Barracas superó claramente a un Atlanta desdibujado

Barracas Central derrotó por 3 a 1 a Atlanta en Olavarría y Luna. En el primer tiempo el local pasó por arriba a un Atlanta estático simplemente con pelotazos en los que los delanteros superaban en el mano a mano a una defensa inexpresiva. Pero solo pudo convertir un gol de los muchos que generó, y sobre el final de la etapa, Ochoa Giménez empató. Al comenzar la segunda etapa, Barracas se puso en ventaja con un penal inexistente, enseguida aumentó y aguantó los tibios intentos bohemios, algo mejorados con el ingreso de Miranda. Globalmente fue una muy pobre labor bohemia; el fervor de algunos de sus hombres no fue suficiente para compensar una débil defensa y un poco expresivo resto del equipo.

Por Carlos Stortz

Por lesión, debió salir Chaves, y Berscé optó por Pedrozo. Mantuvo el mismo resto del equipo, incluyendo a Giménez de 9 y a Martínez en el banco. Un 4-3-3 que encontraba en el oponente, Barracas, un planteo similar, pero con 3 nombres de la categoría de Víctor Gómez, Juan Martín y Sproat en la ofensiva. Y contrariamente a lo que suele pasar con Atlanta, no pudo empezar dominando. A medida que pasaban los minutos se verificaba claramente que Barracas era superior a Atlanta; cada vez que un hombre local tomaba la pelota en ofensiva hacía temer que pasaría sin dificultades a su marca. En cambio, cada vez que el esforzado Giménez se hacía del balón, tenía que chocar con varios rivales aguerridos. En 11’ se empezó a observar lo que sería la etapa. Combinación Martín-Sproat que puso con facilidad un hombre frente a Lugo para rematarlo, pero el balón dio en el travesaño y picó en la línea. La jugada siguió, y primero debió salvar Sánchez, para luego poder contener Lugo y salvar a Atlanta. No tuvo tanta suerte Atlanta en el siguiente avance, en 19’. Sproat que vuelve a recibir en el corredor del 10, para ganarle con facilidad a Bianchi Arce, y finalmente tocar abajo al costado de Lugo para abrir el marcador. Era justo, y marcaba las dificultades en la marca de la defensa bohemia.

Atlanta recién se acercó por primera vez en 23’ con un disparo desde lejos de Ochoa Giménez. El 10 era uno de los pocos que intentaba algo. Pero Barracas se mantenía firme en la suya. Desprenderse de la pelota hacia arriba, donde Sproat y Gómez podían lastimar. En 37’ Sproat volvió a superar a Bettini con toda facilidad para meter un centro atrás. Gómez remató providencialmente desviado. Y en 40’ Sproat habilitó a Bevacqua, que quedó solo frente a Lugo. El arquero se lució salvando en el mano a mano. La etapa estaba cerca de terminar 0-1, pero la diferencia en el campo a favor de Barracas era mayor que lo que decía el resultado. Sin embargo, primero en 44’ Bettini metió un centro para la entrada de Axel Ochoa, que fue cuerpeado cuando entraba a cabecear. Nada. Y en seguida, Mazzanti (en una de sus pocas oportunidades) escapó muy bien por derecha y puso un centro impecable que Ochoa Giménez, muy cerca de la valla, cabeceó esquinado y bajo para poner el 1 a 1. Era injusto, pero le abría las puertas a Atlanta.

No cambiaba el esquema en la segunda etapa. Pero en la primera jugada, a los 2’ Bianchi Arce salió a cruzar a un delantero, y la pelota pegó en su pecho. Insolitamente, Lupani dio penal para el local. Bianchi Arce enloqueció en la protesta, pero fue inútil: Juan Martín, con un disparo alto y esquinado, puso el 2 a 1. Y los errores defensivos bohemios seguirían pesando: en un contragolpe, Víctor Gómez le ganó con facilidad en velocidad a la zaga central bohemia, enfrentó a Lugo y lo derrotó levantando la pelota por encima con categoría. 3 a 1. Berscé intentó con el ingreso de Miranda por Monserrat, y lo cierto es que queda la impresión que el ex Fénix no debería faltar. Sin deslumbrar, el aporte de fútbol que realiza es superior al de la mayoría de sus compañeros. Justamente en 21’ Miranda probó con un remate que contuvo Gómez. Barracas empezó a sacar a sus delanteros y a poblar el campo con volantes para retener un poco más la pelota. Atlanta mejoró un poco, especialmente cuando tras la salida de Pedrozo, Ochoa Giménez pasó a jugar como puntero izquierdo.

En 29’ un tiro libre ejecutado por Miranda terminó con un centro llovido de Sánchez desde la derecha, que nadie pudo concretar en el medio. Y en 30’ Giménez le ganó una pelota a Gómez y remató desde posición esquinada. La pelota se movió por la raya y pegó en el poste sin ingresar. Era la última oportunidad de Atlanta para acercarse. Todavía en 33’ Salvatierra se perdió el cuarto. Y Bianchi Arce, que había quedado muy afectado por el penal sancionado y la consiguiente amarilla, fue fuerte dos veces seguidas, y vio la roja, esta vez con justicia. En 47’ hubo tiempo para que Mazzanti salve el arco bohemio ante la carga de Bontempo. Barracas ganó con justicia, deja a Atlanta en la octava posición, y con dudas de si podrá mantener las posiciones de reducido. Lo de Atlanta fue pobre, demasiado pobre para un equipo con aspiraciones.

SÍNTESIS

Barracas Central (3): Agustín Gómez; M.Rodríguez, León, Minici y F.González; Mandarino, Arce y Bevacqua; Víctor Gómez (ST 18’ Viegas), J.Martín (ST 38’ Bontempo) y Sproat (ST 24’ Salvatierra). DT: Alejandro Nanía. No ingresaron: Piatta, Seccafien, Tapia y Galeano.

 

Atlanta (1): Lugo; Bettini (ST 33’ A.Martínez), Bianchi Arce, G.Sánchez y Axel Ochoa; Monserrat (ST 15’ Miranda), G.Vega y Ochoa Giménez; Mazzanti, M.Giménez y Pedrozo (ST 27’ L.Alvarez). DT: Francisco Berscé. No ingresaron: I.Viain, Tecilla, Seijas y Sosa.

 

Goles: PT 19’ Sproat (BC), 45’ Ochoa Giménez (Atl, de cabeza). ST 4’ J.Martín (BC,de penal), 8’ Víctor Gómez (BC).

Expulsado: ST 44’ Bianchi Arce (Atl).

Amonestados: V.Gómez, A.Gómez y Bevacqua (BC). Bianchi Arce (Atl).

Juez: Ignacio Lupani

Cancha: Barracas Central

Foto: Juan Ignacio Calcagno.