Atlanta y un triunfo que no es poco

Atlanta derrotó por la mínima a Fénix en un partido que marcó el debut de Guillermo Duró como técnico. El partido fue pobre, Atlanta generó poco fútbol, y salvó su valla gracias a la gran actuación de Agustín Gómez, finalmente la figura de la cancha. En la segunda etapa, tras la conversión de Leo Ramos con un penal, Atlanta se asentó, el Gurí García tomó la manija, y Fénix no pudo acercarse con peligro. El triunfo es importante porque le permite a Atlanta quedar tercero en soledad, y afianzar a un DT que recién debuta.

Por Carlos Stortz

Entre partidos pasaron demasiadas cosas. Un DT que fue removido tras las últimas fallidas actuaciones, una agresión a los jugadores no aclarada del todo, que terminó con Ezequiel Rodríguez (el mejor jugador de Atlanta hasta el momento) pidiendo la libertad de acción. Y la asunción de Guillermo Duró como DT bohemio. Y el DT no alteró mucho el equipo, aunque manteniendo su idea del 4-4-2. Gogna como improvisado lateral derecho, la vuelta de Sánchez en el izquierdo, un medio con García-Seijas-Guerra-Peralta en el que Seijas quedaba de cinco más retrasado, y finalmente la dupla Pons-Ramos para punzar arriba. El equipo de Fénix antepuso a eso un clásico 4-2-3-1, donde Giménez actuaba como única pieza de ataque, y tenía el apoyop de Miranda por derecha, Garro por el medio y Badell, el mejor de la visita, por la izquierda. De entrada se vio que Atlanta no encontraba la manera de salir jugando. Esa función le quedó a Federico Guerra, un jugador muy voluntarioso y dedicado en la marca, pero con algunas dificultades para ser el que transporta la pelota y arma las jugadas. Por momentos era Fénix el que mejor manejaba el medio campo, e incluso el que más llegaba. En 7’ tras un tiro libre, Miranda remató al arco, pero le salió desviado. En 13’ la tuvo clara la visita con un disparo de Giménez que Gómez desvió brillantemente al córner. Poco a poco Atlanta fue mejorando. Duró decidió cambiar de lugar a los dos exteriores. Peralta se vino a la derecha, mientras García pasó a la izquierda. Justamente en 18’ un centro del Gurí no pudo ser bien cabeceado por Peralta del otro lado. Y Atlanta siguió acercándose más. En 24’ tuvo una muy clara cuando Ramos quedó de cara al arquero Francese, quien rechazó. El rebote fue tomado por Luciano Pons quien perdió la oportunidad al rematar desviado. Casi enseguida, Peralta remató de afuera y salvó Francese. Atlanta había equilibrado las acciones, pero seguía dejando dudas en defensa, especialmente por los dos costados. En 33’ Badell remató de afuera, y Gómez volvió a lucirse. En 34’ Guerra perdió en el medio, hubo una doble pared de los delanteros visitantes, y Gómez debió arrojarse al mano a mano con Garro para salvar y sacar chapa de figura. Atlanta lo volvió a tener a los 42’ en una pelota parada: buen tiro libre de Peralta que casi se le cuela a Francese. Y en 44’, para coronar el primer tiempo de Gómez, nuevamente el “uno” debió embarrarse ante la carga firme de Badell por el medio. Un primer tiempo que había sido parejo en lo futbolístico, pero en el cual las ocasiones de gol de la visita habían sido más claras.

Fénix realizó un cambió: el ingreso de Almeida por Bottari. Y justamente cuando solo iban 4’ García se internó al área por izquierda, superó a Ruiz y pareció ser tocado por Almeida, cayendo espectacularmente. El árbitro marcó el penal, protestado por los defensores de Fénix. Leo Ramos lo cambió por gol con un fuerte disparo alto. A partir de allí Atlanta pasó a manejar mejor las acciones. El Gurí García se volvió una pieza importante en el manejo de la pelota, mejoró Seijas (que había tenido un flojo primer tiempo), y la defensa se asentó. Es así que el tiempo fue transcurriendo sin que ninguno de los dos generara grandes situaciones de peligro. Duró intentó algunos cambios, entre ellos el ingreso de Tolosa por derecha. Y justamente el ingresado tuvo una de las más claras en 34’ al quedar solo frente a Francese tras un centro de Sánchez, pero ensayó un cabezazo débil fácilmente contenido por el arquero. El partido se fue extinguiendo, y casi se paralizan los corazones cuando en el último minuto de descuento Giménez se arrojó en palomita en soledad. No solo Gómez contuvo, sino que además el línea levantó la bandera indicando off-side. Así se extinguió el partido, con algunos aplausos, y la impresión viva que el juego debe mejorar para que Atlanta pueda seguir en la pelea por alguno de los dos ascensos.

SINTESIS

Atlanta (1): A.Gómez; Gogna, Alonso, Otermín y G.Sánchez; D.García, Seijas, Guerra y Peralta (ST 30’ Tolosa); Pons (ST 20’ Dorregaray) y L.Ramos (ST 40’ Altobelli). DT: Guillermo Duró. No ingresaron: Brambatti, Molina, Barría y Cequeira.

Fénix (0): Francese; Ruiz, Cherro, J.Rodríguez y Ramírez Agudelo; Bottari (ST Almeida) y Gianunzio; Miranda (ST 36’ Fariña), Garro (ST 27’ Schinea) y Badell; M.Giménez. DT: Atilio Svampa. No ingresaron: Pérez, Cabrera, Sosa y Gaggino.

Gol: ST 5’ L.Ramos (de penal)

Amonestados: Ruiz y Schinea (Fénix)

Arbitro: Gastón Iglesias.

Cancha: Atlanta.

Foto: Manicomio Bohemio.