat, Previtali y J. Ochoa Giménez; Mazzanti (ST 38’ Sosa), A. Martínez (ST 40’ M. Giménez) y Chaves (ST 23’ Vega). DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Viain, Tecilla, L. Alvarez y Miranda.

San Miguel (0): Vantomme; Toledo, Paz, E. Méndez y M. Ramos; Núñez (ST 25’ Bartolo), Lillo y Prim; C. Ortiz (ST 31’ Villoldo); Battalini y Scarnato. DT: Fabián Zermattén. No ingresaron: Duarte, Agorreca, Inzaurraga, Jarc y Soria.

Goles: PT 3’ A.Martínez (Atl), ST 41’ M.Giménez (Atl)

Expulsado: ST 27’ E.Méndez (SM).

Amonestados: Méndez, Núñez, Ramos, Scarnato y Vantomme (SM) Mazzanti, Monserrat y A. Ochoa (Atl)

Arbitro: Lucas Comesaña.

Cancha: Atlanta.