Atlanta goleó de contra y recuperó el tercer puesto

En el partido postergado frente a la UAI Urquiza, Atlanta se impuso por 3 a 0, en un choque en que la visita supo manejar la pelota en el medio, pero no pudo sobreponerse a una suma de errores provenientes justamente de querer jugar de abajo, y así se fue goleado de Villa Crespo. Hubo varias actuaciones individuales buenas (Tecilla, Pérez, Enrique, Previtali), pero Colombini, que ingresó en el segundo tiempo y definió el partido, fue la figura. Con el triunfo, Atlanta recuperó el tercer puesto que ocupaba al cerrarse 2018.

Por Carlos Stortz

Volvió a sorprender Alejandro Orfila, al romper otra vez con el lema de que “equipo que gana, no se toca”. El uruguayo realizó 4 cambios, algunos sorprendentes: ingresaron Previtali por Seijas, Colitto por Ochoa Giménez, Mazzanti por Miranda y Pedrozo por Colombini. Un 4-3-3 en los papeles, que en la práctica no fue tal: Pedrozo jugó casi todo el partido como carrilero por izquierda, mientras Colitto actuaba como enganche.

El comienzo fue parejo. Si bien Atlanta intentaba ser protagonista, el equipo de Villa Lynch mostraba un buen manejo en el medio, con la distribución de Cozzoni, muy cerca de Battigeli, mientras por las puntas Luna y Patricio Rodríguez intentaban causar zozobra en la extrema línea defensiva bohemia. Por el lado de Atlanta, las combinaciones Molina-Enrique-Mazzanti eran lo más interesante, así como del otro lado Ochoa-Colitto-Pedrozo. Sin embargo, casi no había llegadas de peligro a los arcos.

Y en la primera que tuvo Atlanta, abrió el marcador: en 18’ Manuel López perdió la pelota infantilmente con Enrique, quien tocó rápidamente para Mazzanti. El 7 la tomó en medio campo y empezó a llevarla con el rival desarmado, para poner finalmente un buen cruce para Martínez, ubicado como puntero derecho. El centro del 9 no encontró a Mazzanti, que entraba, pero sí a Colitto a su izquierda, que desvió la pelota y puso el 1 a 0.

Poco después Molina dio muestras de un tirón, y dejó su lugar a Cherro (Alan Pérez pasó de lateral derecho). UAI empezó a tener más contacto con la pelota; cambió a los carrileros de lado, y Patricio Rodríguez se volvió una pesadilla para Ochoa. Sin embargo, sus centros terminaban cómodamente despejados por los defensores, o en las manos de Rago.

Atlanta volvió a llegar con peligro una vez más, en el cierre del primer tiempo, cuando Mazzanti empalmó solo un centro, pero su remate salió débil y fue bien contenido por Pietrobono. La etapa culminó con un 1 a 0 ajustado, donde UAI Urquiza había demostrado mejor juego que los anteriores rivales (All Boys y Fénix).

Para la segunda etapa, la visita salió con todo. En los primeros 10 minutos debe haber tenido el 90% de la posesión. Atlanta se abroqueló atrás, y no daba muestras de poder salir. Sin embargo, el visitante no logró llegar con peligro a Rago. Orfila decidió el ingreso de Colombini por Mazzanti, armando ahora sí un claro 4-4-2, con Colitto cerrándose de doble cinco y Pedrozo mantenido como carrilero por izquierda.

Bassedas se jugó a un cambio extraño: sacó a su único centrodelantero y puso un volante más, para intentar seguir jugando por abajo. Y eso le resultó trágico a la visita, porque los contragolpes para Atlanta comenzaron a hacerse más y más peligrosos, especialmente por el oportunismo de Colombini. Justamente a los 18’ Colombini logró romper con la defensa y enfrentar a Pietrobono, eludiéndolo en posición incómoda. Martínez recibió al medio pero no pudo definir. Y en 23’ una nueva contra generada tras un ataque visitante lo comandó Previtali con Enrique, y después llegó el pase medido del 8 para un Colombini habilitado por Chao en la izquierda. El ex Almirante avanzó, enfrentó al arquero, amagó, y tocó con derecha acomodándola junto al primer palo para poner el 2 a 0.

Bassedas se decidió ahí sí por dos cambios en los que volvía a poner un 9, pero los errores defensivos lo hacían muy vulnerable. En 31’, tras un corner a favor de UAI Urquiza, Atlanta armó una contra con 4 hombres contra 1 local. La combinación Colombini-Enrique culminó con una espectacular salvada de Pietrobono. Orfila reforzó el 4-4-2 con un Seijas que en pocos minutos tuvo un alto protagonismo, tocando con Pedrozo, Ochoa, Previtali y Martínez. Cabe destacar que Ochoa, que se había visto complicado en la primera etapa, mejoró mucho en la segunda, y no pasó sobresaltos. También es de destacar el ida y vuelta de Pedrozo, con no mucho fútbol, pero sí con mucho fervor y esfuerzo.

En 38’ UAI tuvo la oportunidad del descuento con un descuidado Patricio Rodríguez que cabeceó mal, estando solo. El partido se moría con el 2 a 0, pero en el último minuto de descuento un nuevo error defensivo visitante le regaló la pelota a Colombini a 40 metros del arco. El de Salto se la llevó, enfrentó a Pietrobono, y tocó por encima de su cuerpo con la zurda para poner el 3 a 0 y la algarabía de los hinchas bohemios que festejaban la recuperación del tercer puesto, alcanzando a Riestra y aventajando al quinto Acassuso por 5 puntos. Restan 7 fechas, y cada triunfo se vuelve clave en la lucha por ascender.

SÍNTESIS

Atlanta (3): Rago; Molina (PT 29’ Cherro), Alan Pérez, Tecilla y Axel Ochoa; Enrique, Previtali y Pedrozo; Colitto (ST 33’ Seijas); Mazzanti (ST 9’ Colombini) y Horacio Martínez. DT: Alejandro Orfila. No ingresaron: Ferrero, Ochoa Giménez, Oyola y Miranda.

UAI Urquiza (0): Pietrobono; Di Fulvio, Baglivo, Buongiorno y Chao; Luna, Battigeli (ST 26’ Guerreiro), Cozzoni y P. Rodríguez; J. Rodríguez (ST 26’ Barrionuevo) y M. López (ST 11’ Gaona). DT: Christian Bassedas. No ingresaron: Yordan, Ríos, J.M.Fernández y Seijo.

Goles: PT 18’ Colitto (A). ST 23’ y 48′ Colombini (A).

Amonestados: Previtali y Pedrozo (A); Barrionuevo (UAI).

Arbitro: Gonzalo Beloso.

Cancha: Atlanta.

Foto: Diego Sirio.