Atlanta y un triunfo en suspenso

Atlanta ganaba 2 a 1 en la Isla Maciel y faltaban 4 minutos, cuando el árbitro suspendió el partido porque los hinchas arrojaban proyectiles a la cancha. Ahora el Tribunal deberá decidir si le da por ganado el partido a Atlanta, o si hace jugar el tiempo restante a puertas cerradas. El encuentro fue muy pobre, frente a un San Telmo de bajo nivel, pero Atlanta mostró dificultades para superarlo, y solo pudo hacerlo al final con un fortuito tiro libre muy bien ejecutado por Braian Miranda. Se cierra así el año con un nuevo suspendido.

Por Carlos Stortz

La suspensión de Bianchi Arce y la fiebre de Axel Ochoa forzaron al cambio de la dupla central: Gogna y Tecilla fueron los elegidos. Además, Nakache y Milton Giménez dejaron su lugar a Monserrat y Adrián Martínez. De ese modo, Atlanta empezó jugando algo parecido a un 4-3-2-1, con Monserrat y Miranda más adelantados que el resto de los volantes. A los 4’ una jugada mostró lo accidentado e imprevisible que se haría el juego: Previtali habilitó bien a Miranda, quien tiró un centro que rebotó en Hertel y sorprendió a Lungarzo. Adrián Martínez tomó el rebote suavemente, y el arquero, estirándose, logró salvar su valla.

Poco a poco San Telmo comenzó a mostrarse más peligroso, especialmente por las distracciones defensivas de Atlanta. Un centro de Ruano en 14’ fue contenido con Lugo cuando Segundo entraba con peligro. Pero la cancha estaba en mal estado, costaba manejar la pelota, y el desorden primaba sobre el juego. En 19’ Alvarez recibió un cabezazo que lo dejó knock-out. Debió ser reemplazado, y Berscé optó por Chaves. A partir de allí, Atlanta se rearmó con tres delanteros: Chaves por derecha, Martínez por el centro y Miranda por izquierda, mientras Monserrat retrocedía a la posición de 8. Por momentos, Ochoa Giménez se tiraba más atrás, y dejaba a Previtali manejando más la pelota. Pero la defensa de Atlanta no respondía.

Un descuido imperdonable en 32’ dejó a Segundo solo para fusilar a Lugo, pero el arquero logró desviar el tiro alto hacia el córner. Y cuando nada lo hacía presumir, en 35’ Ochoa Giménez levantó con maestría la pelota para el ingreso de Adrián Martínez, y el 9 no falló: tocó de zurda por encima del arquero que se tiraba a sus pies, y puso el 1 a 0.

Poco le duró a Atlanta. Tecilla rechazó corto de cabeza, Melillo la tomó en el área, sorteó a varios de los defensores que no atinaron a tocarlo, y finalmente puso el centro corto para el cómodo ingreso de Abad que definió con facilidad en el área chica. Atlanta tuvo su oportunidad de volver a ponerse en ventaja. Lateral de Sánchez, un par de rebotes, y la habilitación a Chaves que le pegó un fuerte zurdazo, pero Lungarzo salvó. Con el 1 a 1 se cerró la primera etapa. Era justo. En el descuento, Lugo quedó tendido por un proyectil arrojado desde la tribuna. El arquero se repuso, y el partido continuó.

Para la segunda etapa debió salir Buzzi en el local. El 5 también había recibido un cabezazo de su propio compañero. Y ya el partido se planteó distinto. Atlanta con la pelota, intentando acercarse a Lungarzo, y San Telmo de contra, aprovechando los quedos defensivos bohemios. En 5’ una de esas contras obligó al esfuerzo de Monserrat para salvar a su equipo. En 7’ Ochoa Giménez perdió una pelota en ataque, y también se generó una contra con gran peligro para Lugo.

Daba la impresión de que Atlanta tenía más la pelota, pero San Telmo estaba más cerca. Sin embargo, Berscé acertó con un cambio: ingresó Milton Giménez por Monserrat, y con ese ingreso, ya hubo quien bajara la pelota para Martínez. Lo tuvo Gogna en 27’ tras un corner, pero le pegó desviado; lo tuvo Martínez en 30’ tras un buen centro de Bettini, pero terminó rematando al cuerpo del arquero. Atlanta tenía más la pelota, y ya no sufría tantas contras.

El línea que cuidaba el lado más cercano al Río de la Plata empezó a sufrir los ataques de la tribuna local, a su espalda. El árbitro paró el partido, pidió a la Policía que cuidara ese sector, y avisó que el partido no continuaría si había nuevas agresiones. Iban 35’ Miranda intentó filtrarse por izquierda y fue frenado con falta. El propio Miranda, desde posición esquinada ejecutó el tiro libre al primer palo, y Lungarzo solo pudo manotearla adentro. Atlanta ganaba.

Cuando iban 39’ Miranda se acalambró, y Berscé decidió que lo reemplazara Imanol Castro. Cuando el joven defensor bohemio ingresaba, y Miranda salía lesionado por el costado cayó un balde desde la tribuna, y el árbitro no dudó. Final. Los jugadores de Atlanta fueron raudamente al vestuario, mientras los de San Telmo buscaban torcer la decisión de suspenderlo. Ahora quedará en manos del Tribunal de Disciplina. Faltaban 4 minutos más el descuento. Hubo ya casos similares que se dieron por terminados, cuando el equipo agresor iba perdiendo. Pero la decisión seguramente llegará ya empezado el 2018. Atlanta no jugó bien, pero ganó los primeros 85’. Y dado lo pobre del equipo local, especialmente en defensa, el resultado es justo.

SÍNTESIS

San Telmo (1): Lungarzo; Scassera, Niz, Hertel y Wagner; Ruano, Buzzi (ST Ronconi), D’Angelo (ST 11’ Mateos) y Melillo; Abad (ST 31’ B. Benítez) y Segundo. DT: Gustavo Noto. No ingresaron: Cordero, Callegari Torre, Mato y Acevedo.

Atlanta (2): Lugo; Bettini, Gogna, Tecilla y G. Sánchez; L. Alvarez (PT 19’ Chaves), Previtali y Ochoa Giménez; Miranda (ST 40’ I. Castro) y  Monserrat (ST 19’ M. Giménez); A. Martínez. DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Brambatti, A. Ochoa, Nakache y Oyola.

Goles: PT 35’ A. Martínez (Atl), 37’ Abad (ST). ST 36’ Miranda (Atl, de tiro libre).

Detalle: El cotejo fue suspendido a los 41’ del ST por los proyectiles reiteradamente arrojados desde la tribuna popular.

Amonestado: Chaves (Atlanta).

Juez: Lucas Di Bastiano.

Cancha: San Telmo.

Foto: Manicomio Bohemio.