Atlanta pudo destrabarlo, ganarle a Chicago y recuperar la punta

Atlanta derrotó por 2 a 0 a Nueva Chicago en un partido en el que empezó con todo, pero que después se le hizo cuesta arriba, con dificultades para llegar. Tres expulsiones juntas (dos de Chicago, una de Atlanta) desarmaron el partido y así Atlanta pudo abrir el marcador vía Mazzantti, y luego aumentar a través de Oyola para concretar el triunfo. Joaquín Ochoa Giménez participó activamente en ambos goles y fue la figura de Atlanta. Atlanta superó la línea del Estudiantes porteño y espera el desenlace del de Río Cuarto este lunes para ver si puede conservar la punta.

Por Carlos Stortz

Fotos: Federico Imas

Fabián Lisa mantuvo el equipo que había sido derrotado en Río Cuarto tras jugar un gran partido. Debía enfrentar a un Chicago que había perdido su técnico, iba último y tenía disputas internas difíciles de resolver. Y los primeros minutos mostraron claramente la diferencia de panorama que tenía cada uno de los equipos.

Atlanta empezó monopolizando la pelota, atacando con la suma de Molina, Mazzanti y Valdez Chamorro por derecha, o de los dos Ochoa y Pedrozo por izquierda. La defensa visitante vacilaba, y parecía que el gol local llegaría en cualquier momento.

En 7’, Mazzantti le ganó a su marcador y puso un centro cerrado que Minaglia alcanzó a manotear. Chicago solo atinaba a hacer tiempo e intentar salir. Pero poco a poco Atlanta comenzó a desdibujarse y Chicago a asentarse. Ya Mazzantti empezó a tener a Lorenzo respirándole en la nuca, Valdez Chamorro a equivocarse, y Atlanta pasó a tener menos oportunidades de acercarse a Minaglia. Al mismo tiempo, los visitantes aprovechaban las continuas subidas de Ochoa para ocupar ese lugar y acercarse a Rago.

En 18’ Melo tuvo una buena oportunidad entrando al área, pero un Alan Pérez muy oportuno salvó a Atlanta. Nuevamente en 28’, tras una mala cesión en defensa, Melo pateó al arco ante un Rago que volvía y se cayó, pero alcanzó a manotear para salvar milagrosamente a Atlanta. Los jugadores bohemios se quejaron ante el árbitro porque aparentemente la pelota fue aprovechada por un jugador visitante que estaba fuera del campo, y autorizado a ingresar en medio de la jugada.

En 34’ hubo una jugada que despertó dudas: Mazzantti escapó y realizó un excelente centro que encontró a Ochoa Giménez, y tras el rebote convirtió López; el árbitro asistente indicó off-side del 10 bohemio, que de acuerdo a lo que demostró la televisión estaba habilitado.

En 39’ Arnaldo González disparó de afuera, y Rago logró sacar al corner. Ya terminada la etapa, en un tumulto se trenzaron algunos jugadores, y uno por cada equipo fue amonestado. Se cerraba una etapa en la que Atlanta había empezado mejor, pero cayó luego y Chicago emparejó.

Nada pareció revertirse al comenzar la segunda etapa. Atlanta seguía dificultado en sus intentos de progresar en ataque, salvo en una jugada al minuto en la que Pedrozo ejecutó un buen centro que Mazzantti no pudo concretar. Poco a poco Chicago fue bajando sus pretensiones, y cedió la pelota a Atlanta.

En 12’ López alcanzó a cabecear, pero Minaglia salvó; en 14’ Molina tomó un buen disparo tras un rebote, pero el arquero volvió a lucirse salvando al corner. Por ese entonces, la demora del arquero visitante se hizo tan escandalosa que terminó siendo amonestado.

Cuando iban 22’ López ingresó por el medio y Mater lo recibió con una tremenda pierna arriba. El árbitro no dudó en sacarle la roja directa; pero la jugada siguió, algún jugador de Chicago se enojó con Ochoa porque trabó y se armó un nuevo tumulto en el que Arnaldo González vio también la roja. Tras tres minutos de forcejeos y discusiones, el árbitro también echó a Previtali a instancias del línea. Hubo tiempo también para que González, al retirarse de la cancha, hiciera gestos antisemitas a los plateístas que luego recibirían una fuerte condena.

Nueve contra diez y a retomar; Lisa decidió el ingreso de Oyola por Pedrozo; tiró a Valdez Chamorro de 5 y a Ochoa Giménez por derecha. Pero la matriz de armado del visitante se había perdido; fue así que en 30’ el cambio le dio frutos a Lisa. Ochoa Giménez tocó para Oyola, que esperó y se la devolvió a Ochoa Giménez entrando en diagonal hacia la izquierda. El 10 remató al arco cruzado y Minaglia la sacó dando rebote, para que Mazzantti entrando por derecha la empujara cómodamente a la red.

Enseguida, Lisa paró a Presedo en el lugar de Valdez Chamorro y Chicago intentó con ingreso del aplaudido Horacio Martínez. En 36’ Oyola encabezó una contra, pero intentó un remate que salió apenas desviado en vez de ceder para Mazzantti que entraba solo. Y en 43’ una nueva contra fue encabezada por Ochoa Giménez por derecha, recibiendo todavía en su campo. Avanzó con campo libre y, ante la salida del arquero, abrió hacia la izquierda donde entraba (detrás de la línea de la pelota) el Pony Oyola, que con el arco vacío puso con su zurdazo el 2 a 0.

Los 6 minutos de descuento solo sirvieron para que Marinucci primero y López después se perdieran sendas ampliaciones del marcador. Ya Chicago estaba entregado; sigue peleando con Mitre en las posiciones de descenso. Atlanta logró un triunfo importante y con eso recuperó la punta, al menos hasta que Estudiantes de Río Cuarto juegue este lunes en Caballito. La fe está intacta.

SÍNTESIS

Atlanta (2): Rago; Molina, Alan Pérez, Tecilla y Axel Ochoa; Valdez Chamorro (ST 31’ Presedo), Previtali y Ochoa Giménez; Mazzantti (ST 42’ Marinucci), Luis López y Pedrozo (ST 27’ Oyola). DT: Fabián Lisa. No ingresaron: Ferrero, Perales, Talpone y Donato.

Nueva Chicago (0): Minaglia; Vivas, Maldonado, Tapia y Lorenzo; Máter, Miceli, Arnaldo González y Cosi (ST 15’ Araujo); Melo (ST 33’ Horacio Martínez) y Asenjo (ST 34’ Castrillón). DT: Ezequiel Giaccaglia. No ingresaron: Bottini, Viglino, Lucas López y Viola.

Goles: ST 30’ Mazzantti (A), 43’ Oyola (A).

Expulsados: ST 22’ Máter (NCh) y Arnaldo González (NCh); 24’ Previtali (A).

Amonestados: Vivas, Minaglia y Miceli (NCh). Valdez Chamorro y Luis López (A)

Árbitro: Gastón Suárez.

Cancha: Atlanta.