Un Atlanta con pocas ideas se fue derrotado de Caseros

El local Estudiantes derrotó por 1 a 0 a Atlanta, con lo que la chance del bohemio de ir por el título se empieza a esfumar. En el primer tiempo, Estudiantes cedió la pelota a Atlanta, que la manejó con criterio pero poca profundidad. El local tuvo las mejores chances, al menos tres claras generalmente por la superioridad impuesta por su figura, Ruiz Gómez. En la segunda etapa declinó el manejo bohemio, los cambios no ayudaron, y Estudiantes llegó a la victoria tras un desacople defensivo bohemio. Luego, Atlanta se quedó sin combustible para buscar el empate.

Por Carlos Stortz

 

Las cinco amarillas de Monserrat obligaron a un cambio. En este caso fue el ingreso de Gaspar Vega. Pero el cambio implicó también un movimiento táctico: Vega pasó a pararse junto a los dos centrales, mientras Previtali y Ochoa Giménez se ubicaban más adelante. El técnico Kopriva paró del otro lado un 4-4-1-1, y decidió ceder la pelota a Atlanta. A sabiendas que el equipo bohemio se encuentra más cómodo cuando no lo presionan, le metió marca y hasta se olvidó de la pelota. Pero Atlanta tenía dificultades para salir jugando. Bianchi Arce terminaba reposando en Lugo, y el pelotazo largo tenía dificultades para ser preciso, o los intentos de los laterales o de Vega por adelantarse en el campo eran poco claros. Mazzanti se tornaba peligroso cuando la tomaba por la punta, aunque sus intentos se diluían al acercarse al área.

Lo más claro de Atlanta en el manejo del balón era Ochoa Giménez, quien en 18’ generó la más clara al habilitar a Martínez, pero el 9 no pudo definir bien, y el arquero le tapó el remate. Lo de Martínez era meritorio, peleando en soledad, pero aún así las llegadas eran contadas. Y poco a poco se empezó a notar que a Axel Ochoa le ganaban la espalda, y así el veloz Ruiz Gómez encontraba espacios. En 30’ un mal pase para atrás habilitó al 7 local, que enfrentó a Lugo y tocó fuerte y alto, por encima del travesaño. Tres minutos después el 7 volvió a irse por su punta, pero esta vez tocó con un centro bajo, que Jaime no pudo conectar en el medio, pero Altamirano sí por la izquierda. Su remate se fue apenas desviado. Y en 40’ Sayavedra se escapó por la izquierda y puso un centro que Altamirano alcanzó a cabecear, aunque por encima. El local había tenido tres muy claras, aún sin manejar la pelota. Atlanta modificó la táctica en algunos momentos retrasando a Previtali y adelantando a Vega, pero eso no cambió el panorama: Atlanta con la pelota, Estudiantes con las posibilidades de gol. Eso podía configurar que el empate al cabo de la primera etapa era justo.

Para la segunda etapa, Atlanta volvió a caer en la desorientación propia de estos tiempos. Ya el medio dejó de manejar la pelota, y solo le quedaba la firmeza de la dupla central para no verse afectado. En 13’, Berscé intentó con el ingreso de Miranda por un sentido Previtali. De entrada, se retrasó un tanto Ochoa Giménez, mientras Miranda intentaba manejar toda pelota que corría por el medio. Pero el volante ex Fénix estaba muy impreciso con la pelota, y careció de ideas para acercarse. Para colmo en 16’, en una jugada que parecía intrascendente, Ruiz Gómez puso un centro bajo al primer palo desde la derecha, y Jaime alcanzó a tocar, sorprendiendo a Bianchi Arce que lo marcaba, y a Lugo que debía cubrir el primer palo. El toque significó el único gol del partido.

El gol en contra golpeó a Atlanta, que solo quedó con el fervor de Guillermo Sánchez para ganar y subir. Justamente el 6 puso en 22’ un pase perfecto para Martínez, pero el 9 no pudo acomodarse bien, y terminaron sacándola al corner. Un minuto después Chaves dejaba su lugar a un Sosa que tampoco fue solución. Mazzanti casi no tuvo contacto con la pelota en toda la etapa. Poco después, Berscé cambio 9 por 9, al hacer ingresar a Milton Giménez. En 29’ casi Estudiantes llega al segundo con una corrida espectacular de Ruiz Gómez por izquierda, que culminó con su remate desviado. En 30’ contestó Atlanta con un buen centro de Axel Ochoa que alcanzó a conectar Ochoa Giménez, aunque con poca precisión. También en 35’ Jaime probó de afuera, fácil para Lugo. Enseguida, Altamirano fue fuerte sobre Miranda, y el árbitro decidió su expulsión, quizá algo exagerada.

Estudiantes se replegó, pero Atlanta no encontró el camino del empate. Tuvo eso sí, una muy clara. Miranda que remató bien de lejos, Pucheta desvió el remate, y Bettini cargó para tomar el rebote pero no pudo hacerlo en forma clara, y el arquero desvió nuevamente al corner. Los 5 minutos de descuento no alcanzaron para que Atlanta pudiera reaccionar. Estos resultados dejan a Platense y a Estudiantes alejados del resto, muy posiblemente para que entre ambos se dirima el campeón. Para Atlanta, queda la posibilidad de mantener la posición y pelear por el otro ascenso en el octogonal.

SÍNTESIS

Estudiantes (1): Pucheta; F. Pérez, Tovo, Suso y L. González; Ruiz Gómez (ST 45’ Garay), Fara, E. Ibáñez y Sayavedra; Jaime (ST 39’ Minutillo); Altamirano, DT: Juan C. Kopriva. No ingresaron: Meza, A. García, J. M. Torres, Rosso y Figueroa.

 

Atlanta (0): Lugo; Bettini, Bianchi Arce, G. Sánchez y Axel Ochoa; Vega; Previtali (ST 13’ Miranda) y Ochoa Giménez; Mazzanti, A. Martínez (ST 27’ M. Giménez) y Chaves (ST 23’ Sosa). DT: Francisco Berscé. No ingresaron: Viain, Tecilla, L. Álvarez y Pedrozo.

 

Gol: ST 16’ Jaime (Est).

Expulsado: ST 35’ Altamirano (Est).

Amonestados: Suso (Est); M. Giménez (Atl).

Juez: Paulo Vigliano.

Cancha: Estudiantes.

Foto: Juan Ignacio Calcagno.